Ambientación
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.
Últimos temas
» Registro de cuentos
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Abr 02, 2018 10:39 pm por Espejo Mágico

» 2.-Registro de reino y rango
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Abr 02, 2018 9:27 pm por Espejo Mágico

» Imágenes para inspirarse
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Abr 02, 2018 9:08 pm por Espejo Mágico

» Estoy de vuelta!
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Oct 23, 2017 11:17 am por Bruja del Tiempo

» Elsa de Arendelle [FICHA]
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Oct 23, 2017 6:46 am por Bruja del Tiempo

» Anna de Arendelle [FICHA]
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyLun Oct 23, 2017 6:39 am por Bruja del Tiempo

» Normativa y botones disponibles
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyVie Oct 20, 2017 9:32 am por Bruja del Tiempo

» 1.-Registro de avatares
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyJue Oct 19, 2017 12:21 pm por Bruja del Tiempo

»  Descripción de Reinos
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyMar Oct 10, 2017 7:37 pm por Bruja del Tiempo

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 EmptyMiér Sep 27, 2017 10:19 am por Peter Pan

Novedades
00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Premios
Nombre apellido
Mejor héroe
Nombre apellido
Mejor Villano
Nombre apellido
PJ más activo
Compañeros

Élite 0/40
Creditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Llamando la lluvia {Libre}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Vie Ene 31, 2014 5:54 am

Ralth puso los brazos en jarras
-ah si?...
ahora que se fijaba era una chica muy mona y cuidada para ser de por hay, podría ser hija de una noble, o de una condesa, lo que significaba problemas y líos que no llevaban a ninguna parte
-tranquila jovencita... no me gusta pisar el terreno de tu prometido, ademas, tampoco iba a hacer nada contigo... ¿que pinto yo con una niña tan pequeña e infantil? ¡mirate con esas coletas! me recuerdas a una niña de 5 años
Ralth había perdido las ganas de ligar, semejante chiquilla solo le daría dolores de cabeza.
Anna no llego a responder por que de repente apareció un joven entre ambos respirando forzosamente
-¿seiyu? no estabas ...buscando a alguien?
-afff... aff... ¡veo que ya os conocéis! mejor que mejor! ¡Ralth esta es Anna, Anna este es Ralth !
Ralth se quedo con la boca abierta
-espera... esta "chiquilla renacuaja" ¿es la que me ibas a presentar?
Seiyu asintió no obstante añadió.
- si bueno... pero no deberías insultar a la princesa
Ralth se quedo en blanco, como si su mente hubiera muerto unos segundos.
-seiyu...
-si ¿pasa algo Ralth?
-¿puedes venir conmigo...un segundo? ... ¡a solas!
Seiyu extrañado siguió a ralth por su tono veía que algo malo se avecinara
cuando se colocaron en una calle cercana, estrecha y con poca actividad Ralth se volvió de improvisto y empezó a golpearle con el guante que se acababa de quitar, cada golpe decía una palabra.
-TORPON! IGNORATE! IDIOTA! IMBESIL! TONTO! SUBNORMAL!
Seiyu notaba que los insultos cada vez eran mas graves así que intento interrumpirle
-¡¿pero que te pasa ahora?!
-¡¿que que me pasa?! ¡¿QUE QUE ME PASA?! lo que me pasa es que eres el mayor idiota del mundo! ¡¿ni siquiera sabes lo que has hecho?!
-que... ¿que he hecho?
Ralth se masajeo las sienes intentando tener paciencia con el cabeza de chorlito de seiyu
-haber... ¿recuerdas el manual del guardián?
-si lo recuerdo...
-¿recuerdas cual es el objetivo de todo guardián?
-proteger a los “durmientes” no? Impidiendo que se salgan de su historia...
-¡exacto! Ahora dime... ¡¿las princesas que son?!
-las princesas... son hijas de un rey y una reina... ni que fuera tonto.
-¡eso NO! En el libro... que decía de las princesas
-¿que las princesas son durmientes?... ¿eso quieres decir?...
-aja... y que debe hacer un guardián frente a un durmiente...
-hombre! Claro que me lo se... “un guardián debe preservar a las durmientes sin alterar su... “ … oh no!!! ho no!
Seiyu se agarro la cabeza y tenia un gesto de puro horror
-que he hecho?!... a lo mejor no la he alterado! No pasaría anda verdad?
-lo cierto es que según el informe la princesa Anna no puede salir del castillo hasta que “su destino” la obligue a salir... tu acabas de romper eso...ella esta fuera, y todavia no llego el momento
seiyu se quedo de cuclillas agarrándose la cabeza
-hay madre! Nos llamaran traidores!
-hey hey ! Yo hay no tengo nada que ver!
-no me puedes abandonar! Yo solo quería ayudarla a seguir el mapa...
Ralth fue a decir algo pero se detuvo
-espera... has dicho... un mapa?
-he... si, ella tenia un mapa de alguna clase de tesoro
Ralth pensó que tal vez aun hubiera una forma de que todo saliera a pedir de boca...
-creo que hay una forma de salir de esta Seiyu... pero primero llevame ante ella... tengo que ver ese mapa, podria salvarnos de ser traidores


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Vie Ene 31, 2014 9:48 am

Anna resopló bastante molesta, ¿A quién se creía que llamaba niña? Cruzó los brazos sobre su pecho y dijo algo ininteligible en voz baja, una palabra demasiado mal sonante para una chica de su edad, que además era princesa. Si Gerda se enteraba que la había dicho, le lavaría la boca con jabón. Se le iba la fuerza por la boca, si pretendía competir con un grandullón como aquel que le sacaba varias cabezas y además parecía peligroso.

-¡Soy una mujer!-Le recriminó con cabezonería, momentos después de que el joven guerrero hiciese su aparición de nuevo. ¡Perfecto! Ahora se le quitaría esa cara de superioridad cuando viese que iba bien acompañada… Al menos esperaba que verdaderamente el chico fuese hábil en algún campo de lucha y le diese una lección, como le correspondía al haber sido repentinamente nombrado “guardaespaldas” de la princesa-Seiya, dile a este tipo que…¿Cómo? ¿Este es tu amigo?-Preguntó sorprendida y fastidiada, ignorando a el susodicho Ralth. Las normas de cortesía le impelían a hacer una reverencia recatada, pero ese individuo era un grosero y un maleducado. Seiyu intercedió por ella, aunque no como hubiese querido, revelando su condición como miembro de la realeza de Arendelle, y presuntuosa, la joven esbozó una sonrisa de suficiencia al ver su expresión estupefacta. Sin duda se lo pensaría dos veces antes de volver a insinuar que era una renacuaja… Pero pasó algo que no le gustó en absoluto, cuando los dos compinches la dejaron de lado con total impunidad y descaro, excluyéndola de una conversación potencialmente interesante. Y era potencialmente interesante, precisamente porque no la dejaban participar en ella-¡Eh!-Quiso protestar ella, en vano. ¿Por qué la gente siempre actuaba como si fuese invisible?-¿Tu también?-Protestó, dolida, y empezó a golpear la pala contra el suelo, haciendo un molesto sonido metálico al contacto con el adoquín, mirando con odio a Ralth por arrebatarle su compañía. Si que era una malcriada, pero le molestaba tener que compartir a su nuevo amigo con ese tipo, por no hablar de lo mal que le sentaba que la ignorasen olímpicamente-¡Está bien!-Dijo, alzando los brazos y exhalando un suspiro-Avisadme cuando decidáis que soy digna de participar en la conversación-Y dándose media vuelta, empezó a andar en la dirección contraria.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Vie Ene 31, 2014 11:52 am

Seiyu llego hasta donde debería estar Anna... pero nuevamente la joven había desaparecido.
-NO! otra vez no...
Ralth lo miro negando con la cabeza
-era de esperar...
seiyu lo miro sin decir nada, parecía extrañamente serio
-una princesa mimada, acostumbrada que todos le hagan caso y hagan lo que les pidas... se ha aprovechado de ti, y ahora no volverás a verla...
Seiyu bajo la mirada mirándose los puños cerrados
-¡olvídala! te ha engatusado, conmigo también lo intento, pero soy mas listo... ademas no es mas que una chiquilla rena...
seiyu empujo a Ralth de repente, este se sorprendio del gesto
-¿que mosca te ha picado ahora?
Seiyu suspiro intentando mantener la calma
-Ralth... yo no soy al que le a picado nada... eres tu... ¿que te ha pasado?
Ralth pestañeo confuso
-no se de que me hablas...
-Insultas a todo el mundo, vas por hay de mujer en mujer siendo un grosero, y un antipático... todo desde lo de Vaan
Ralth apretó el puño
(vaan esto... vaan lo otro, estaba harto de oir siempre de el, incluso ahora que no estaba, al menos antes podía competir con el, ¿es que nunca me librare de su sombra?)
Ralth enfadado hablo sin pensar.
-¡¿Es por esa zorra verdad?! ¿estas enamorado de ella? ¡eres un Ilu...
pero no llego a hablar, pues un potente puñetazo en su diafragma le quito la respiración y lo lanzo hacia atrás contra el muro.
Seiyu lo ocultaba, se controlaba mucho, pero nunca había que olvidarse de como llego a ser soldado de la reina , pues para ser imbecil tenia mucha fuerza, no una fuerza herculoica, pero desde luego levantar cosas que necesitaran 2 personas era perfecto.
Seiyu temblaba a causa del miedo a su propia fuerza y entonmces dijo
-donde esta... ¡¿donde esta?! ¡el Enrique que conocí!... ¡el joven que aprendió conmigo de honor y deber! ¡el que me ayudo y ayude a ser los mejores guardianes que pudiéramos ser!
Ralth no contesto pero era fácil ver su furia en su mirada, no le gustaba que le llamaran así, pero Seiyu no pretendía no hacerle daño... aunque luego lo lamentara.
-deberías pensar un poco en los demás... asi tal vez tendrías mas amigos...
Seiyu no dijo mas , simplemente corrió por la calle dejándolo atrás a su amigo
-anna!! ¡¿donde estas?!

