Ambientación
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.
Últimos temas
» Registro de cuentos
Lun Abr 02, 2018 10:39 pm por Espejo Mágico

» 2.-Registro de reino y rango
Lun Abr 02, 2018 9:27 pm por Espejo Mágico

» Imágenes para inspirarse
Lun Abr 02, 2018 9:08 pm por Espejo Mágico

» Estoy de vuelta!
Lun Oct 23, 2017 11:17 am por Bruja del Tiempo

» Elsa de Arendelle [FICHA]
Lun Oct 23, 2017 6:46 am por Bruja del Tiempo

» Anna de Arendelle [FICHA]
Lun Oct 23, 2017 6:39 am por Bruja del Tiempo

» Normativa y botones disponibles
Vie Oct 20, 2017 9:32 am por Bruja del Tiempo

» 1.-Registro de avatares
Jue Oct 19, 2017 12:21 pm por Bruja del Tiempo

»  Descripción de Reinos
Mar Oct 10, 2017 7:37 pm por Bruja del Tiempo

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Miér Sep 27, 2017 10:19 am por Peter Pan

Novedades
00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Premios
Nombre apellido
Mejor héroe
Nombre apellido
Mejor Villano
Nombre apellido
PJ más activo
Compañeros

Élite 0/40
Creditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Blanca Nieves el Sáb Abr 19, 2014 10:15 pm

- Las mujeres no saben jugar a las peleas. Perderéis de todos modos. -dice el niño muy enojado con nosotras, pero con Elsa sólo nos reímos antes de decir:

- ¡Primero gánanos y después habla mal de las pincesas! -y vuelvo a acertarle una bola de nieve en la frente. Lo malo es que él empieza a juntar nieve, mucha nieve... Miro a Elsa, algo asustada, ya que como el niño es más alto que nosotras, quizás puede levantar eso. ¿Tendrá fuerza para que la pelota llegue a nosotras? En todo caso, tengo los pies listos para deslizarme fuera de su alcance.

De pronto la puerta se abre y entran 2 niños más. Primero entra una niña, quién se cae, quizás no acostumbrada con el hielo, y hago ademán de ir a ayudarla ¡pero ver al niño caerse con la gigantesca bola de nieve me hace empezar a reír sin parar!

- Niña, es de mala educación entrar sin llamar. -dice el niño muy enojado.

La recién llegada ni se fija en él, ya que empieza a llamar a mi nueva amiga con una gran sonrisa en su rostro:

- ¡Elsa! ¡Elsa! ¡Elsa! -luego de lograr equilibrarse, empiezan las presentaciones correspondientes:

- Un placer conoceros Stunky y Anna. -digo haciendo una reverencia, olvidando que estoy en el hielo. Lo bueno es que me equilibro pronto y no llego a caer.

- ¡Blanca, Blanca, Blanca! -dice la niña, y me gusta enseguida- ¿Te gustan las muñecas?

- ¡Si, muchosísimo! -respondo inventando una nueva palabra para demostrar cuánto me gustan.

- ¡Juguemos, juguemos! -y sin esperar más me dirijo con ella hacia el lindo castillito. Sin embargo, me sorprendo al ver a dos niños iguales:

- ¿Sois dos Stunkies? -pregunto confundida, con la mano en el aire antes de tomar un mueble del castillo- ¿Cómo es eso posible?

Pero la niña de trenzas es rápida: en un momento ya se dirige hacia puerta, y en otro hacia Elsa, proponiendo un nuevo juego:

- ¡Ala! ¡Siiii! ¡Niños contra niñas! ¿Podemos? ¿Podemos? ¡Oh, pofa, decid que siiii!

- Os aviso que ése niño no sabe jugar muy bien. -digo apuntando al colorín- Para jugar con él no pede ser algo com-pli-ca-do. -me esfuerzo en decir bien la palabra, como para demonstrar que él no puede entender algo así.

***

Escucho atento la respuesta del monarca de Southern Isles, divirtiéndome en mi fuero interno por cómo fue sorprendido por mi pregunta:

- Sus vinos son de muy buena calidad, de lo contrario no estaríamos interesados en adquirirlos. -digo haciendo énfasis en "no estaríamos interesados"- Sin embargo no son los únicos vinos de calidad disponibles. -Apoyo mis codos sobre la mesa mientras me inclino hacia adelante- Y como el frío ha hecho estragos en algunos de nuestros productos, pues... en esa situación nos obligas a disminuir ostensiblemente nuestro pedido.

