Últimos temas
» Estoy de vuelta!
Mar Ago 08, 2017 8:20 pm por Bailarina de papel

» >.< Hola..??
Miér Ago 02, 2017 8:53 pm por Bailarina de papel

» Parodias y fotos chistosas
Miér Mar 16, 2016 9:26 am por Pequeño Pony

» Besarias al de arriba.
Miér Mar 16, 2016 9:22 am por Pequeño Pony

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Sáb Feb 13, 2016 1:01 pm por Peter Pan

» Pasos delicados sobre madera bruta (Balbina + otros users)
Lun Ene 25, 2016 9:27 am por Babette

» Who's afraid of the big bad wolf? +18
Jue Ene 14, 2016 7:55 pm por Red

» Rain storming (una sugerenciazote)
Miér Ene 13, 2016 8:34 pm por Pequeño Pony

» La Pluma y la Ficción: Más promoción para tu foro
Lun Ene 11, 2016 8:27 pm por Invitado

» Superheroes World {Afiliación Elite}
Sáb Dic 26, 2015 8:02 pm por Invitado

afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 06 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Mensaje por Dorothy Gale el Dom Mayo 05, 2013 2:50 pm


Llevaba dos días dando vueltas por el bosque y no podía negar su naturaleza humana, tenía necesidades y entre ellas estaban alimentarse, una buena ducha y una cama además sus hadas se estaban poniendo enojadas y Totó quería beber de cualquier charco que encontraba pero no sabían si el agua que ahí se encontraba era para consumo humano así que desistían.

La boca seca, las piernas adoloridas, el vestido rasgado, la cabeza adolorida ¿Qué más podía salir mal? habían comido algunas bayas aunque las últimas les habían causado una fuerte diarrea y la deshidratación fue aun peor -Sólo soy una niña... -susurraba Dorothy mientras caminaba a paso forzado -No lo eres, a los 15 años no eres una niña, debes valerte por ti misma -le respondían las hadas, ella las espantaba con las manos y siempre volvían.

No supo cuanto más tiempo caminó pero el mundo empezó a dar vueltas, el bosque se ennegreció y con un golpe secosu cuerpo se dejó derrotar en el suelo... Ojalá se la comiera alguna criatura.
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Mensaje por Hombre de Hojalata el Dom Mayo 05, 2013 7:44 pm

Comenzo su dia como todos los dias, levantandose temprano, casi antes de que saliera el sol. El pequeño Jareth, su molesto amigo imaginario, lo habia estado molestando desde muy temprano en la mañana con que queria jugar con él, y despues de mucho insistir logro que el hombre de metal saliera de su casa. Aceptar estar con el chico durante un rato, pero con mal humor, por lo hiso igual; el niño era tan insistente que si se negaba le haria la vida imposible.

Ahora el muchachito correteaba y saltaba de la emocion a su alrededor. Contandole divertido lo que hiso durante su semana en la ciudad Esmeralda. El viejo suspiro, ¿como hacia para aguantarse aquel muchacho?-¡Hey, lata! ¿Porque tienes esa cara tan malhumorada?- pregunto el jovencito mientras se subia a una de las ramas de un arbol, colgandose de dos brazos, sonreia contento, sabiendo lo mucho que estaba molestando al mayor.

-Por ti-le contesto sin ocultar sin ningun problema su mahumor. Al escucharlo el joven sonrio más contento todavia.-Pues no se que se queja, ¡yo no lo oblige en ningun momento a que saliera de su casa!- dijo en un tono de niño inocente, como si realmente lo fuera. Jareth sabia que no era para nada inocente, y el señor de hojalata no tuvo otra opcion mas que hacerle caso.

-Ay, ¿que es lo que voy a hacer contigo ahora?- suspiro cerrando los ojos y apoyandose sobre el tronco en el niño de grandes ojos grises se balanceaba. -Puede jugar conmigo, ¡nunca lo hace!- propuso el chico sonrio y salto al suelo. -Juguemos a las escondidas, tú cuentas y yo me voy a esconder- le dijo las reglas mientras daba vuelta al hombre, quedando su rostro sobre la madera.- Recuerda no hagas trampa, cuanta hasta 100 y despues anda a buscarme. No espies, si lo haces tienes que volver a empezar- dijo el pequeño caminando lejos del hombre de hojalata.