Finalmente Ralth se alzo furibundo hendido de furia y rabia, y todo por una mocosa entrometida que iba a llevar a Seiyu al abismo de la traición.
Enrique había sido su antiguo nombre, en realidad no era suyo, así que nunca lo tomo como tal... es mas le enfurecía.
Anna, esa princesa entrometida iba a ser su perdición... a no ser que.
Era arriesgado y muy probablemente mala idea, pero era mejor que dejar que eso se le fuera de las manos, aun podía eliminar dos pájaros de un tiro.
Se dirigió a el circo ambulante y aporreo la puerta del jefe de actuaciones.
-tu abre la puerta! tengo algo que te puede interesar...
pero al otro lado se oyó
-¿estas borracho? lárgate
-Se lo de los "mapas"
un hombre menudo y medio calvo abrió la puerta
-¡no se nada de ningún mapa! ¡y ahora largo!
Ralth bloqueo la puerta con su pie y hablo en voz baja
-se que hacéis mapas falsos los vendéis y luego atracáis, asi obtenéis doble beneficio de los crédulos, una gran idea...
el circense lo miro penetrante y desconfiado
-que queréis...
-quería informaros que la princesa Anna esta investigando uno de vuestros mapas...
el pareció muy contrariado, desde luego si Anna pillaba a los farsantes los detendrían y se acabaría el chollo
-entonces... ella tampoco volvió, deberíamos irnos ahora que podemos...
Ralth no sabia de que hablaba
-creo que deberías dejarme entrar... aun podemos llegar a un acuerdo que nos beneficie a ambos.


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Vie Ene 31, 2014 4:00 pm

Caminaba dando grandes zancadas con bastante irritación. Empezaba a pensar que estaba destinada a ser invisible a los ojos de los demás y no entendía la razón. Suspiró y dejó escapar el aire de forma sonora, con la pala al hombro deambulando sin rumbo fijo. Parecía que esta vez se había perdido entre las callejuelas, o que simplemente su orientación era pésima. Era patética, temía saber que imagen debía presentar. Para colmo, nadie la reconocía tampoco, lo que no supo si llegaba a ser bueno o malo. Que Seiyu se quedase con ese tipo llamado Ralph, cuando encontrase el tesoro sería todito para ella y no pensaba compartirlo… Únicamente por venganza, claro está.

-¡Es verdad!-Protestó una vocecita-¡Tenéis que creerme!-Anna identificó el origen. Un niño andrajoso intentaba llamar la atención de un par de soldados, que lo miraban despectivos, tal que si fuese un saco de pulgas con piernas que pudiese morderles y pegarles la rabia de un momento a otro. Ignoraba que había tal grado de pobreza, aunque era algo normal teniendo en cuenta que jamás salía-¡Lo juro por mi familia!
-No jures en vano, apestosa rata. Y quítate de nuestra vista antes de que cambiemos de idea y te mandemos derechito a los calabozos.
-¡Hijos de mala madre! ¡No miento! ¡Estoy muy segura de lo que vi!-Gruñó el menor, que al parecer no era “él”, sino “la”-¡Ojalá se os gangrenen los…!

Las palabras murieron en su boca cuando uno de ellos le asestó un puñetazo en la barriga que la dejaron sin aire, boqueando en el suelo un par de segundos, el tiempo suficiente para que ellos se alejasen riéndo a su costa. La princesa se acercó, ya era hora de hacer la buena acción del día, a pesar de que el anochecer empezaba a teñir de malva y naranja el cielo sobre su cabeza. El palacio parecía tan lejano como el sol que se escondía, pero ya que iba a recibir un castigo, al menos haría que mereciese la pena.

-¿Tu también vienes a reirte de mí? ¿O eres la sepulturera? ¿Tan pronto me reclaman las parcas?-Inquirió la criatura irónicamente. Que mordaz para ser tan pequeña. Anna se percató de la pala, y la escondió con una sonrisa boba tras su espalda, componiendo un gesto inocente y afable. Se fijó al detalle en ella, el pelo mal cortado de color marrón casi le tapaba un par de ojos grises, enormes y bastante bonitos, a pesar de ir completamente sucia y mal vestida, lo cual podía revelar muchas cosas y a la vez nada.
-¿Qué es lo que te pasa?-Le preguntó, tendiéndole la mano para ayudarla a ponerse en pié, pero la niña la rechazó de forma pasmosa, arrancándole una mueca de enfurruñamiento a Anna. ¿Es que acaso ese no era su día? Por el contrario, se incorporó sola y con dificultad, gruñendo cada vez que los músculos le dolían al tensarse-¿Y bien?- La niña no le respondió, y la princesa frunció el ceño con frustración, pensando que tal vez tendría que ir a por unas tenazas a ver si así lograba sacarle algo. Volvió a resoplar con cansancio, pero aún no se había rendido-Soy Anna, ¿Y tú eres…?
-Déjame en paz-Fue la respuesta que obtuvo. Jamás se había topado con alguien tan apático que no fuese su hermana. Pero esa niña era la prueba fehaciente de que la única rarita del mundo no era Elsa. A pesar de ello, le sorprendió gratamente que se dignase a dirigirle la palabra, ya que había empezado a pensar que se había vuelto muda.
-¡Sólo intento ayudarte!-Se quejó en voz alta. Que criatura tan ingrata.
-Ólvidame…-Dijo, tras reponerse definitivamente. Bajo sus ropas se intuía una delgadez que rebelaba una falta de buena alimentación, y tenía las rodillas raspadas. Aunque ese parecía el menor de sus problemas… Era muy cabezota, pero Anna de Arendelle podía serlo más aún.
-¿Qué es lo que has visto?-Dijo, cortándole el paso. La jovencita puso cara de malas pulgas, como si fuese esa típica compañía molesta que no sabes como quitarte de encima, y la esquivó. Fue tal vez en ese momento cuando el reflejo de algo brillante llamó su atención, e instintivamente le agarró la mano y tiró de ella. La menor forcejeó como pudo, gritando todo tipo de improperios, pero eso no hizo que la princesa la soltase, sino que ejerció más fuerza. Evidentemente no pretendía hacerle daño, sólo evitar que se fuese; lamentablemente, se removía como una culebra, y no ponía en duda que intentase morderla-¿De dónde has sacado eso?-El anillo debía ser demasiado grande para su dedo anular, pues lo llevaba en el pulgar, pero el emblema que lucía en el metal labrado era demasiado claro e inequívoco. Anna pensó que podía tratarse de una bonita casualidad, pero dudaba que Elsa fuese tan poco cuidadosa como para no saber donde ponía sus propias joyas, y que estas se extraviasen hasta tal punto. Podía ser una imitación, había maestros orfebres y joyeros en la ciudad, pero la cuestión estaba fuera de dudas. Fuese o no el original, ella se aseguraría antes.
-¡No lo sé!-Le escupió casi la niña, ¡Menudo carácter se gastaba!-¡Ha aparecido ahí sólo! Puede que lo empeñe y así no tenga que pasar la noche a la intemperie… ¿O qué? ¿Tú también vas a acusarme de ladrona?
-¡No!-Protestó ella. No quería soltarla, no fuera a ser que se marchase. Aunque en su estado, no llegaría muy lejos-Escúchame, ¿Qué te pasa? Igual puedo echarte una mano…-Sonrió como si los problemas se solventasen sólo a base de buenas intenciones.
-Ya, al cuello, ¿Me equivoco?-Por dios, cuanta desconfianza destilaban esas palabras. Anna posó las manos sobre sus hombros intentando tranquilizarla, aunque en realidad empezaba a albergar deseos de arrojarla al río, para ver si se le refrescaban las ideas…
-¿Dónde están tus padres?-Decidió empezar por las preguntas más fáciles, buscando que se relajase, aunque empezaba a sentir que le transmitía su nervio y eso no era bueno. Saltaba a la vista que estaba crispada, a pesar de la mirada vacía de la que hacía gala. ¡Uff! Necesitaba un baño con urgencia, y un corte de pelo menos… marimacho-No voy a hacerte nada-Le aseguró.

Evidentemente no la creyó, ¿Tan traumatizada estaba? Pero Anna todavía tenía muchas preguntas y no la dejaría ir si no las respondía una a una, y la primera de ellas iba dirigida directamente al anillo que llevaba en su mano derecha.

-¿Cómo te llamas?-Inquirió de nuevo. Y tras lo que parecía una eternidad, la chica dijo:
-Leanna. Leanna Alister- Respondió al fin, tras lo que la princesa pensó que era una eternidad.
-¡Vaya! ¡Que casualidad! Tu nombre termina en Anna, como el mío-Compuso una sonrisa bobalicona, para romper el hielo metafórico, pero la expresión vacía de la menor le cortó el rollo completamente-Leanna, yo…
-¡¡Anna!! ¡¿Donde estas?!
-¡Aquí!-Llamó, reconociendo su nombre y la voz de quien la llamaba. Volvió a mirar el anillo, y la niña se tapó la mano con desconfianza, como si fuese a robárselo-¿Qué es lo que te pasa?-Volvió a preguntar con obstinación. Si no iba a colaborar, no tenía sentido que hubiese estado antes pidiendo ayuda.

