Últimos temas
» Estoy de vuelta!
Mar Mar 28, 2017 6:27 pm por Peter Pan

» >.< Hola..??
Sáb Dic 24, 2016 5:02 am por Kristoff Bjormann

» Parodias y fotos chistosas
Miér Mar 16, 2016 9:26 am por Pequeño Pony

» Besarias al de arriba.
Miér Mar 16, 2016 9:22 am por Pequeño Pony

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Sáb Feb 13, 2016 1:01 pm por Peter Pan

» Pasos delicados sobre madera bruta (Balbina + otros users)
Lun Ene 25, 2016 9:27 am por Babette

» Who's afraid of the big bad wolf? +18
Jue Ene 14, 2016 7:55 pm por Red

» Rain storming (una sugerenciazote)
Miér Ene 13, 2016 8:34 pm por Pequeño Pony

» La Pluma y la Ficción: Más promoción para tu foro
Lun Ene 11, 2016 8:27 pm por Invitado

» Superheroes World {Afiliación Elite}
Sáb Dic 26, 2015 8:02 pm por Invitado

afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 06 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Curiosidades de la Literatura

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Jue Jul 29, 2010 3:12 pm

Versión Original de: La Bella Durmiente · Blanca Nieves y los Siete Enanos · Cenicienta · La Sirenita · La Bella y la Bestia · Caperucita Roja
Versión Alternativa de: Relato desconocido sobre Caperucita Roja y El Lobo

Bueno, encontré este texto, largo, pero interesantísimo para cuando tengan tiempo:
ESOTERISMO DE LOS CUENTOS DE HADAS (T. Hormaechea) spellbook

Tras la aparente inocencia de los populares cuentos de hadas se oculta una simbología que trasciende la mera linealidad de la narración. Casi todos ellos suponen pruebas iniciáticas para el o la protagonista, que debe superar los obstáculos más difíciles con el fin de alcanzar su culminación espiritual. 'Blancanieves' bajo el signo del siete o 'La Bella Durmiente' bajo el doce, son ejemplos del mágico simbolismo que esconden los cuentos.

El hombre, orgulloso de sus logros tecnológicos, ha espantado al mundo de los elementos, arrinconándolo contra las cuerdas de un duro psicologismo y venciéndolo sin remedio. Sin embargo, a poco que nos descuidemos, los cuentos reaparecen, a veces enmascarados, otras, a cara descubierta.

¿Qué yace oculto en la intimidad de esos cuentos en apariencia tan inocentes, tan infantiles? ¿Qué sucedería si realmente fuéramos capaces de erradicar de nuestra mentalidad, invadida por el ordenador, los aleteos de unas hadas benéficas o los gruñidos amenazadores del ogro simbólico?

Extrañará el hecho de que hasta hace algún tiempo los cuentos de hadas se contaran no solamente a los niños sino también a los adultos. Por las noches, cuando aún no se enseñoreaba de ellas la televisión, niños y adultos se reunían y los cuentos de hadas pasaban de boca en boca para encanto de todos. Porque los cuentos llevan en sí todos los elementos del mito y la tradición que los hacen increíblemente fascinantes. En un hermoso artículo sobre la tradición, Antonio Medrano la compara a un hilo de oro que recorre, enriqueciéndolos, los diferentes momentos de nuestras vidas.

Es hora de que comencemos a preguntarnos por qué el mito del superhombre, por ejemplo, que ha cubierto con una máscara su faz de Hércules para convertirse en Superman, sigue planeando sobre nuestros momentos de ocio. A poco que indaguemos sobre la razón de la persistencia de todos estos arquetipos invencibles, hallaremos esa veta conductora, ese "hilo de oro" que va formando una ruta y una trama fundamental para nuestro psiquismo.

La necesidad no es sólo de los niños
No solamente el niño necesita de la ilusión que entrañan los cuentos de hadas. Los adultos también. Si analizamos los "culebrones" de la televisión hallaremos en ellos todos los elementos del cuento de hadas. Recontados en forma "light", por supuesto, pero sin poder ocultar su origen en las peripecias de una Cenicienta o de una Blancanieves.

¿Qué tienen entonces estos aparentemente inocentes relatos que captan de tal modo el interés y la afectividad de todos?

Todos los personajes de los cuentos tienen un profundo significado esotérico: los elementos son símbolos, repletos de intimidades reveladoras, y las aventuras que en ellos se narran responden a antiquísimos rituales iniciáticos.

Es indispensable que un cuento de hadas tenga un final feliz, lo que no sucede con las sagas. Las sagas son relatos históricos y aristocráticos que narran, habitualmente, hechos heroicos. El héroe, en las sagas, puede morir. En los cuentos de hadas no existe la muerte para sus héroes, y si alguno de ellos es muerto accidentalmente, de inmediato se ponen en marcha poderes sobrenaturales para volverlo a la vida. Los contenidos de las sagas son generalmente folklóricos y no míticos, por lo que no se perturban si sus héroes encuentran un desenlace dramático. Por el contrario, el cuento de hadas no integra elementos históricos, sino que se mueve totalmente en un mundo mágico. Las gentes, los animales, hasta el sol y la luna se transforman, hablan, aparecen o desaparecen, los bosques y todo lo que contienen pasan de la vigilia a un sueño de muchísimos años y luego otra vez a la vigilia feliz, de acuerdo con las necesidades del relato. El héroe y la heroína se encontrarán al final de la narración, se casarán, y "serán felices y comerán perdices".