Aburrido por la conducta de Jareth, se dispuso a seguirle la corriente, tal vez de esa forma logre desacerse de él.-Uno...dos...tres...- empezo a contar esperando no oir mas los pasos cerca suyo, se alejo del tronco, con sumo cuidado de no ser escuchado por el niño comenzo a caminar lentamente hacia de vuelta de su casa. Pero en ese instante, algo le llamo la atencion. No era algo, era alguien, una mujer en el suelo, de cabello negro, y piel muy blanca. Se acerco a ella cuidadosamente, sin despertarla, ¿estaria durmiendo?, pero quien se ponia a domir en mitad del bosque siendo tan peligroso. Si alguien como el hombre de hojalata se dormia allí sabia que nadie se arriesgaria a atacarlo, pero no estaba seguro de que sucederia lo mismo a la niña.

-¿Que hago?- susurro mirando hacia varios lados, solo pudo observar una mancha negra escondida en los arbustos. -¿Quien eres?- lo miro con desconfianza, pero cuando se acerco lo que creia una extraña criatura su rostro cambio. Era un perro... el animalito lo miro con ojos asustados, caminando hacia la muchacha, la olio y lamio su mejilla, como si estuviera preocupado por ella. El perrito le ladro, con una cola entre las patas, aterrado por la presencia del hombre, tratando de defender a su dueña.

-¡Eyyyy! ¿Que haces aquí? estabamos jugando, y te vi, no terminaste de contar, es trampa. Volve, hombre de lata-grito una voz enojada a sus espaldas, era la de Jareth. Sin hacerle mucho caso, el leñador miro nuevamente a la mujer, no estaba durmiendo, se la veia con la ropa desgastada, despeinada, unas ojeras debajo de sus ojos notaban que había dormido poco. Esa chico no estaba durmiendo, seguramente se perdio y alguien la ataco. No la podia dejar allí, la tomo entre sus brazos, y se dirigio a su cabaña.

Camino con ella en brazos, el perrito lo seguia a su lado. Durante los siguientes minutos atravesaron una pequeña porcion del bosque y llevaron a la casa del viejo. Abriendo la puerta, la acosto en su cama. Y ¿ahora que haria?, se sento sobre una de sus sillas, mirandola, luego se giro a ver sus muñecas. Tenia 150 muñecas, ubicadas en sus repisas, pero solamente dos de ellas sabrian que hacer que se encontraban sentadas en el escritorio de trabajo- Cleo, ¿que hago?- le pregunto a una de ellas, tallada de madera clara. No escucho ninguna respuesta, como si ella evitara hablarle. El leñador fruncio el ceño, no esperaba eso, suspiro nuevamente, inspeccionando a la niña.

El hombre pensaba en que hacer, pero para una persona sin cerebro ni corazon era una tarea dificil. Pues la logica le hubiera dicho que hacer, pero tambien los instintos le hubieran ayudado; pero porque el no poseia ninguna de esas dos cosas no sabia como continuar. -Eres malo, me dejaste solo- susurro Jareth a sus espaldas, molesto el leñador de metal se giro para gritarle, antes de abrir la boca el niño dijo -Deja, no importa, lata, dejamos mi juego para otro día. Traele comida, y agua a ella, mirala como esta, seguro que no ha comido en dias.- agrego el jovencito antes de salir por la puerta he irse de allí.

¿Comida y agua?, eso era facil de encontrar. Salio de su casa a buscar algunas frutas y vegetales para la desconocida, y una garra para tomar agua del rio, para luego ponerla un rato al fuego y purificarla.

Spoiler:
U: Darling!! Lamento que me quedo mal y ando sin inspiracion!


"...Los corazones jamás serán prácticos hasta que los hagan irrompibles... de donde yo vengo existen hombres que hacen buenas acciones, los llamamos personas generosas. Sus corazones no son mas grandes que el tuyo... aunque tienen algo que tu no tienes: un testimonio... un corazón no es juzgado por lo que ama, sino por lo mucho que es amado por otros..."

El mago de Oz, de L.Frank Baum
~FICHA~

"...La logica te puede ayudar en muchas situaciones criticas, pero si no sigues a tu corazón. Estarás completamente perdido...."
Spoiler:
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
59

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Mensaje por Dorothy Gale el Lun Mayo 06, 2013 9:55 pm

La bruma oscura crecía, creció tanto que la encerró en sus garras en completa soledad ¿A qué le tenía miedo Dorothy Gale? Sólo a eso, a quedarse sola, a no poder hablar con nadie y no encontrar jamás a sus padres ¿Había algo peor que eso? No en el mundo que ella conocía.
De entre la infinita oscuridad y el inacabable silencio ojos verdes y rojos brillantes y grandes la observaban, luego sus sonrisas burlonas pero nada de sonido... Dorothy gritó pero de su boca no salió ningún sonido, infinito silencio.