Off:
Bueno, he aquí a la niña que iba con los mercenarios. Confío en que sea lo suficiente Arya Stark, la verdad es que hace un tiempo que no me leo los libros, pero como ella era poco femenina y desconfiada, he tratado de amoldarla. Espero que esté bien Smile.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Dom Feb 02, 2014 4:22 am

OFF:
no tenia que ser clavada, así que esta perfecto, me gusta la desconfianza que has imbuido al personaje  gothgirl 

-¡Aqui!
Seiyu apareció finalmente y llego hasta ellas, pero no pudo decir mucho, cansado de correr y gritar a la vez se detuvo a respirar fuertemente, había que ser bestia para correr hasta perder el aliento.
Cuando finalmente recupero la compostura pregunto algo entrecortado aun por su respiración agetreada y sonora.
-arff... arf... ¿quien... arf...es tu amiga? arf...
Seiyu sonrió como pudo
-... arf.... encantado lean... arf... mi nombre es seiyu
Leanna no lo miro con buenos ojos, parecía que miraba su altura y constitución la asustaban... o tal vez era desconfianza.
-¿ese es tu compinche? ¿vais a robarme entre los dos?
-ella también va por el tesoro? ¡he! ¡no soy un ladrón!
Seiyu no dijo mucho mas viendo como las jóvenes resolvían el asunto.. o lo intentaban
-no se que tienes tu contra nosotros, Anna es una buena chica... y yo no soy nada sospechoso...
de repente los guardias que habían dado la patada a la joven le señalaron mientras uno de ellos gritaba
-¡El es el joven sospechoso! ¡el que estaba husmeando por el castillo! ¡cogerle!
-a por el!!!
-¡Porras! ¡pero si acabo de dejar de correr!!
Seiyu no pensó mucho, cogió a ambas chicas de la mano  y tiro de ellas a la carrera.
En su huida de repente al girar una esquina se detuvo como si una neurona hubiera revivido con la carrera
- ahora pensando... Anna ¿no puedes decirle a tus soldados que nos dejen en paz? eres la princesa


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Dom Feb 02, 2014 6:35 am

Leanna Alister se preguntaba una vez más cómo el caprichoso destino la había dejado en ese lamentable estado. Le costaba asimilar las vueltas de tuerca que habían degenerado un una situación tan absurda, viéndose arrastrada calle abajo por un par de lunáticos que parecían fugitivos. La chica, tenía aspecto de granjera, de no ser por la pala que llevaba consigo como si fuese una espada; y el chico, aunque no estaba segura de calificarlo como tal debido a su gran tamaño, parecía un mercenario con poco dinero. Ni siquiera le interesaba el tesoro del que habían hablado, a pesar de que su camino distaba mucho poder alcanzar aquello que había intentado en un principio.

Maldijo el momento en el que los mercenarios la confundieron con un chico y se unió inocentemente a sus filas. Había ganado una miseria y a pesar de que las burlas la habían curtido, nada de lo que estaba viviendo había merecido la pena. No sólo no había encontrado a su hermano, sino que además había estado a punto de morir en más de una ocasión. La última había sido la peor de todas con diferencia. Había sido la noche anterior, estaba completamente segura de ello, cuando interceptaron una carroza que tenían órdenes de saquear sin piedad, cuando habían cometido un grave descuido que sesgó la vida del grupo con pasmosa facilidad. Primero recibieron el ataque de una bestia peluda, y para colmo, resultó que en la diligencia viajaba un hechicero loco que no dudó en sembrar el caos. Asustada, Leanna se había intentado esconder inútilmente, pues era valiente pero desde luego no quería morir, por desgracia un tipo con armadura extraña la había interceptado... Y ahí acabó todo, hasta donde recordaba. Sentía un fuerte dolor en la cabeza, y era incapaz de encontrar en su memoria nada más que la oscuridad. Para cuando había recuperado la consciencia, ya estaba en aquel nuevo lugar, un reino que sus habitantes llamaban Arendelle. Ella no era tonta, sabía que no andaba muy lejos de Lindert, pero no tenía más forma de volver que sus piernas, dando un paso hacia adelante y otro también. Una bonita joya había aparecido en su dedo, y realmente no tenía ni idea de qué hacer con ella, pues sin su grupo, volvía a estar como antes de escapar de su casa... Sólo que no había contado con aquel par...

-¿Yo?-Dijo la chica de las trenzas, poniendo una mano en su pecho sorprendida. Desde luego no parecía una princesa, y Leanna dudaba que lo fuese seriamente, ¿De lo contrario que hacía en mitad de la calle? ¿Es que estaba loca?. La tal Anna pareció meditarlo unos instantes, en lo que la menor supo que no era una buena idea, y accedió a la sugerencia del joven alto-¡Tienes razón!-Exclamó con voz complice, agarrado su vestido con una dignidad patética, y doblando la esquina tranquilamente para encarar a sus perseguidores, con porte altivo y seguro de sí mismo.

Anna de Arendelle puso las manos sobre su delgada cintura cuando los guardias aparecieron en su campo de visión, y los detuvo alzando una mano. Estos la miraron no sin cierta sorpresa, y por un momento pensaron que tal vez era una cortesana que ejercía su trabajo en mitad de la calle.


-¿Qué quieres? No tenemos tiempo para tonterias. Aparta, estamos buscando a un fujitivo peligroso que puede ir armado.
-En nombre de la familia real de Arendelle, yo, la princesa Anna, os ordeno que...

Una carcajada general la hizo callar.

-Aparta, niñata-Dijo el más robusto de los hombres con gesto despectivo, el mismo que había usado con Leanna hacía apenas unos minutos-¿Te crees que somos idiotas o algo? La princesa jamás sale del palacio y menos viste como una pueblerina. No tienes vergüenza si crees que puedes ir difamando en su nombre y salir impune-La amenazó con un dedo acusador, asiéndola del brazo con fuerza, ignorando sus protestas y amenazas reales. ¿Qué esperaba? Lo peor de todo era que tenía razón. No podía pretender que la reconociese simplemente por su cara bonita, teniendo en cuenta que ni siquiera las monedas del reino llevaban su efigie, sino la de la reina estirada que parecía enfadada incluso en aquel retrato en miniatura. Mal momento para salir a la calle, pero eso no significaba que fuese a rendirse. Tenía que llegar al palacio, por supuesto Gerda o Kai hablarían en su favor... Pero en ese momento sólo se le ocurría soltar amenazas a diestro y siniestro en contra de sus captores.
-¡La reina se enterará de esto!-Bramó Anna, hecha un basilisco, poco dispuesta a dejarse humillar de esa manera. Sin esperar refuerzos siquiera, tiró de la pala con fuerza hasta estamparla contra la boca del que la sujetaba, e inmediatamente después clavó su talón en su entrepierna, provocando que este la soltase a causa del terrible dolor que se reflejaba en su rostro pálido como el mármol. Antes incluso de dejarse atrapar por el otro, Anna puso pies en polvorosa y volvió a correr hasta sentir un dolor en el costado que le indicaba que estaba respirando por el sitio incorrecto. La adrenalina corría por sus venas provocándole un cosquilleo en el pecho emocionado, mientras sus ojos presentaban un brillo antinatural a causa de la impresión. Tendría que hacerlo más a menudo-¡Vámonos!-Gritó a Seiyu y a Leanna-¡No sirve de nada!



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Dom Feb 02, 2014 9:36 am

Seiyuu miro lo sucedido con rostro inescrutable, y cuando Anna volvió corriendo diciendo que se fuera.
-corran... ahora las alcanzo.
El fue de donde ella venia justo cuando los soldados ayudaban a levantar a su camarada
-ESTO ES POR FALTARLE AL RESPETO.
Seiyu propino un puñetazo al hombre en la nariz, lanzan dolo contra los compañeros que lo levantaban y haciéndolos caer.
Uno de los soldados saco la espada, pero perdio el tiempo, pues Seiyu ya se volvia por donde habia venido.
Sin duda le habia roto la nariz al hombre, pero ahora no se sentia culpable.
-tras ellos!!! agredir a un soldado de Arendelle! ¡¿como se atreven?!
Seiyu alcanzo a sus compañeras
-y ahora... ¿cual es el plan?

::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ralth salio de aquella reunión tan fructífera... cuando oyo los gritos de los soldados
-Seiyu ya hace de las suyas...
era un joven muy propenso a los problemas
-bueno, están a punto de llegar... deberían "echarles una mano"
El circense asintió y Ralth se alejo de la zona, a buscar algún entretenimiento.
Los hombres del circo empezaron a abrir una puerta a una de las caravanas y hicieron señas a el grupo que corría.
ahora no tendrían mas que esconderse de los soldados allí y ya todo estaría listo, no necesitaban hacer demasiado.
______________________________

Seiyu vio mas adelante que los del circo les habían abierto una de las caravanas y les ofrecían esconderse ¡iban a librarse! ¡gracias al circo!
pero antes de decir que corrieran a dentro, Leanna le dijo algo y tiro del brazo de Anna a otra calle
¡¿pero que?!
Seiyu refunfuñando tuvo que parar y retroceder para seguirlas por la intersección que habían escogido
-¡¿a que ha venido eso?!