Una aparente excepción a esta regla sería la versión de 'Caperucita Roja' que nos da Perrault. En ella, el cuento termina cuando el lobo, habiendo hecho entrar en confianza a la niña a través de la imitación de la voz de la abuela, se lanza sobre Caperucita y la devora.

Perrault no concibió este relato como un cuento de hadas, sino como una moraleja folklórica, para enseñar a los niños a desconfiar y a no entretenerse cuando se les encomienda una tarea. De los cuentos de hadas tomó solamente el hecho de que un animal puede hablar. Pero ya en la versión de los hermanos Grimm, el relato se convierte en un cuento de hadas, introduciendo la figura del leñador que mata al lobo y, abriéndole la barriga, libera a Caperucita y a su abuela. Desde entonces, la sabiduría supraconsciente de los narradores ha elegido el final adecuado.

Las pruebas iniciáticas
Las pruebas que tienen que superar el héroe y la heroína son siempre símbolos profundos del camino iniciático. Al ir sorteando las amenazas o al soportar con dulzura y resignación las humillaciones e injusticias, los personajes van logrando su alquimia espiritual.

De la misma manera que el filósofo hermético repite una y otra vez, sin cansarse, los pasos que lo llevarán a completar la Gran Obra, transmutando su plomo-materia en puro oro espiritual, Cenicienta logra su transmutación final a través de una serie de pruebas cotidianas que soporta con dulzura, sin perder nunca su buena voluntad hacia quienes la ofenden.

Ésta es una clara alusión a la necesidad que tenemos todos de aprender de cada situación que nos ofrece la vida, sea ésta agradable o desagradable, hasta lograr que todo nuestro ser se eleve espiritualmente hacia la luz de la felicidad última e imperecedera, aquella que surge de nuestras buenas acciones y de la pureza y dulzura de nuestro corazón.

En cuentos sencillos, aparentemente inocentes, se esconde toda la enseñanza esotérica de las religiones, haciéndonos revivir la "edad de oro" mítica, en que los hombres hablaban y se comunicaban con los animales, encontrando un auténtico Paraíso Terrenal en que vivir.

Siempre los temas rondan alrededor de un héroe o heroína que soportan graves angustias y tienen que enfrentarse a poderes titánicos. Para vencerlos podrán ser ayudados por otra serie de fuerzas sobrenaturales. Así hacen su aparición las hadas, los gnomos, los pájaros hablantes, y la aventura transciende del plano natural al supranatural, cobrando toda su importancia mística. El final feliz es una expresión de todas las enseñanzas esotéricas que nos dicen que la única verdadera felicidad se halla en la superación de los obstáculos materiales enquistados en nuestro más íntimo yo.

La alquimia y los cuentos
Se ha hablado de la alquimia, y será necesario recordar que la formación del cuento de hadas ha sido notablemente influenciado por el Oriente y la cultura árabe que penetró en Europa por España. Estos elementos tienen su origen en la mencionada alquimia, que ha marcado los cuentos de hadas con los símbolos del oro y la plata, el rey y la reina, y que finalmente patentiza en la unión del héroe-heroína el logro del Andrógino, la unidad final y definitiva. La increíble atracción que ejercen los cuentos de hadas se debe a que nos revelan una naturaleza íntima que está llena de posibilidades morales, psíquicas y espirituales, en forma clara y sencilla, pero repleta de atractivo y poesía. Hacen que nuestro espíritu se ensanche con la promesa de un final feliz, logrado en la integración personal y en la unidad última enriquecedora. Con su dulzura, los personajes de los cuentos de hadas nos dan una lección de paciencia y bondad.

Cenicienta ayuda con afectuosa dedicación a la tualé de sus hermanastras, que parten para el baile sin hacerles una zancadilla, y sentada entre las cenizas del hogar, próxima a la chimenea que es símbolo de la comunicación entre el cielo y la tierra, no se queja ni se venga.

Blancanieves, injustamente agraviada, no organiza una acción "comando" con los siete enanos para asaltar el castillo de la bruja malvada a punta de armas, auténticas o improvisadas.

Todas estas peripecias son símbolo del camino místico, rodeado de sombras en la parte inicial del trayecto, pero aliviado luego progresivamente hasta la iluminación final. Recordemos lo dicho por Mircea Eliade, ese profundo conocedor de los mitos y el esoterismo: "Todo ser humano desea experimentar ciertas vivencias de situaciones peligrosas, enfrentar tribulaciones excepcionales, penetrar en el otro mundo, y se puede experimentar todo esto leyendo u oyendo cuentos de hadas".

Se ha alegado que el cuento de hadas es excesivamente pueril, que su simbolismo es demasiado simplista y lleva al niño a menospreciarlo, sintiéndose superior cuando considera que "ya ha pasado esa etapa de niñito". Sin embargo, cuando el niño escucha y el adulto narra estas historias, los rodea un clima de magia y se les revela una sabiduría de la cual es muy difícil sustraerse.

Para captar en su totalidad la necesidad que nuestro espíritu tiene de estas narraciones, no tenemos más que recordar el hecho de que en muchos países de Oriente son muy populares aún los narradores de cuentos. Modernamente provistos de un artilugio para amplificar el sonido de su voz, narran continuamente los mismos cuentos a una multitudinaria audiencia que los escucha embobada una y otra vez.

Si se fuerza a los niños prematuramente a aceptar sin descanso el mundo materialista que los adultos hemos forjado, sus ideas y conceptos, en años posteriores, carecerán de fuerza y de imaginación. Dice el esoterista Rudolf Steiner que los conceptos abstractos de los cuentos pueden convertirse en imágenes. Al contemplar una imagen se involucra también nuestro sentimiento, y si la imagen es verdadera tiene un efecto armonizante sobre nuestro cuerpo: es curativa y nos hace bien.