...

La luz al final del tunel no era más que la luz de la realidad, la joven había despertado y al encontrarse en un lugar tan extraño sintió de pronto como la llenaba una sensación terrible de pánico y enojo, agresividad quizás -¡NO! ¡VAYANSE! ¡DEJENME! ¡BASTA! -las hadas empezaron a hablar, todas al mismo tiempo y le abrumaron tanto que las espantó con sus manos -¡CALLENSE YA! ¡BASTA! ¡LAS VOY A MATAR A TODAS! -se levantó de un golpe e incluso pisó a Totó quien chilló fuertemente, respiró agitada un momento y buscó a su alrededor pero la única señal de "alguien" era un numeroso harem de muñecas, todas talladas en madera y tranquilizandose de la nada se puso a admirarlas una por una olvidándose de encontrar al dueño de las mismas o del lugar en el que se encontraba.

Off:
¿Eso es sin inspiración? Ya quisiera escribir yo posts así ¬¬ jaja
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Mensaje por Hombre de Hojalata el Dom Mayo 19, 2013 9:36 am

Caminando por el bosque con la canasta, poco a poco fue llenandola de frutos como naranjas, y manzanas, y de la mano izquierda sujetaba un garro lleno de agua que saco del pequeño rio. Ubicado a menos de cinco minutos al sur de la cabaña del hombre de hojalata. Antes de entrar en su casa, escucho un grito pero ¿que había pasado?, hasta que abriendo lentamente para puerta la vio. Era la niña que rescato en el bosque, gritando y asustanda; seguramente no sabia que hacer. No todos se despertabas de la noche a la mañana en lugar desconocido.

-Espera, espera tranquila-dijo suavamente, al ver como les gritaba a sus hermosas amigas las muñecas- Ellas no te van a hacer daño, son buenas chicas- agrego con el ceño fruncido dejando la canasta de frutas al lado de la cama de la niña.

-Antes que hables o digas cualquiera palabra- dijo el hombre de lata con un suspiro, intentando tranquilizar a la joven, no que haría despues de ello, pues era una completa desconocida.

- Tranquila, te cuento, te encontre desmayada en bosque ayer a la tarde antes que anocheciera. Supuse que no seria bueno que pasaras la noche allí, el bosque en la noche es muy peligroso si no conoces, creeme. Así que te traje aquí, esta es mi casa-le explico el hombre a la muchacha de cabello negro con lentitud, acercandose a una de las muñecas, dandole la espalda a la joven, tomo una de sus muñecas favoritas, una llamada Cleo, le acomodo sobre la mesa y despues se giro nuevamente a ver a su "invitada".

-Pense que tendrias algo de hambre, así que te traje algunas manzanas y naranjas de algunos arboles cercanos de aquí- agrego para luego dirigirse a la cocina a calentar y herbir el agua que encontro en el río, con eso le haria un té a la chica o algo parecido. -Soy el Hombre de Hojalata- se presento luego de estar un par de minutos en la cocina haciendole la bebida. No sabia que mas decir, tenia pocas vicitas, y tampoco sabia como tratarlas. Tampoco solia hablar o salir mucho de la pequeña cabaña asi que era una situacion extraña para el viejo leñador.

Spoiler:
U: Cariño, realmente disculpame por la demora, los examenes y todo me estan matando mis neuronas poco a poco. ya termine con ellos. asi que desde ahora te contesto como siempre (:


"...Los corazones jamás serán prácticos hasta que los hagan irrompibles... de donde yo vengo existen hombres que hacen buenas acciones, los llamamos personas generosas. Sus corazones no son mas grandes que el tuyo... aunque tienen algo que tu no tienes: un testimonio... un corazón no es juzgado por lo que ama, sino por lo mucho que es amado por otros..."

El mago de Oz, de L.Frank Baum
~FICHA~

"...La logica te puede ayudar en muchas situaciones criticas, pero si no sigues a tu corazón. Estarás completamente perdido...."
Spoiler:
avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
59

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y las baldosas amarillas? [Priv. Hombre de hojalata]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.