________________________
-¡¿pero que?! ¡¿por que se van?!
por que? ese hombre les habia dicho que no eran listos ¡¿como han podido...?
Uno de los malabaristas dijo
-no puede ser... creo que ese era "Comadreja" ¡¿que hace aqui?! y los demás?!
El circense intento pensar, si uno de los bajos podría ser perfectamente "Comadreja" el bastardo andrajoso que se habían encontrado de camino a Arendelle.
Ese maldito había vendido a los suyos... el por que les seguían los soldados era indiferente, si "Comadreja" hablaba y la princesa tenia el mapa... ¡estaba acabado!
-sacad las armas...
-que?! pero si le prometimos a ese no hacerles daño...
-¡No me importa! las cosas han cambiado.
No podía permitir que una pija, un atolondrado y un sucio bastardo le destruyeran todo por cuanto había robado.
-los matemos y nos llevamos el mapa... fin de la historia.


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Dom Feb 02, 2014 12:15 pm

Debía hacer mucho que no corría enserio, porque parecía que el corazón se le iba a salir por la boca. El pecho le martilleaba de mala manera, haciendo retumbar su cavidad torácica con la frenética marcha de la huida precipitada. No obstante, se sentía extrañamente viva y no se tomaba enserio la persecución, pese a que tendría que hacerlo. Anna se permitió el lujo de reír, aun a riesgo de atragantarse, porque empezaba a dolerle todo. Como contra partida, se sentía muy ligera, aunque no podía decir que la falda contribuyese a ello, enredándose entre sus piernas y haciéndola tropezar un par de veces.
Leanna llevaba un buen ritmo, y Anna se limitó a seguirla. Primero porque todavía tenía un par de preguntas que hacerle, y segundo porque estaba más desorientada que una cabra en el salón del trono.

-No lo se-Respondió a Seiyu entrecortadamente, cuando este logró alcanzarlas, siguiendo sin dificultad su ritmo. Qué ridículo-Deberíamos ir al palacio-Sugirió, pensando en Gerda. Aunque la perspectiva de pasar la noche a la intemperie era más que tentadora, la aventurera princesa no quería renunciar a su cama caliente y a un buen baño para quitarse la suciedad de encima, por no hablar del manto de nubes que cubría el cielo con todo su espesor que olían a lluvia inminente, en el cual se dibujaba una filigrana naranja que indicaba que el sol pronto desaparecería del todo tras el horizonte hasta la llegada del nuevo amanecer.
-¿De verdad crees que nos va a dar tiempo?-Preguntó Leanna con fastidio-¿O que no han dado la alarma?-No eran tan peligrosos, eso saltaba a la vista, sin embargo había ejercido como ladronzuela el tiempo suficiente como para saber que el camino que llegaba hasta las dependencias reales no iba a ser coser y cantar. No, no estaba familiarizada con ese reino, pero su hermano le había transmitido algunas de sus vivencias en las calles, y sabía que la guardia no dejaría de molestarles como no tuviesen buenos “argumentos”. La niña tenía el bolsillo vacío, a excepción del anillo, del cual no iba a desprenderse de momento, y aquel par… Si tenían riquezas, debían de llevarlas muy bien escondidas.
-¡Ahí!-Exclamó la princesa, señalando con un dedo una portezuela abierta, en la cual un hombre les hacía señas para entrar. Se trataba del músico de la obra que había presenciado, que desinteresadamente parecía querer brindarles cobijo.
-Ni de coña-Masculló Leanna entre dientes, en el momento en el que Anna aceleraba el paso para alcanzar su única salida. Sintió como la niña la desviaba de su destino con un tirón brusco, obligandola a entrar en una callejuela trasversal y tomando una dirección completamente distinta que hizo que la chica se sintiese algo mareada.
-¿Qué haces?-Anna no trató de resistirse, pero tampoco se lo ponía fácil. Los acontecimientos embotaban su mente con un dolor de cabeza molesto y estresante-¡Es por el otro lado!
-¡¿A que ha venido eso?!-Protestó a su vez el guerrero.

Aficionados. La menor no se detuvo, si no querían seguirla sería su problema, ya que no les debía nada… Se estaba volviendo blanda, lo sabía, pero lo mejor sería que no cayesen en sus manos o no habría un nuevo amanecer para esos dos. Con mucha suerte, los venderían como esclavos o algo peor… Resopló y meneó la cabeza, sin soltar a la princesa.

-Seguidme sólo-Masculló entre dientes, comenzando a acusar el dolor en sus músculos pequeños. Tal vez era demasiado madura para su edad, debido a la pérdida de su infancia sufrida a causa de una vida difícil. A Leanna no le eran ajenos los peligros de la calle, y menos los que encarnaban ellos. Que los conocía no lo diría en voz alta, no quería que la relacionasen todavía con ningún asunto turbio. Además de sentirse engañada, pues la noche anterior había ido con su grupo a una muerte segura… “Comadreja” la llamaban, era el nombre falso con el que se había presentado, un apodo que tenía su origen por ser escurridiza y pequeña, escapando con facilidad de cualquier pelea. Claro que no contaba con dos “pesos muertos” extra como lo eran la chica y el chico. ¿Y ahora a donde irían? Era una niña solo, desarmada. Con suerte y pericia ella podría librarse, pero no Anna y Seiyu. Entornó los ojos con frustración, pensando que deberían despistarlos por unas horas antes de volver a salir de nuevo a la calle, pero tenía el inconveniente de ser un grupo demasiado escandaloso, a pesar de estar compuesto por tres personas. Además les seguían la guardia real-¡Ah!-Exclamó. La luz de una cantina nocturna se filtraba por los ventanales, en los cuales se veía alegría y diversión de la mano de la bebida y la buena comida. No era el escondite más original, pero con su suerte pronto les darían caza y no era cuestión de andarse con remilgos-Rápido, entremos aquí-Susurró.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Lun Feb 03, 2014 9:45 am

OFF: perdona el corto, hoy estoy espeso

Seiyu siguió a la jóvenes hasta que de repente la joven Leana les señalo una cantina de aspecto lamentable ...o lo parecía.

-espera... ¡¿hay?!

no entendía que tenia de malo la carroza que no tuviera ese lugar.
Naturalmente las jóvenes eran la voz de la razón, no había tiempo que discutir

-esta bien... vamos alla

los 3 entraron y el hombre de la entrada los miro raro, no obstante seiyu se invento lo primero que le paso por la cabeza.
-somos hermanos... buscamos a nuestro padre...que esta por aquí...
sinceramente no tenia ni idea si existía alguna semejanza entre los 3, su pulso latia con fuerza, pero por suerte o bien el hombre se lo creyó o bien le importaba bien poco, por que les señalo para adentro sin decir nada.
-vamos... -una vez dentro se volvió a ambas -¿y ahora? ¿que hacemos?


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Lun Feb 03, 2014 1:08 pm

Off:
No te preocupes, de verdad Smile. Yo no tengo nada nuevo que ofrecer en este post, tampoco mis ideas andan muy activas D:.

Leanna no podía creerse su mala suerte, ¿Estaba loco o qué le pasaba? Se hubiese dado un golpe en la frente si no fuese porque sabría que resultaba obvio. Su plan de dispersarse y fingir que no iban juntos se había ido al traste, siendo ahora un blanco potencialmente más fácil que si cada uno fuese por su lado.

-Oye, grandullón-Le susurró cuando estuvieron lo suficientemente lejos-Déjamelo a mí a partir de ahora-Porque si no, iban a morir. Se arrepentía de no haberse largado mientras podía, pues ahora iban a arrastrarla con ellos le gustase o no.

El interior estaba concurrido con la habitual patulea de parroquianos que solían frecuentarlo a esas horas. Trabajadores que acababan su jornada y buscaban divertirse, o los borrachos del pueblo, que reclamaban su dosis de alcohol a voz de grito. Las paredes eran de robusta roca, reforzadas con algunas vigas de madera que se perdían en un techo alto, del cual colgaba una pesada lámpara de hierro forjado en la cual brillaban algunas velas de sebo bastante consumidas, que arrojaban sobre el lugar una falsa sensación de luz, cuando realmente no era más que la penumbra y la poca luz que se colaba del exterior a través de las ventanas demasiado altas. Los gases que emanaban las bebidas creaban una pequeña nube de polución sobre sus cabezas que no parecía molestar al personal en lo más mínimo, y un tufillo a guiso del día anterior se extendía por la sala. Las mesas estaban distribuidas de forma irregular, todas de madera, algunas algo cojas, y al fondo de las mismas se hallaba la barra, en la cual un tipo corpulento y pelirrojo limpiaba su superficie con un trapo sucio. Justo en la pared izquierda, una escalera ascendía hasta una planta superior, donde seguramente se hallaban las habitaciones.

Buenísima pregunta, ¿Y ahora qué? Ya no podían dispersarse, ¿O si?
Comadreja no conocía las intenciones exactas, pero viéndose asediados por dos flancos diferentes, lo mejor era improvisar y buscar un lugar donde estuviesen seguros, hasta que las cosas se calmasen. Así funcionaba el cotarro en la calle, sólo confiaba que en Arendelle fuese igual.