No hay que impedir que el niño utilice su fantasía: si lo hacemos, toda su vida espiritual perderá fuerza y le veremos deprimirse progresivamente.

El significado oculto de los cuentos de hadas
Es interesante introducirse en la significación de los elementos y personajes de los cuentos. Esto nos aportará datos adicionales sobre su importancia.

En 'La Bella Durmiente del Bosque', la rana que pronostica a la reina (atribulada porque no tiene hijos) que pronto dará a luz una niña, simboliza, al vivir en el agua y en la tierra firme, la facultad de captación de la atmósfera espiritual, y es por lo tanto augur del tiempo que vendrá.

"A la princesa recién nacida la rodean en la fiesta doce hadas. Pero las hadas del reino eran trece, y sucedió que el rey y la reina sólo tenían doce platos de oro para servirlas, así que dejaron de invitar a una."

Doce son los signos del zodíaco, por los cuales recibía el hombre su sabiduría. Las mujeres sabias o hadas personifican las fuerzas que se ejercen entre el cielo y la tierra. Pero ¿y la decimotercera? Antiguos mitos hablan de un consejo de los dioses que constaba de doce consejeros y un decimotercero: Loki o Ludur, el exterminador, el Lucifer de los nórdicos, que siempre mantiene cierta oposición. De puntillas, el mito se cambia las ropas por las de las hadas y se mete en el cuento.

"Al terminar el banquete cada una de las hadas concedió una gracia a la niña. Cuando ya once habían hablado se presentó la decimotercera, que exclamó: La princesa se pinchará con un huso el día de su decimoquinto cumpleaños y caerá muerta". Pero el hada número doce no había hablado todavía y para anular la fatal sentencia se adelantó y dijo: "La niña no morirá, sino que quedará dormida en un sueño profundo que durará cien años". El hada decimotercera simboliza la Tierra, que lleva dentro de sí el aguijón de la muerte.

Cuando el príncipe llega a despertar a la Durmiente, nunca se aclara de dónde viene, pero viene a cumplir el destino. 'La Bella Durmiente' es un cuento sobre el destino.

Blancanieves
"La reina cosía junto a una ventana. Caían los copos de nieve. Mirando caer la nieve la reina se pinchó un dedo. El rojo de la sangre se destacaba sobre el fondo blanco: ¡Ah! si pudiera tener una niña blanca como la nieve, de labios rojos como la sangre y el cabello negro como la madera de ébano".

La nieve cae del cielo, y su blancura siempre ha sido connotación de pureza. La imagen "rojo como la sangre", ¿no nos trae a la memoria el corazón? La niña será de corazón afable y sensible. El negro de los cabellos alude a la fortaleza de la que luego tendrá que hacer alarde para superar sus tribulaciones. Cuando la reina muere y aparece la madrastra, el espejo es el Gran Consultor: "Señora reina, eres como una estrella, pero Blancanieves es mil veces más bella". Esotéricamente, el espejo es el ojo universal que todo lo percibe. Decimos, cuando se trata de autojuzgarse: "Hay que ponerlo frente a un espejo". El espejo es la conciencia de la reina, que le grita la verdad.

La madrastra echa a Blancanieves del castillo, así como el hada mala de la Bella Durmiente deja su profecía, pero ¿son malas en realidad? ¿o son simplemente el instrumento del destino para que las heroínas encuentren la felicidad?

Blancanieves tiene siete años, encuentra a siete enanos que hacen siete preguntas, la camita adecuada para ella es la número siete... 'La Bella Durmiente' es, esotéricamente, el cuento del doce, la cifra del espacio; 'Blancanieves' es el cuento del siete, la cifra del tiempo, y en 'Caperucita Roja', la criatura terrestre, ya no hay número alguno.
Blancanieves es más bella que la reina porque ésta simboliza la belleza terrestre, y Blancanieves la belleza del alma surgida bajo el influjo de la nieve. Se pincha con el peine ponzoñoso que le trae la madrastra, pero los enanos ponen remedio (hay que recordar que también la Bella Durmiente se pincha con el huso). Aquí es la imagen del mundo terrenal obrando como espina irritativa sobre el mundo del alma. Finalmente, aparece la manzana, el fruto de la Tentación, que sume a Blancanieves en un profundo sueño, encerrada en su ataúd de cristal, imagen de la forma en que el alma humana se halla hoy en el mundo.

'La Bella Durmiente', 'Blancanieves' y 'Caperucita Roja' son cuentos arquetípicos, cuyo tema es el destino, el descenso del alma desde las regiones etéreas hasta las terrestres y su posterior ascenso, ya purificada y transmutada. Éste es el mundo de fantasía que no debemos dejar perecer y que nos espera todas las noches cuando, a la cabecera de la cama de un niño, pronunciamos las palabras mágicas: "Érase una vez...".

Cómo narrar los cuentos
El cuento debe narrarse siempre de la misma forma. Nada irrita más a los niños, que tienen una memoria asombrosa, que se les cambien detalles o personajes, aunque éstos sean secundarios. Empecemos siempre de la misma manera: "Había una vez..." o bien "Érase una vez...". Sería conveniente agregar "en un tiempo que no era nuestro tiempo...", para que los niños capten el aroma mágico o intemporal desde el comienzo.

No hay que temer que el niño se canse de oír un cuento una y otra vez: siempre le parecerá escucharlo por vez primera; ni tampoco hay que extrañarse de que el niño nos pida que repitamos un cuento muchos días seguidos: tal vez ese particular relato contenga situaciones que le afectan particularmente.