-¿Hermanos?-Preguntó a Seiyu la princesa, frunciendo el entrecejo divertida. Menuda estampa familiar, digna de ver, sin duda alguna, de hecho le parecía tan plausible que hasta le dio risa. Le gustaba la idea, porque nunca había tenido hermanos con los que pasar un buen rato. Anna le costaba tener que tomarse todo aquello enserio, la niña le ponía demasiado drama al asunto, y el guerrero también. ¿Acaso no había que distraerse de vez en cuando y disfrutar? ¿Qué había de malo en la diversión? La persecución era un juego, sólo que ahora se había puesto un poco más interesante que cuando lo empezaron, aunque se sentía algo culpable por haber rechazado tan secamente la ayuda que le prestaban el simpático grupo de comediantes. La adrenalina la hacía mover las manos nerviosamente, mientras que el calor de la estancia provocaba que la sangre subiese a sus mejillas tiñéndolas de rojo intenso, y dando a Anna el aspecto de un tomate con insolación.
-¡Déjate de tonterias, Anna!-Siseó Comadreja perdiendo la paciencia, ¿Por qué los adultos que conocía eran tan inmaduros? Parecía que no fuesen capaces de asumir una responsabilidad. A ella le daba igual que fuese una princesa o una campesina acaudalada, porque no llegaba a creerse ni una palabra de nada, únicamente buscaba un poco de colaboración que parecía no encontrar-Tenemos separarnos-Avisó en un susurro, buscando con la mirada potenciales rutas de escape que pudiesen aprovechar cada uno.
-Yo voy contigo-Dijo la princesa, agarrando su brazo como si fuese una mordaza en torno a su muñeca. Tampoco era tan tonta como para perderla de vista, y sus ojos volaron hacia el anillo. El gesto puso de los nervios a Leanna.
-¿Y dejar que nos cojan? Te aseguro que por caminos distintos vamos a poder escapar más fácilmente. Créeme, no me gustaría que nos pillasen a los tres juntos cuando nos encuentren...-Dijo, intentando hacerla entrar en razón inútilmente. El diálogo no era una de las virtudes de la menor, que junto con el hecho de ser pequeña y niña, provocaba que la gente desconfiase de sus palabras como si fuese una mentirosa compulsiva. La melena de color caramelo de Anna se sacudió cuando ella negó con la cabeza, poco reacia a colaborar.
-¿Qué es lo que escondes?-Preguntó casi a broma, pero el gesto de Leanna la hizo cambiar su gesto feliz de inmediato por uno ensombrecido por la preocupación.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Mar Feb 04, 2014 6:26 pm

Seiyu bajo la cabeza abochornado ante la reprimenda de la joven.
(Ni que fuera dificil separarnos aqui dentro... es casi imposible permanecer juntos)
Seiyu escuchaba a medias, demasiada gente comiendo bebiendo y hablando, y encima era alto, eso limitaba bastante para escucharlas.
Pero entendio lo esencial, habia muchas provabilidades de que los hayasen si ivan juntos.
Pero Seiyu iba mas aya, dos niñas juntas no llamaban la atension, era el, el extranjero alto y moreno quien les señalaba alli adonde iban.
-Tiene razon... id juntas, yo intentare despistarles.
Seiyu fue hasta la puerta, donde vio que los guardias aparecian doblando una esquina.
-Estamos acabados.
Pero entonces los guardias se detuvieron y como otros transeuntes miraron al cielo conmocionados.
Seiyu vio como la luz del sol casi se apaga con unos grandes nuvarrones negros.
Avanzaba muy rapido cubriendo toda Arendelle en poco tiempo... y entonces.
-eso... es Nieve?
La gente estaba sorprendida y asustada por la inminente tormenta, pero solo nevaba ligeramente, a pesar de eso los guardias se fueron a cerrar las puertas de palacio por tormenta.
-Que demonios estara sucediendo?
Seiyu miro a lo lejos a una gran montaña nevada con los nubarrones mas oscuros encima.


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Miér Feb 05, 2014 10:16 am

La niña entornó los ojos como si acabase de decir una tonteria de las grandes, y se negó a contestar. Anna no era paciente, y no iba a hacer excepciones con nadie a esas alturas.

-Mejor no preguntes, de momento…-Susurró a medias, sin satisfacerla con sus esquivas respuestas. Esa respuesta no le bastaba, poco dispuesta estaba a irse sin una muy buena explicación, y esperaba que fuese convincente pues de lo contrario…

Seiyu interrumpió sus pensamientos, y sin abandonar a su “prisionera” la princesa lo miró con renovado interés. Sin duda hacía honor a su profesión, anteponiendo la seguridad de las chicas a la suya propia con aquella táctica de distracción. Que valiente. Tenía futuro como guerrero, si señor. Anna le obsequió con una sonrisa y pensó que debería agradecerle su preocupación más adelante, cuando se volviesen a encontrar. Porque estaba segura de que volverían a hacerlo, se lo había prometido… Bueno, no lo había hecho, pero la cabeza-cobriza entendió que sí, y su suposición le bastaba para inventarse un juramento inexistente.

-De acuerdo-Apretó la mano de la menor con la suya-Vamonos…

El avance era dificultoso con tanta gente, pero como si fuese cosa del destino, de repente algunos de los paisanos abandonaban sus asientos para acercarse a la ventana, y otros optaron por asomar sus narices tras la puerta. Las cosas no podían ir mejor… Pero sí, claro que lo harían. El repiqueteo furioso de las campanas brotaba del castillo real, y se hizo eco entre sus hermanas del pueblo, que las imitaban dando la voz de alarma incansablemente, retumbando su metal. Eso sólo significaba que algo malo pasaba, un método infalible para poner alerta a la ciudad entera. Anna permanecía ajena, perdida en su propia burbuja, demasiado inmersa en su huida como para prestar atención a más de un par de palabras sueltas, abriéndose paso como podía sin soltar a Leanna, que se había vuelto sospechosamente inquieta y le daba tamaños tirones que buscaban avanzar y despistar a su captora a la vez. El camarero abandonó la barra, alertado por uno de sus clientes.

-¡Eh, Kote!-Lo llamó-¡Ven a ver esto!-Las chicas aprovecharon ese momento para escabullirse tras la barra. Aunque no lo pareciese a simple vista, aquella parte del local estaba pulcramente cuidada, y siguieron agachadas y con disimulo hasta entrar en las cocinas. Había ingredientes desperdigados por doquier y un pollo medio decapitado y sin plumas encima de una tabla de madera, con el cuchillo de carnicero clavado en la misma. Los utensilios de cocina colgaban de una barra de metal sobre los fogones, que crepitaban con el crujir de la madera al consumirse por el fuego lento. El olor al guiso que hervía en la olla flotaba junto con una nube de vapor que cubría el techo, y que se escapaba por la rendija entreabierta de… La salida trasera.

-Por ahí-Señaló Comadreja. Sería raro de ver un local carente de tal salida por donde deshacerse de los residuos producidos por los clientes. Ignoraron los ruidos que salían de dentro de la alacena, y Anna dio las gracias por que la fortuna les sonriese de tal forma -¡No te entretengas!-Siseó furiosa al ver como la princesa se metía en los bolsillos un trozo de queso y algo de pan. Dejó a medio camino un poco de pescado en salazón, que Leanna le arrebató por la fuerza y arrojó a un lado.
-Es para el camino-Protestó para defenderse. No estaba robando, simplemente lo tomaba prestado, ya lo pagaría…. Anna no podía vivir de ese modo, rodeada de tanta agonía, ¿Por qué la gente con la que se topaba tenían tan poco sentido del humor?Pero la princesa que iba a saber, después de haber vivido toda una infancia repleta de comodidades. Las calles eran más peligrosas de lo que Anna creía, por mucho que se tomase aquello como una diversión inocente-¿Acaso no tienes hambre?
-No es momento para eso-Se quejó, asiéndola con fuerza y arrastrándola afuera. Abrió con cuidado la hoja que daba al pequeño callejón, y ambas pudieron notar una oleada de frío que caló sus huesos en cuestión de segundos en cuanto cerraron la puerta tras de sí. Las nubes ya no estaban tan altas como antes, y la brisa invernal se paseaba por las calles a sus anchas, haciendo vibrar los cristales y meciendo las ramas peladas de los árboles con un susurro siniestro e inequívoco, fantasmas invisibles que anunciaban la ola de frío que se cernía sobre ellas. Un copo cayó sobre la nariz de Anna, la cual se palpó la zona y pudo ver como se derretía al contacto con su piel hasta desaparecer y no ser más que agua fría.
-Se avecina tormenta-Supo entonces. Era demasiado pronto para el cambio tan brusco de temperatura que estaban sufriendo, pero el clima era caprichoso así como la naturaleza, y la princesa no le dio más importancia. En realidad no negaría que disfrutaba con la llegada de la nieve, le traía buenos recuerdos. Sin dinero como iban, ahora más que nunca debían alcanzar el palacio si no querían morir de frío cuando el tiempo arreciase, congeladas en una esquina cual vagabundas sin hogar. Las campanas seguían sonando caprichosas, y el murmullo de la gente que había salido a la calle se intensificaba. Por un momento creyó oír algo así como “La reina ha desaparecido”, y si no hubiese estado segura de que era algo completamente surrealista, tal vez se lo hubiese creído-Por aquí-Dijo. Aún llevaba el mapa en el cinturón. Lo cogió y lo examinó, preguntándose si todavía tendrían oportunidades de encontrar el tesoro. No con tanta gente en la caye, seguro. Resopló y volvió a guardarlo, molesta por los contratiempos. El cielo encapotado hacía que la noche cayese antes de tiempo, sumiendo Arendelle en una oscuridad gélida que era mejor evitar…Pero la racha de buena suerte acababa para dejar paso a los problemas de nuevo.
-Aguardad-El circense les cerró el paso, ¿De donde había salido?. Lucía una amplia sonrisa amable, y la princesa se fijó en que dos de sus dientes eran de oro, aunque su aliento no olía precisamente a rosas. La tormenta también le había cogido por sorpresa a él, pues no llevaba más atuendo que su uniforme para las actuaciones-No huyáis, no voy ha haceros daño. Puedo ofreceros cobijo si queréis-Dijo, dibujando un semi circulo con las palmas abiertas-Con este mal tiempo repentino no conviene que vayáis solos por la calle. Seguidme…-Anna exhaló aliviada, pues no tendrían que pasar la noche a la intemperie. Confiaba ciegamente en que le brindaría ayuda, aunque el rostro desconfiado de Leanna dejaba ver que sabía que iba a suceder todo lo contrario. Apretó los dientes furiosa, y se llevó la mano al cinto instintivamente, donde se llevó una desagradable sorpresa al descubrir que alguien la había desarmado en algún momento.
-No-Atajó con brusquedad, nerviosa y asustada, buscando entre las sombras otros posibles individuos no deseados. Estaría loca si no tuviese miedo-Eres un pésimo actor. Apártate…
-Nos debes unas cuantas explicaciones, Comadreja-Dijo el, empleando un tono menos amable. El rastro de la bondad había desaparecido por completo de su rostro, y sus ojos ya no sonreían cuando se clavaron en el mapa que llevaba Anna en la cintura-Estoy seguro de que podremos discutirlo todo en cuanto estemos dentro de la caravana. Tampoco hay que montar una escenita.


Off:
Lamento lo predecible D:, pero me preguntaba a donde habían ido esos tipos. Iba a alargar la escena, pero me he encontrado momentáneamente en blanco x_x.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Miér Feb 05, 2014 5:19 pm

Seiyu se guió por un camino que pronto lo guió hasta mas problemas, un soldado lo miro y intento llamar la atención de otro, El joven se escabullo, pero lo cierto es que no hizo mucha falta, los soldados fueron llamados por un capitán, que les reprendía por dejar la puerta sin vigilancia.

Seiyu aliviado intento seguir adelante y entonces lo pensó
(y ahora? habría sido mas inteligente poner un lugar adonde ir para encontrarnos)
Seiyu vio las campanas moverse y a la gente salir y lanzar comentarios confusos y alarmantes, pero no los atendió, tenia que reunirse con sus amigas.
Fue entonces cuando lo supo , le estaban siguiendo, había un par que no estaban detenidos ni hablaban entre ellos, simulaban ir sin rumbo, pero en realidad le seguían.
Seiyu no tenia muchas luces, pero no era un guardián por ser un inútil que se deja seguir con facilidad. No obstante se dejo seguir hasta un callejón oscuro donde los espero.
Rápido como un halcón descendió sobre su presa, con una espada bastante grande, no dudo, su victima tenia espada, aunque había desenvainado el cuchillo, gran error.
Antes de que su compañero desenvainara su espada, su compañero había caído.
Seiyu se encaro con el otro equilibrista, este ya en alerta y preparado no era un rival fácil, los equilibristas eran muy atléticos.
Se movió rápido intentando ensartarlo, pero Seiyu dejo que lo hiciera para esquivarlo y hacer que diera contra un tablon, donde su arma se clavo, Seiyu guardando el arma placo al rival y ambos se revolvieron en una pelea que la fuerza de seiyu decanto.
Lo cogió por la cabeza golpeo contra el suelo.
-Dime... *puñetazo* quien te ha ordenado seguirme!
estaba claro que eran un grupo organizado, tal vez no disciplinados ni formados, pero actuaban en grupo.
-dímelo... o empezare a romperte los dientes
........................................................................
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Big_fish-25549
El circense ante la negativa de las jóvenes alargo la mano y intento agarrar la muñeca de Anna, la cual a su vez tenia agarrada a Comadreja
-Venga vamos! no me hagáis perder la paciencia!
Naturalmente Anna reacciono ante aquello de forma brusca y dolorosa
-Mi pie! maldita mocosa! -grito cundo Anna le pateo la espinilla causando un intenso dolor.
Las jóvenes corrieron en dirección contraria, solo para encontrarse a 3 hombres impidiendo el paso, uno esbelto con un mono en el hombro y el otro sin duda un fortachon altísimo típico en todo circo y un diminuto hombrecillo de grandes y anchos pantalones con pintas de payaso (mirar imagen)
El circense había sacado el látigo con gesto hosco
-no me gusta ser duro... pero ustedes me habéis obligado, dame el mapa y me lo tomare como una disculpa, si no, estáis metidas en un buen lió.


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Jue Feb 06, 2014 6:19 am

Algo olía a chamusquina. La sonrisa amable se había esfumado dando paso a un semblante que nada tenía que ver. Ya no parecía que las estaba invitando, sino más bien que pretendía obligarlas, algo que la joven princesa no entendía, ¿Por qué? Se preguntó, meneando la cabeza confundida. ¿Acaso no les había brindado ayuda tan sólo unos instantes antes? Tuvo que reaccionar con rapidez cuando el individuo la agarró del brazo con una delicadeza nula, la señal inequívoca de que el peligro era ahora algo más serio que ir esquivando a un par de guardias aburridos. Hincó su talón en su pierna como método de defensa, y reanudaron la precipitada huida en dirección opuesta, confiando en que el dolor le impidiese correr y darles alcance. De todos modos, pensó la princesa, era sólo un hombre contra ellas dos, y por si fuera poco Anna iba armada, si es que la pala podía considerarse arma. No tenía posibilidades de…

-Vaya con el comité de bienvenida...

Les cerraban el paso, y esta vez Anna se dio cuenta de que había estado demasiado equivocada. Se colocó delante de Leanna con gesto protector, usando sus brazos de escudo por si acaso, dejándose llevar por el carácter impulsivo que siempre guiaba sus pasos. Empezaba a atar cabos, al menos el motivo del porqué no habían acudido a ellos antes saltaba a la vista, aunque no terminaba de comprender la actitud avasalladora del grupo de amables circenses, que ahora parecían más bien mercenarios a sueldo. Lo poco que sabía era que buscaban a la niña, o al menos eso era lo que creía, pues parecía que se conocían de algo por las palabras poco corteses que habían compartido. Además, la habían llamado “Comadreja”, un nombre muy raro. Se preguntó si le habría dicho la verdad sobre como se llamaba en un principio, pero abandonó esa idea pues no era lo más importante en ese momento… Era la primera vez que vivía algo semejante, nunca nadie había osado ponerle una mano encima jamás, y ahora ese cuarteto les cerraba el paso con la promesa de hacerles daño reflejándose en el brillo de sus ojos.

-No me gusta ser duro... Pero ustedes me habéis obligado, dame el mapa y me lo tomare como una disculpa, si no, estáis metidas en un buen lío-Leanna giró la cabeza para ver como el agredido las había alcanzado, renqueante, aprovechando el muro humano que impedía su avance con gesto amenazante. Se atisbaba una multitud al extremo opuesto de callejón, a unos diez metros de distancia, inusual pero justificado teniendo en cuenta la alarma. No obstante nadie parecía darse cuenta de la precaria situación en la que se hallaban las chicas, ensimismados en la tormenta y en las malas noticias que traían consigo las campanas.
-Dejadnos pasar, o se lo diré a la reina Elsa y lo pagaréis muy caro-Dijo Anna tras soltar el aire y erguir su espalda, intentando parecer autoritaria pese a carecer de una situación ventajosa desde la que poder amenazar. Parecía un disco rallado. Era un poco confiada si se creía que la baza que no le había funcionado antes, lo haría ahora, por mucho que tratase de comportarse de acuerdo a un cargo que no tenía ningún valor. Los hombres se rieron igual que lo habían hecho los guardias, como si supiesen algo que ella ignoraba y cuyo desconocimiento les parecía sumamente ocurrente.
-No estáis en posición de negociar nada-Le advirtió el circense detrás de ella, obligándola a encararlo furibunda-Ahora, si sois tan amables…-Señalo la cintura de la chica-El mapa, por favor.

Ella miró aquel punto, sopesando la situación y sus escasas alternativas. ¿Le prestaría alguien atención si gritaba auxilio? Tiritó un poco a causa del frío, echando de menos poder llevar una capa sobre sus hombros. Sacó el pergamino arrugado, deteriorado por haber pasado por tantas manos que no lo habían tratado con la delicadeza merecida, y alternó miradas que iban del que parecía tener la voz cantante, al trozo de papel.

-¿Y nos dejaréis marchar?-Preguntó, queriendo asegurarse de que todo acabaría allí. Ciertamente le resultaba muy extraño que conociese la existencia del plano que estaba en su poder, casi sospechoso. No entendía ni la mitad de los sucesos que estaban teniendo lugar aquel día, que sólo había pretendido divertirse un rato causando destrozos en el mobiliario de palacio. Los senderos del destino eran impredecibles, pero Anna también podía serlo si quería. A falta de una buena explicación…
-Por supuesto, querida-Respondió el hombre, haciendo un gesto con la mano, pero sin abandonar aquella mirada que transmitía órdenes silenciosas a sus hombres. Comadreja soltó un bufido de indignación al ver como Anna lo alargaba con determinación, decidiendo que con ello sellaba su sentencia de muerte. Pero antes incluso de que los codiciosos dedos del individuo llegasen a rozarlo, la cabeza-cobriza se salió de su trayectoria y lo rompió sin miramientos en un montón de trozos que al caer al suelo, fueron arrastrados muy lejos por la brisa fría.

-¡Ja! ¿Y ahora qué? ¿Qué decías sobre las negociaciones?-Se sacudió las manos, como si acabase de terminar un trabajo bien echo, y cruzó los brazos sobre su pecho con orgullo, pese a hacerlo para que el calor no escapase. Si no era suyo el tesoro, no sería para nadie, pensaba Anna mientras esbozaba una sonrisa traviesa y suficiente, creyendo erróneamente que los vientos soplarían a su favor.

Leanna quiso golpearse la cabeza contra el muro más cercano. Supo que lo anterior no había sido su sentencia de muerte… Lo que acababa de hacer lo era sin lugar a dudas.