Al finalizar, procuremos afirmar la sensación mágica, diciendo: "y si pudiéramos encontrar el castillo, veríamos allí al príncipe y a la princesa ahora...", o bien: "el que contó esto, estuvo presente el día de sus bodas...". Dejémonos llevar por la emoción del relato: que nuestras expresiones sigan la alegría o la tristeza del cuento y que nuestra voz suba o baje de tono de acuerdo al personaje que habla. Y jamás expliquemos a un niño por qué, racionalmente, el cuento de hadas es tan bello. Le quitaríamos la ilusión.

Simbolismo psicoanalítico de los cuentos de hadas
Bruno Bettelheim, psicoanalista y profundo conocedor de los cuentos de hadas, dice que un niño por debajo de la edad escolar no es capaz de captar explicaciones científicas que requieran un pensamiento objetivo. Así pues, el niño experimentará el mundo a semejanza de sus padres y de lo que ocurra en el seno de su familia. Ni las proyecciones infantiles ni la dependencia en las imágenes protectoras, tales como el ángel de la guarda, nos darán una seguridad absoluta, pero visto que uno no podrá proporcionársela, es preferible utilizar las imágenes y proyecciones que carecer de seguridad.

A partir de los cinco años, aproximadamente, ningún niño considera estas historias como reales, pero de todas formas siguen cumpliendo sus necesidades internas.

El hecho de encontrar una tinaja o una botella, como en 'El espíritu de la botella', o de proteger a un animal o ser protegido por él, como en 'El gato con botas', son circunstancias cotidianas que, al convertirse en grandes cosas, animan al niño a que piense que sus pequeñas hazañas reales son verdaderamente importantes, aunque en un primer momento le parezca mentira.

Problemas edípicos
En 'Blancanieves', el personaje femenino que siente celos no es la madre, sino la madrastra; de este modo se desplaza la agresividad de la psiquis materna hacia otra psiquis ajena y los problemas edípicos quedan limitados al poder de nuestra imaginación.

Cuando la reina se pincha un dedo, la inocencia sexual (la nieve) y la pureza contrastan con el deseo sexual simbolizado por la sangre roja. Los cuentos de hadas preparan al niño para que acepte el trauma de la primera menstruación o, más tarde, de la primera relación sexual.

Los cazadores ('Blancanieves', 'Caperucita Roja') simbolizan la figura paterna protectora que, actuando como padre sustituto, se arriesga a contradecir los deseos de la madre perversa y salva a la niña.

En 'Cenicienta', el fogón simboliza la madre y el vivir cubierta de cenizas puede ser símbolo de los esfuerzos por mantener la relación con la madre o volver a ella.

Y así se podría seguir indefinidamente, pues los cuentos de hadas son ricos en símbolos de todos los tipos.


La violencia en los cuentos
¿Por qué la violencia de los cuentos de hadas no cala en los niños?
No se puede negar que hay violencia y mucha: Barba Azul guarda los cadáveres ensangrentados de sus esposas, el ogro del cuento se ha comido ya antes a varios niños y luego, engañado, se come a sus hijas...

Pero la maldad y la violencia nunca dejan de ser castigadas. El malo es siempre malo y es castigado. El bueno es siempre bueno y es recompensado. No hay personajes ambivalentes, que tanto desconciertan e inquietan al niño. Cenicienta, Blancanieves, La Bella Durmiente, son ejemplos de dulzura femenina. Pulgarcito, El sastrecillo valiente, los siete cabritillos, están repletos de astucias para salir de los aprietos, pero ninguno de estos héroes es violento. Los personajes ambivalentes, con bondad/odio/agresión cambiante y recurrente, tipo James Bond, con licencia para matar, no tienen lugar en los cuentos de hadas.


La Cenicienta en distintas versiones
La universalidad de los cuentos de hadas, cuyas temáticas aparecen bajo distintas formas en las diversas culturas, demuestra su profundo significado. Para C.G. Jung, el eminente psicoanalista, "estas imágenes-fantasía tienen sus análogos cercanos en los tipos mitológicos, debemos por lo tanto presumir que corresponden a ciertos elementos estructurales colectivos de la psiquis humana y que, como los elementos morfológicos del cuerpo humano, son heredados". Para los esoteristas, los cuentos serían manifestación de la tradición, de todo aquello que ha sido inspirado al ser humano por una sabiduría superior y sobrenatural.

La primera versión de 'La Cenicienta' en la que se menciona la predilección por el pie pequeño de la heroína es la china, recopilada por Tuan Ch'eng Shih a mediados del siglo IX, setecientos años antes de la primera versión escrita de Occidente. Sheh Hsein, obligada a realizar las más duras tareas del hogar, captura un pez que cuida amorosamente. Al enterarse, la malvada madrastra pesca y se come el pez. Aconsejada por un extraño personaje vestido con ropas burdas, la joven se lleva a su cuarto las espinas del pez, que toma el carácter de un animal protector, concediéndole a la niña los deseos que la hacen vestirse lujosamente y entrar en posesión de los zapatos dorados que la llevarán a casarse con el rey.

Una Cenicienta hindú, llamada Hanchi, debe alejarse de su casa, pues es tan hermosa que hasta su propio hermano la requiere de amores. Cubriéndose con una máscara para ocultar su hermosura, entra al servicio del hijo del rey como humilde sirvienta. Pero el príncipe descubre a Hanchi sin su máscara tomando su baño y, prendado de su belleza, no duda en desposarla. Una versión que conecta asimismo con 'Piel de Asno' de Perrault.