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Jue Feb 06, 2014 11:26 am

el circense se rió de su buena suerte
-iba a hacerlo yo mismo, pero así me facilitas las cosas
ya no tenia motivo alguno para ver a esa joven como una promesa dispuesta a hacerle caso y entrar en su mundo del espectáculo, había dejado claro que era demasiado rebelde y demasiado altiva.
-una pena, habrías sido una ayudante de payaso muy mona.
alzo el látigo sonriendo mezquinamente
-lamentablemente,ya no os necesito a ninguno de los 2
los hombres se acercaron a las jóvenes, sin duda ya había acabado todo.
-no me gusta matar, pero no puedo dejar cabos sueltos.
y esas fueron sus ultimas palabras, cuando una hoja de acero asomo con pétalos rojos por su pecho, su rostro una estupefacta mirada de sorprendido.
Detrás de el, donde no había nadie hacia un instante, se alzo una figura humana muco mas alta que el circense, lo que era inexplicable ¿como no lo habían visto venir nadie?
-lamentablemente, yo tampoco...
pareció responder Ralth mientras daba la patada que arranco su arma del cuerpo aun vivo.
Los hombres tras las jóvenes retrocedieron al ver al joven, no era de extrañar, como una segunda piel invisible, había algo que le daba un aire extraño al joven, daba que pensárselo 2 veces.
-En nombre de la guardia silenciosa! Depositad las armas o morid, en nombre de la bruja que todo lo ve y todo lo sabe.
Entre la impresión, la amenaza, el hecho de que nadie lo hubiera visto llegar, hizo que el pequeño payaso saliera corriendo, justo cuando al final de la calle Seiyu apareciera empujándolo contra sin querer, el payaso debido a sus ropas cayo rodando calle abajo.
Ralth aprovecho el momento para intentar acabar con el siguiente, pero cuando Anna protesto de que la apartara, el hombre con el mono se hizo a una tubería y imitando a su mascota escalo con gran agilidad hasta el tejado.
Donde se escabullo, el grandullón se lanzo contra Seiyu quien simplemente se aparto y puso la zancadilla , pero el fortachon se agarro y ambos rodaron en la estrecha calle.
Ralth suspiro y fue a echar una mano, mientras Ralth se alejaba, algo tiro de la falda de Anna, el circense se arrastraba, y se había agarrado a ella ¿la razón? puede que pidiera ayuda, o quisiera decirle algo, o tal vez intentaba aferrarse inútilmente a algo en este mundo para no partir de el aun al otro lado.

Ralth no tuvo piedad, agarro al tipo del pelo y tiro atrás lo suficiente como para alejarlo de su amigo, ponerle el cuchillo al cuello y acabar con todo.
-Ralth! que haces?!
-cumplir la ley, los que solo crean distorsión allí donde van, deben ser eliminados... los rebeldes deben morir
Eran rebeldes, muy raros, pero eran rebeldes.
Asaltantes de caminos disfrazados de feriantes, o tal vez feriantes que cedieron a la violencia, quien sabe.
Normalmente este tipo de personajes no debían tener voluntad propia, se mueven en determinadas pautas, atacar ciertos lugares y punto...
Arendelle era un lugar sin violencia, sin asaltantes ni ladrones... ¡¿que pintaban allí?! ¿que los había atraído hasta aquí? quien sabe.
Ralth había escuchado estúpidas necedades entre algunos Guardianes, como que la bruja del tiempo había perdido poder en fantasía... ahora empezaba a ver que podía haber razón en aquellas palabras.
Seiyu miro soslayado el cadáver pero no dijo nada, simplemente siguió hasta donde estaban el par que había salvado.
-¡Anna! ¡Leana! ¿estáis bien?
Seiuu miro a Anna no parecía estar muy bien
-¿ocurre algo? deberíamos volver a palacio... pareces enferma.
Seiyu no era tan necio, el mismo se había sentido como Anna una vez, cuando vio morir a la bruja... hace muchos años cuando era un niño, la misma que intento comerle, pero no por ello fue agradable de verlo.
-no mires... yo te llevo.
Seiyu se llevo para si a ambas y las alejo de allí, justo cuando empezaron los gritos, alguien había encontrado los cuerpos, pero Seiyu no se detuvo, no esperaba que nadie viera a Ralth, el sabia como no hacerse ver.


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Jue Feb 06, 2014 3:09 pm

Adiós a su bonito farol, la amenaza de decir que se lo sabía de memoria era ahora pueril y falta de efectividad, por lo que no merecía la pena gastar saliva. Hizo un mohín, enojada porque su brillantísimo plan se hubiese ido al traste tan patéticamente, sin darle tiempo a deleitarse con su innovadora forma de plantar cara a la adversidad, ella, que se creía un genio estratega. Hizo más énfasis en sus brazos cruzados, dejando clara su ofuscación y falta de madurez.
Aquello iba más allá de un inocente malentendido, el daño inminente era tan real como la nieve que empezaba a acumularse en los rincones, creciendo tan rápidamente como setas.

-Hijo de perra…-Masculló entre dientes Leanna, escupiendo en el suelo de forma poco femenina-Eres un miserable bastardo, ¡Seguro que lo planeaste todo desde el principio! ¡Magicante repulsivo! Harold ha muerto por tu culpa-Siseó cosas sin sentido que la cabeza-cobriza no llegaba a comprender, posiblemente los motivos de su odio intenso y desconfianza-Ojalá se te pudran los…
-Te lo advierto-Comenzó a decir Anna interrumpiendo los improperios de la menor, sin soltarla. Retrocedió unos pasos, buscando a ciegas una salida, sabiendo que el muro humano seguía a sus espaldas, infranqueable y peligroso-Si nos pasa algo a mi o a –Frunció el ceño antes de seguir, carraspeando-Comadreja, alguien vendrá e investigará-Alzó un dedo, apelando al sentido común a base de su talento innato para persuadir a base de charla inútil-Seguro que os descubren, y cuando eso pase, lo lamentarás profundamente porque…

Pero el circense no atendía a razones, o simplemente le importaba un bledo lo que la chica pudiese llegar a decir, por la forma en la que comenzaba a levantar su látigo. Anna se acurrucó contra Leanna para que la fuerza del impacto fuese menos dolorosa, gritando como si eso sirviese para reducir las heridas o al menos atraer a alguien. Por mucho que se dejase la garganta en ello, estaban perdidas. ¿De verdad iba a acabar así? No se lo creía. No PODÍA ser así. Era imposible que todo acabase cuando no había hecho más que comenzar. El lacerante escozor no llegó a producirse, pues las caricias del cuero que conformaba aquel instrumento no rozó ni a la niña ni a la princesa. Comadreja tampoco podía creérselo, siempre había sabido que unirse a ese grupo era peligroso, pero ahora los ojos le escocían de la rabia. Su sed de venganza no le era de utilidad si moría, en un mundo en el que el mayor logro era mantenerse vivo tras el paso de los días.

El tipo del látigo escupió una flema sanguinolienta, y su pecho herido se tiñó de rojo carmesí con la sangre borboteante que escapaba de la herida mortal que acababan de infligirle. Anna ahogó un grito de asombro y asco intenso al contemplarlo, pero no tardó en posar su mirada en la inmensa figura que había aparecido detrás del como un augurio de muerte. Sus ojos se abrieron de par en par al reconocerlo de inmediato. Bueno, no era un caballero de brillante armadura, pero le servía.

-¡Ralph!-Exclamó sorprendida. El arma al salir del cuerpo de la víctima produjo un sonido terriblemente asqueroso, salpicando con las motas rojas a su alrededor y goteando por su hoja afilada. Anna no ocultó su mueca de repulsión mientras las tripas se le revolvían y las gachas de aquella mañana intentaban escapar de su estómago, pero la niña la asió de la mano.
-¡Aprovechemos!-Masculló la castaña con desespero, quien a cada minuto que pasaba sentía que vivía en un infierno, ¿A que dioses había ofendido para que el destino le deparase tales infortunios? Primero los traicionaban, después intentaban matarlas y ahora ese loco había aparecido como un ángel de la oscuridad. No tenía pinta de salvador, ni mucho menos. Por desgracia, estaban entre él y los otros miembros de la troupe, los cuales pretendían poner pies en polvorosa como ratas cobardes.
-¿Espera, qué?-Exclamó la princesa, ofuscada al escuchar a Ralth. ¿Guardia silenciosa? ¿Bruja que todo lo ve? Por sus palabras parecía que había salido con un poco de más alcohol de la cuenta de una cantina, pero su semblante metía miedo, cargado de una frialdad espectral. No tenía claro si las estaba ayudando o no, pero Leanna sí que parecía saberlo-¡Eh, Ralph!-Protestó cuando este la hizo bruscamente hacia un lado, casi empujándola. Se apoyó bruscamente contra la pared para salir de cualquier golpe, intencionado o no, y los ladrillos se le clavaron en los omóplatos.
-¡No llames su atención! ¡Olvídate de él! ¿No ves que está loco?

El callejón se había convertido en la sede de una trifulca sin cuartel, un pequeño motín cuyo final parecía escrito de antemano. La princesa sentía la adrenalina que bullía por sus venas como un torrente imparable, produciéndole una inconfundible sensación de vértigo en todo el cuerpo mientras su pulso se aceleraba y su respiración también. El mal trago seguía ahí, pero al ver aparecer a Seiyu, Anna decidió que no quería quedarse parada como una cobarde y causarle una mala impresión después de todo lo que había hecho. Agarró la pala con ambas manos y quiso socorrer al guerrero, lamentablemente su falda se enganchó con algo y tropezó. Al principio pensó que se trataba de algún alambre suelto, pero el rostro se le puso lívido al ver al moribundo jefe del grupo arrastrándose hasta ella, soltando la falda y aferrándose a su bota con sus dedos temblorosos. La princesa alzó el objeto contundente, atizándole en la mano para que la soltase, repetidas veces. Parecía como si el rigor mortis hubiese actuado antes de tiempo y no hubiese posibilidad de quitárselo de encima, por lo que Anna dio una patada y se desprendió de la bota que revestía su pie derecho, cayendo hacia atrás y dejando al cuerpo sin vida aún con el objeto.
Emitió un gemido. El adoquín bajo su piel desnuda era frío e inclemente, pero no era eso lo que la había perturbado. Apretaba los dientes por las bajas temperaturas, apoyó la cuña de la pala entre los surcos del suelo y se ayudó a ponerse en pie.
Leanna, por su parte, se había agachado junto al circense y lo miraba con bastante interés, entrecerrando los ojos y observando la herida abierta de su espalda. Le arrebató del cinturón un pequeño cuchillo.

-Esto es mío-Susurró, e hizo lo mismo con una bolsa que tintineaba y que posiblemente contenía algunas monedas. La abrió para examinar lo que había en su interior, y la cerró de golpe-No es suficiente por todo lo que he pasado…Pero servirá-Dijo con un hilo de voz. Le dio un punta-pie y le quitó de mala manera el calzado, dejando sus dedos en una postura antinatural, para después arrojársela a Anna-Perfectamente-Respondió a Seiyu.

La chica de las trenzas asintió con la cabeza, y volvió a calzar su pie, agradeciendo el calor que aún guardaba la bota en su interior.

-Estoy bien-Aseguró franca, haciéndose la valiente y queriendo demostrar que no era cobarde-No, enserio. Lo estoy de verdad, ¿Y tú? ¿Te han herido?-Le preocupaba lo que pensasen de ella. Lo había pasado bastante mal, Anna no era de piedra, pero no era un daño irreparable para ella, que cavilaba sobre lo que había visto de puertas para afuera del palacio. El mundo era peligroso, más de lo que había creído en un principio, y eso que no había salido de Arendelle. ¿Qué habría más allá de la ciudad? Aún le costaba creer que hubiese estado a punto de morir… Pero so sólo servía para demostrar su absurda teoría de que nada iba a ocurrirle, pues la ayuda había llegado en el último minuto. ¡Ojalá estuviese más preparada! Pensar en ello volvía a activar el calor abrasador que le producía la adrenalina. Puede que estuviese loca pero, de ninguna forma, pretendía renunciar al mundo, por muchos peligros que albergase. Se dejó llevar por Seiyu, y Leanna, a falta de nada mejor, los siguió-¿Has visto como ha empeorado el tiempo en un momento? Menuda ventisca...-Dijo, forzándose a cambiar de tema para distraer su mente. En ese aspecto, la más joven de las princesas era más fuerte que su hermana. Sonrió de forma tímida, ocultando así los pesares-Sí que deberíamos volver. Seguro que Elsa está hecha una fiera. ¿Has oído todas esas campanadas? Seguro que me están buscando...



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por seiyu el Vie Feb 07, 2014 12:40 am

Seiyu finalmente se detuvo ante las puertas del castillo, eran impresionantemente aterradoras sin la luz del sol bañandolo, y mas con unos guardias que lo miraban furibundos.
Pero esta vez tuvieron suerte.
-Anna!!! Eres tu!! Estabamos preocupadisimos!!!
Se veia que Anna tenia de quienes se preocupaban de ella.
-deberias ir, se ven preocupados-seiyu las dejo ir, y Anna volvio a casa, junto con quienes querian, Seiyu no fue tras ella, de todas formas los soldados cerraron filas y empezaron a cerrar las puertas.
Seiyu se volvio a las casas donde la gente ya se habia refugiado, la unica actividad parecia ser un grupo de soldados mirando la calle donde sucedio la pelea.
Tardarian un tiempo, pero en algun momento hablarian del par de sugetos extraños que pasaban por Arendelle.
No les importaria demasiado, pelea entre extranjeros, muertes extranjeras.
-hoy hemos hecho un buen trabajo.
-y que lo digas...hemos detenido a los malos, y aunque algunos escaparon, dudo que vuelvan a jugar el mismo juego... asi que tema zanjado... pero no lo entiendo ¿que haces aqui? Podrias ser el heroe que siempre quisiste
Seiyu sonrio con desgana
-no soy un heroe, yo no las salve, lo hiciste tu... y aunque hubiera sido yo, yo fui quien las puso en peligro.
Ralth asintio como si viera algo que el no
-una aptitud muy madura por tu parte, de todas formas teniais que separaros, ella ahora debe seguir su destino, aunque no sea el dia de la coronacion.
Seiyu lo miro extrañado
-¿de que hablas?
Ralth suspiro como si fuera lo mas obvio del mundo
-la reina Elsa ha desaparecido antes de tiempo, sin que su secreto llegara a conocerse... esto es un cambio muy grave Seiyu
Seiyu lo miro asintiendo con gravedad
-solo espero que los que escaparon no causen mas problemas.
-¿no vamos tras ellos?
-estamos solos, con mas gente podriamos hacerlo... ademas algo me preocupa... esos bandidos no eran rebeldes propiamente dicho... no les interesa cambiar la historia... no obstante...
Ralth alzo la mano y agarro un copo de nieve
-alguien ha causado un cambio demasiado grande para que sea obra de estos chapuceros...


Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 I6hr62j
seiyu
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
seiyu
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Anna el Vie Feb 07, 2014 10:30 am

Casi no se dio cuenta de que habían llegado, inmersa en sus propios pensamientos. Había perdido momentáneamente las ganas de hablar, y para cuando quiso darse cuenta, las grandes puertas de palacio se abrieron, y tras ellas los rostros preocupados de Kai y Gerda aparecieron. Dieron una orden y los soldados apostados en ambas hojas obedecieron, y apenas si pudo darse la vuelta para despedir con una mano a Seiyu cuando este ya había desaparecido por completo. Anna hizo un puchero con los labios, preguntándose a qué venia tanta prisa y si volvería a verlo siquiera, pero la voz de su ama de llaves la distrajo.

-¿Quién es esta niña?
-Es mi nueva bordadora-Respondió automáticamente, antes de que Leanna pudiese ejercer algún tipo de protesta. Había perdido las ganas de protestar, pero no tardaron en volver-Llevadla a mis aposentos, pero antes acicaladla y todo eso. Hoy ha tenido un día duro-Igual que el suyo, más o menos. La princesa dejó escapar un bostezo de forma poco apropiada para una dama, agarrándose al orondo brazo de Kai-Preparadme un buen baño. Si el agua está hirviendo, mejor-Declaró la princesa, dando grandes zancadas por el patio nevado; tiritaba a pesar de la capa que alguien le había puesto encima, y eso no hacía más que persuadirla de que entrasen lo antes posible-¡Estoy muerta de cansancio!-El agotamiento en todas sus facetas estaba ahí, latente. Vivir tantas cosas en una sola tarde había menoscabado sus fuerzas, y ahora requería un reposo absoluto antes de encarar a su hermana. Porque estaba segura de que su aventurilla fuera del palacio no le habría resultado ajena, y al menos Anna sabía de que la reñiría por eso. La alegraba y preocupaba a partes iguales. Por un lado, porque a pesar de vivir bajo el mismo techo hacía mucho que no se veían; por el otro, porque Elsa pasaba de ella siempre, y no le gustaba que le hablase sólo para reñirle. No tenía derecho-¡Oh! Y quiero chocolate-Dijo, deteniéndose y girándose para mirar a Gerda, cuya expresión de preocupación era inequívoca-Muchísimo chocolate-Puntualizó, para que no racaneasen. El amargo y pecaminoso sabor de aquella delicia la ayudaría a sentirse más reconfortada.
-Estoy convencido de que lo necesitáis, alteza. Pero tal vez vuestro reposo deba esperar un poco-Respondió el mayordomo.
-¿Qué quieres decir?-Inquirió suspicaz. Sus palabras tenían el inconfundible tufo de “Vuestra hermana quiere veros ahora mismo”. ¡Arg! Pues no pensaba dejar de lado sus expectativas de descanso. Elsa podía esperar, como había hecho siempre.
-La reina ha desaparecido.
-¡Oh, Kai!-Protestó Anna hastiada-¡Estoy muy cansada para bromas ahora!
-Lo lamento, alteza-Se disculpó él apenado-Pero no se trata de ninguna broma.
-¿Qué?
-Llevaba unos días ausente y faltaba uno de los carruajes reales. Al principio pensé que se hallaba de viaje, pero esta tarde ha llegado el cochero completamente borracho y sólo, afirmando que la había dejado abandonada en un claro del bosque encantado-La más honda pena inundaba su voz, mientras contemplaba el rostro atónita de la princesa, que se había vuelto de un inusual tono lívido.
-No puede ser-Dijo, llevándose las manos a los labios. Dejó caer bruscamente la capa en el suelo, precipitándose hacia el interior del palacio. Hacía muchísimo tiempo que no pisaba los aposentos de Elsa, en realidad, jamás había podido entrar en ellos… La puerta no cedió y se abrió con facilidad, dejando caer la luz a su interior en forma de cuña, con la silueta de Anna apoyándose sobre esta y revelando una habitación pulcramente ordenada que olía a cerrado. No había rastro de su hermana.

~Fin~:
Y con esto se acabó en tema xD, ¿No?



Awards:
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 YnjNL3J
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 U94OBCl
Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 6SN90i4
Anna
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Llamando la lluvia {Libre} - Página 2 Empty Re: Llamando la lluvia {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.