La Cenicienta javanesa se llama Kleting Kuning y, obligada a realizar los más humildes menesteres mientras sus hermanas viven en el lujo, ruega a Alá que la ayude. El socorro sobrenatural llega en forma de una cigüeña, que primero realiza las tareas que corresponden a la niña y luego la deja una hoja de cocotero mágica. Gracias a esta hoja, puede llegar a poseer los vestidos hermosos que le permiten acceder a palacio y casarse con el príncipe.

Marie-Louise von Franz, discípula de Jung, analiza la versión rusa, en la que Cenicienta se llama Vassilissa. En este caso, la madre agonizante entrega a la niña una muñeca. Cuando Vassilissa se ve obligada a realizar las duras tareas habituales del cuento, la muñeca le ayuda. Según von Franz, el arquetipo positivo de la madre muere, pero permanece en la figura de la muñeca, representando la esencia más profunda de la figura materna, pero no su lado humano. Finalmente, Vassilissa es capaz, gracias a la ayuda de su muñeca mágica, de tejer una tela tan fina que constituye un regalo verdaderamente regio. Como tal es ofrecido al rey, quien desea conocer a tan maravillosa tejedora. La belleza de la niña cautiva de tal forma al monarca que no duda en hacerla su esposa.

Otro ejemplo importante está representado por la Cenicienta zulú. En este caso, el nombre de la niña es Untombi-Yapanski. Perseguida por su celoso hermano, que quiere darle muerte, pide a la Tierra que se abra y la oculte. Así sucede, y nuestra Cenicienta zulú se encuentra en un mundo subterráneo, donde los hermosos vestidos surgen de la tierra, permitiéndola adornarse y convertirse de este modo en la esposa del rey.

Fuente: Hamiguito



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Dom Oct 03, 2010 11:12 pm

Encontré versiones originales, que fueron adaptadas por ser algo chocantes para los niños. Hoy empiezo con una princesa violada...

El cuento original de La Bella Durmiente / Belle au bois Dormant fue escrito por el francés Charles Perrault em 1697 e depois ganó una versión de los alemanes Grimm con el nombre de Little Brier-Rose. Pero antes de eso, en 1634, el italiano Giambattista Basile había publicado un cuento muy parecido llamado Sol, Luna y Talia que fue la inspiración de Perrault y del cuento que conocemos.


Una astilla de lino entra bajo la uña de la princesa Talia y ella inmediatamente cae muerta. El rey pone a su hija en una silla de terciopelo del palacio, la encierra y parte para siempre, para apagar su recuerdo y su dolor.

Algún tiempo después, otro rey que estaba por allí cazando la encuentra. Se enamora de su belleza pero como no logra despertarla, la posee así mismo y luego se va. Nueve meses después nacen gemelos, Sol y Luna, mientras ella sigue dormida. Un día, uno de los bebés no encuentra su seno y pone su boca en el dedo y lo chupa, sacando la astilla y despertando a su madre.

Un día, el rey se acuerda de "su aventura" con Talia y se decide ir visitarla. La esposa del rey descubre el amorío y manda cocinar a los dos niños y servirlos para el rey. Pero el cocinero prepara cabritos en su lugar.

Entonces la reina manda buscar Talia para lanzarla al fuego, pero el rey llega y lanza a su propia esposa en lugar de Talia. Viudo, él se casa con ella y viven todos con sus hijos.


El nombre Talia fue omitido en la versión de Perrault, y en 1888, cuando Tchaikovsky compuso el ballet, nombró a la princesa Aurora inspirado por el nombre de su madre. La película de Disney de 1959 se basa en la versión de Perrault y el soundtrack de Tchaikovsky.

Fuente: Just Lia



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Edward Tudor el Mar Oct 05, 2010 11:23 pm

Oh! Que heavy! No sabía este mal comportamiento del príncipe Felipe! Evil or Very Mad
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
121

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Dom Oct 10, 2010 11:29 pm

Off: A la orden princesa.

El cuento de Blanca Nieves y los Siete Enanos si hizo popular a través de la versión de los hermanos Grimm, Little Snow-White, quienes habían oido la historia de dos hermanas llamadas Jeannette e Amalie Hassenpflug.


"Blanca Nieves tenía 7 años cuando provocó la ira de la reina-madrastra por causa de su belleza. Entonces la reina convoca al cazador y le pide que lleve a Blanca Nieves para el bosque y la mate, trayéndole sus pulmones e hígado para comprobar su muerte.
El cazador tiene pena de Blanca Nieves y la deja huir, llevando para la reina los órganos de un jabalí, los cuales la reina se come. Mientras tanto, Blanca Nieves encuentra la casa de los enanos y a cambio de lavar, planchar, coser, limpiar y ordenar la casa, ellos la dejan vivir con ellos.

Al descubri que Blanca Nieves aún está viva, la reina va hasta la casa de los enanos 3 veces: Primero ella lleva un corpiño de seda y trata de matar a la chica apretando el corpiño fuertemente.
No funciona, entonces ella regresa con un peine envenenado y trata de matarla peinando sus cabellos.
En la tercera vez, ella lleva la manzana envenenada. Infelizmente los enanos llegan demasiado tarde esta vez y nada que hacen despierta a Blanca Nieves. Como su aparencia aún era buena y ella tenía sus mejillas coloradas, ellos no tuvieron corazón para enterrarla y deciden ponerla en una cripta de vidrio.

Un día un príncipe vió la cripta con la princesa y quiso comprarla a los enanos. Ellos se negaron al principio, pero al ver la gran pena del príncipe, y como insistía tanto, cedieron.
El príncipe tenía empleados que lo escoltaban y éstos empezaron a cargar la cripta, pero uno de ellos se tropezó y cayó, botando el ataud de vidrio. Con la caída, Blanca Nieves cuspió el pedazo de manzana envenenada y volvió a la vida.

El príncipe y Blanca Nieves planifican entonces una fiesta de matrimonio e invitan a la mala madrastra (quien no sabe que Blanca es la novia). Ella se arregla y cuando se mira al espejo y pregunta, descubre que Blanca está viva. Ella decide ir de todas formas al matrimonio y queda espantadísima cuando ve que la novia realmente es Blanca Nieves. affraid Entonces, ponen un par de zapatos de fierro en las brasas por un tiempo, luego los visten en la madrastra, obligándola a bailar hasta que cae muerta."



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Lun Nov 22, 2010 9:02 pm

Cenicienta es un cuento bien antiguo, con una versión griega antes de Cristo y registro en la China de los años 800. Se cree que es la historia con más versiones (+ de cien!) y en muchas de ellas, Cenicienta huye de su papá, que se quiere casar con la propia hija porque se parece mucho a su fallecida esposa.

Algunas diferencias incluso vienen de errores en la traducción, como los zapatitos de cristal de la versión de Perrault dónde él cambió la palabra vair (piel) con verre (vidrio, cristal). Es decir, el mayor símbolo de Cenicienta que conocemos no tiene relación con el cuento original, donde ella usaba un sueco de pieles.

Así como La Bella Durmiente, las dos versiones más conocidas son de Charles Perrault y de los Hermanos Grimm. Disney popularizó la versión de Perrault, con el hada madrina y el zapallo-carruaje. Aqui presento la versión de los Hermanos Grimm:


Padre, madre e hija eran una familia feliz hasta que la madre quedó muy enferma. Ella llamó a su hija y le dijo que plantara un árbol en su tumba, que si necesitara de algo, fuera a agitar el árbol. Ella lo plantó y regó con sus lágrimas.

Algún tiempo después, el padre se casó con otra mujer, que ya tenía a dos hijas más que por molestar, empezaron a llamar a la hija de Cenicienta porque la madrastra la puso a trabajar como empleada.

Un día, el rey anunción 3 bailes y Cenicienta fue obligada a ayudar a las hermanastras a arreglarse para el primer baile. Ella no tenía vestido y tuvo que separ arvejas antes que las hermanas regresaran. Después que ellas salieron para el baile, dos pájaros golpearon la ventana y se ofrecieron a ayudarla.

Al día siguiente las hermanas le contaban del baile a Cenicienta (quien vio todo desde la ventana). Y en la misma noche, hubo otro baile. En esta vez, Cenicienta no pudo ir porque tenía que separar semillas, pero los pájaros nuevamente la ayudaron.

Cuando ellos terminaron, le recordaron ir a la tumba de su madre y agitar el árbol de avellanas. Entonces del árbol cayó un vestido plateado con accesorios. Pero ella tenía que volver antes de medianoche. Ella regresó a casa y entró en un carruaje con sirvientes y caballos para llevarla al baile. En el momento que el príncipe bailó con ella, la eligió como su esposa, pero antes de medianoche ella regresó a casa.

Al día siguiente, las hermanas contaban sobre la misteriosa princesa que bailó con el príncipe y en la misma noche vendría el tercer baile. Dejaron a Cenicienta separando arvejas pero los pájaros la ayudaron y ella corrió a agitar el árbol de su madre, donde recibió un vestido dorado con piedras preciosas y zapatitos hechos de oro.

El príncipe ya la esperaba en la escalera y ahora le hizo muchas preguntas. A Cenicienta casi se le pasa la hora y tuvo que correr, perdiendo a uno de sus zapatitos y la corona, quedando en la calle con sus ropas viejas. Aunque el príncipe corrió atrás de ella, no la vió pero sí encontró su zapatito de oro y proclamó que se casaría con la persona dónde le cupiera el pie.

Naturalmente, las hermanastras fueron a probarlo. La madrastra las llamó y dijo que si el zapatito no cupiera, ellas debían usar un cuchillo y cortar una parte de sus pies. La hermana mayor lo probó y no le cupo, entonces se cortó el talón y el zapato le cupo. El príncipe ya la estaba llevando al castillo cuando los pájaros amigos de Cenicienta cantaron diciendo que tenía sangre en el zapato. Al comprobarlo, la impostora regresó a su casa.

Entonces la segunda hermana se probó el zapato y tuvo que cortarse los dedos para que le cupiera. Nuevamente el príncipe iba a ser engañado si los pájaros no lo alertaran. El príncipe regresó a esa casa y preguntó si había otra chica viviendo allí. La madrastra no quería, pero él hizo llamar a Cenicienta. El zapatito le cupo y él reconoció a su novia.

Ellos se van a casar y cuando las hermanas van a la ceremonia, los pájaros picotean sus ojos y las dejan ciegas.
(Creo que aquí los pájaros exageraron...)



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Invitado el Miér Nov 24, 2010 1:11 am

los pájaros picotean sus ojos y las dejan ciegas. (Creo que aquí los pájaros exageraron...)

La verdad es que sí.Se pasaron un montón,xDD.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Babette el Miér Nov 24, 2010 9:54 pm

Voy a alegar con los hermanos Grim, porque la que merecía castigo es la madrastra. Las hijas pobres ya estaban medio cojas!
avatar
Posadera Poney Pisador, Marshovia
Ver perfil de usuario
Mensajes :
560

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Marina el Jue Dic 16, 2010 10:35 am

Oye Pony, tienes una versión alternativa de la Sirenita? (mi prima)
avatar
Sirena de Atlántica
Ver perfil de usuario
Mensajes :
257

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Miér Ene 19, 2011 7:48 pm

Perdona la tardanza, hermosa sirenita. Aqui viene lo que pediste:


La Sirenita, cuento de 1837, de Hans Christian Andersen. (Esta es la versión que usó Disney, claro que cambiando el final...)

La sirenita era la menor de 6 hermanas, hijas del Rey de los Mares. La abuela cuidaba de las niñas y cuando ellas cumplian 15 años, ganaban el permiso de ir a la superficie.

Cuando la sirenita subió por primera vez, se enamora por un príncipe que ve en un barco (y lo salva cuando naufraga). Ella le pide a la bruja del mar tener piernas, pero ésta le impone algunas condiciones: ella perderá la voz, a cada paso sentirá dolor como si pisara cuchillos y finalmente, si el príncipe no llega a casarse con ella, la pobre estará condenada a transformarse en espuma de mar.

La sirena acepta, y después de la transformación ella se aproxima al príncipe. Al momento él la ama, pero como se ama a un niño y no una esposa.

Algun tiempo después, un matrimonio es arreglado entre el príncipe y una princesa de un reino vecino. Cuando él conoce esa princesa, la confunde con su salvadora y queda novio de ella.

En el día del matrimonio, las hermanas de la sirena aparecen. Ellas regalaron sus cabellos para la bruja a cambio de un cuchillo, que si es clavado en el corazón del príncipe, romperá el hechizo, pudiendo la sirenita seguir viva y volver al reino del mar. Pero la sirenita no tiene la sangre fría de realizar tal acto y termina como espuma de mar.



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Marina el Miér Feb 02, 2011 12:53 pm

Crying or Very sad Oh... ¡qué triste!
(Si ésta historia fuera cierta, yo ya no tendría a mi prima...)
pescado
avatar
Sirena de Atlántica
Ver perfil de usuario
Mensajes :
257

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Sáb Mayo 07, 2011 11:37 pm

Y sigo con una historia de Andrew Lang de 1889, en la cual no hay objetos mágicos ni enemigos de la Bestia. También hay otra versión donde la Bestia se describe como un monstruo parecido a una serpiente.

La Bella y la Bestia

Erase una vez un mercador que tiene tres hijas y tres hijos: dos hijas muy interesadas en el dinero y la amable Bella. Cuando el mercador viaja, las hijas piden que les traigan cosas caras mientras Bella sólo le pide una rosa roja. redrose

A mitad del camina, el mercador encuentra un castillo. Entra y encuentra todo lo que necesita, como comida y una chimenea para abrigarse. Pero cuando se va, roba una rosa para su hija. Entonces aparece la Bestia y furioso le dice que sólo le perdonará si él le lleva una de sus hijas.

El mercader vuelve a casa y Bella es la hija que se ofrece para ir con la Bestia. Llega al castillo pensando que vai ser devorada pero él la trata como una princesa. Además, la Bestia deja al mercador llenar dos baules con riquezas.
Todas las noches la Bestia pide a Bella en casamiento y ella recusa.

Un día Bella pide para ir visitar su padre, pues está preocupada y con nostalgia. La Bestia la deja ir, pero ella debe volver en dos meses, sino la Bestia morirá.

Bella se va y pasan las semanas. Un día Bella sueña que Bestia se muere y se asusta regresando al instante. Cuando llega al castelo Bestia está realmente muriendo y Bella percibe cuanto lo ama y le dice. Entonces él despierta y le pide nuevamente en casamiento. Cuando ella acepta, él se transforma en un lindo príncipe.



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Marina el Miér Mayo 11, 2011 12:51 pm

Entonces Bella era buena, pero no una intelectual... Claro que antiguamente no quería que las mujeres supieran siquiera leer.
avatar
Sirena de Atlántica
Ver perfil de usuario
Mensajes :
257

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Miér Jun 22, 2011 1:26 pm

¡Oye Blanca! Eso es para las Fotos chistosas!

(Igual gracias por el aporte!)



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Lun Jul 04, 2011 3:03 pm

Te perdono... ¿Pero y la user de Cenicienta?



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Blanca Nieves el Sáb Ago 13, 2011 12:36 am

Pony: Me preocuparía si hubiera una user activa de Cenicienta...

¡Me encantaría que Caperucita tuviera ESTA historia en su ficha!

wolf Relato desconocido sobre Caperucita Roja y El Lobo pinos

Erase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representa un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad. Además, su abuela no estaba enferma; antes bien, gozaba de completa salud física y mental y era perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que era. Así, Caperucita Roja cogió su cesta y emprendió el camino a través del bosque.

Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana. De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la cesta.

- Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que es -respondió.
- No sé si sabes, querida -dijo el lobo-, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques.
Respondió Caperucita: - Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la perspectiva existencial -en tu caso propia y globalmente válida- que la angustia que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino.

Caperucita Roja enfiló nuevamente el sendero. Pero el lobo, liberado por su condición de segregado social de esa esclava dependencia del pensamiento lineal tan propia de Occidente, conocía una ruta más rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella, devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta completamente válida para cualquier carnívoro.
A continuación, inmune a las rígidas nociones tradicionales de lo masculino y lo femenino, se puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho.

Caperucita Roja entró en la cabaña y dijo: - Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio en reconocimiento a tu papel de sabia y generosa matriarca.
- Acércate más, criatura, para que pueda verte -dijo suavemente el lobo desde el lecho.
- Oh! -repuso Caperucita-. Había olvidado que visualmente eres tan limitada como un topo.
- Pero, abuela, qué ojos tan grandes tienes!
- Han visto mucho y han perdonado mucho, querida.
- Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes!... relativamente hablando, claro está, y a su modo indudablemente atractiva.
- Ha olido mucho y ha perdonado mucho, querida.
- Y... abuela, qué dientes tan grandes tienes!
Respondió el lobo: - Soy feliz de ser quien soy y lo que soy -y, saltando de la cama, aferró a Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla.
Caperucita gritó; no como resultado de la aparente tendencia del lobo hacia el travestismo, sino por la deliberada invasión que había realizado de su espacio personal.

Sus gritos llegaron a oídos de un operario de la industria maderera (o técnicos en combustibles vegetales, como él mismo prefería considerarse) que pasaba por allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron simultáneamente.
- ¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? -inquirió Caperucita.
El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero las palabras no acudían a sus labios.
- ¿Se cree acaso que puede irrumpir aquí como un Neandertalense cualquiera y delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo!? -prosiguió Caperucita-. Sexista! Racista! ¿Cómo se atreve a dar por hecho que las mujeres y los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un hombre?

Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y el mismo huyó despavorido.

Concluida la odisea, Caperucita, la abuela y el lobo creyeron experimentar cierta afinidad en sus objetivos, decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para siempre.

Fuente: Taringa

avatar
Princesa de M'apple
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net
Mensajes :
687

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Babette el Jue Sep 08, 2011 3:37 pm

¡Oh, me gustó! ¿Llegará alguna Caperucita así?
avatar
Posadera Poney Pisador, Marshovia
Ver perfil de usuario
Mensajes :
560

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Pequeño Pony el Vie Sep 09, 2011 9:06 pm

Vaya, vaya, así que me están colaborando con esta sección... ¡Gracias Blanquita!
Y siguiendo el mismo vuelo, aqui presento a Caperucita Roja:

En la versión de 1889 de Charles Perrault, el cuento termina con el lobo comiendo Caperucita. No hay cazador para ayudar.

Ya en la versión de 1884, de los Hermanos Grimm, el cazador vá a la casa de la abuelita, ve el lobo durmiendo y entonces usa una tijera para abrir su estómago y sacar las dos de adentro. Antes que el lobo despierte, Caperucita llena su estómago con pesadas piedras. Y cuando él despierta, trata de correr y no lo logra por causa del peso, entonces, cae muerto.



Premios ^_^:

Spoiler:

Al final, no es TAN descabellado que sea un pirata...

avatar
Ex-Contramaestre del Revenge & Eqüino
Ver perfil de usuario
Mensajes :
976

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Peter Pan el Vie Sep 09, 2011 10:31 pm

Que interesante hilo y que versiones tan tétricas las originales D:.Pobre Lobito Feroz! >_<



-Trabajo... responsabilidades... compromisos... -se estremece- que cuento de hadas más horrible.
Septiembre 2011

fairy dust:

white star stars_blue stars_blue white star  
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
67

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Espejo Mágico el Dom Jun 24, 2012 10:39 pm

Ya son muchos los entusiasmados en revitalizar/reciclar los viejos cuentos de hadas. De muestra un botón (o varios en realidad):

Cenicienta:


Caperucita Roja:


Rapunzel:


Blanca Nieves:


La Pequeña Sirena:


Hansel & Gretel:


La Bella y la Bestia:


Anastasia:


La princesa y el sapo:


Rumplestiltskin:


La Bella Durmiente:


Mulan:


Juan y los frijoles:


La flauta mágica:


Las mil y una noches:


El mago de Oz:


Pulgarcita:


La princesa arveja:


Varios:
avatar
Jefe del Consejo - Castigado
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net
Mensajes :
753

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Espejo Mágico el Lun Oct 01, 2012 9:27 pm

2 más:
avatar
Jefe del Consejo - Castigado
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net
Mensajes :
753

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Blanca Nieves el Jue Dic 20, 2012 9:34 pm

¡200 años de la publicación del libro
de los Hermanos Grimm!




El libro incluye los cuentos siguientes:
El rey rana, El lobo y las siete cabritillas, Dos hermanos, Verdezuela, La casita de chocolate, El pescador y su mujer, El sastrecillo valiente, Cenicienta, Madre Nieve, Caperucita roja, Los músicos de Brema, Los tres pelos de oro del diablo, Los duendecillos, Pulgarcito, La bella durmiente, Blancanieves, El enano saltarín, Las tres plumas, La oca de oro, Yorinda y Yoringuel, La pastora de ocas, Las doce princesas bailarinas, El dinero llovido del cielo, Blancanieves y Rojaflor, La liebre y el erizo, El gato con botas y La llave de oro.

Sobre los hermanos Grimm:
Jacob (1785–1863) y Wilhelm Grimm (1786–1859) fueron académicos y lingüistas alemanes que se pasaron años recopilando cuentos de hadas populares y cuentos folclóricos como La cenicienta, Blancanieves y Rapunzel. La compilación resultante de más de 200 historias, Kinder- und Hausmärchen (Cuentos para la infancia y el hogar), es una de las colecciones de cuentos más famosas del mundo, influyente en generaciones de escritores, músicos, artistas, académicos y cineastas.

Fuente: http://www.taschen.com/pages/es/catalogue/classics/all/06787/facts.los_cuentos_de_los_hermanos_grimm.htm
avatar
Princesa de M'apple
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net
Mensajes :
687

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiosidades de la Literatura

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.