M'Apple no se rebajará a pagar caro por un producto que puede adquirir de productores del reino de su hermano... Estaba concentrado en los vinos cuando miro de reojo la bruja... Su mirada me perturba, por lo que vuelvo a observar al rey de Southern Isles.
avatar
Sobre mí
Mensajes : 682
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/fichas-f8/ficha-de-blanca-nieves-t76.htm#363
Princesa de M'apple

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Hans C. Andersen el Mar Abr 22, 2014 1:59 am

Observó detenidamente la situación. Habían aparecido un par de gemelos acompañados de una cría, Blanca y Elsa se habían aliado en su contra y la recién llegada dudaba entre irse a jugar con Blanca a una esquina o empezar una batalla campal entre niños y niñas.

Había muchas cosas de todo aquello que le molestaban, empezando por que los recién llegados se trataran de gemelos. Ya había tenido que lidiar con dos de sus hermanos que compartían dicha particularidad. Eran prepotentes y se comunicaban en ocasiones de una forma en que solo se entendían mutuamente. Esperaba que esos chicos no estuvieran fabricados con esa misma pasta, si no acabaría teniendo problemas con ellos. Sobretodo teniendo en cuenta el nombre de uno de estos, no sabía si iba a poder aguantar hacer una broma al respecto.

Luego estaba la coalición que habían formado Blanca y Elsa en su contra. No era agradable ser ninguneado por un grupo de crías, sobre todo si una de ellas poseía poderes.

Y por ultimo la renacuajo aquella, que parecía haber sido traído de un establo cercano. No hubiera imaginado lo mas mínimo que se tratara de una princesa, salvo por sus ropajes, demasiado caros y elaborados como para formar parte de la plebe.

- Esto... ¿Stunky? - Le costó la propia vida decir aquella palabra sin partirse la caja de risa. - No hagas caso a estas crías. - Dijo señalando al grupo que conformaban aquellas tres variaciones de color, que iban desde un rojo fresa, rozando el blanco pálido y adentrándose en la oscuridad del azabache. - Estamos en mitad de una batalla campal de bolas de nieve. ¿Te nos unes?

Su forma de actuar había sufrido una variación notable. Ahora no gritaba, ni siquiera imponía sus deseos. Aquellos individuos le eran completamente desconocidos, pero quizás pudiera llegar a aprovecharse de ellos de una u otra forma. Escuchó a la niña exigir que los grupos estuvieran divididos por sexo, la idea en sí no era tan mala, aunque era evidente el grupo que iba ha ganar. Con suerte, él contaría con dos gemelos completamente compenetrados entre ellos, mientras que las chicas serían tres renacuajas alocadas. No se podía perder.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 54
Para más información
Ver perfil de usuario
Príncipe de Southern Isles

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Mar Abr 22, 2014 8:05 am

Al menos Stunky tenía más modales que Hans, eso saltaba a la vista, lo cual la hizo pensar que la educación y el respeto se habían saltado una generación en el pelirrojo de ojos verdes. Igual se había precipitado al meter a todos los chicos en un mismo saco.

Pero donde antes había un niño ahora habían dos, algo que dejó confusa a la chiquilla, que en una primera instancia pensó estar viendo un reflejo en el propio hielo. Era de carne y hueso, a pesar de no haber pronunciado ni una palabra. Dejó escapar una risita al observar la puntería de Blanca, que a pesar de ser más pequeña que ella, era notablemente más certera, pero se apresuró a cubrirse la boca, aún creyendo que Hans y Stunki eran hermanos y que ese gesto podría desagradar al último. Los niños siempre eran muy imprevisibles.

-No interrumpen-Meneó la cabeza en un asentimiento.

Entonces se giró hacia su hermana para reprenderla por ser tan impertinente, que no dejaba de hablar por los codos, haciendo que su voz fuese un ruido de fondo. Ella estaba acostumbrada a su constante cháchara, pero los demás no tenían por que acogerla de la misma forma. Estaba empezando a resultar demasiado invasiva con Blanca Nieves, como si fuese una abeja revoloteando alrededor de un delicioso tarro de miel, sin embargo suspiró de alivio al ver que no se habían producido asperezas por parte de la pelirroja, que incitaba a la princesa de M´Apple a compartir sus juguetes, sintiendo el anhelo de unirse a ellas… Pero Anna era de trasero inquieto, como ya había demostrado muchas veces, y de su mente voluble marchó la primera idea tan pronto como había llegado, proponiendo un juego peligroso.

-Anna, estate quieta y compórtate-Susurró, arrugando el ceño-O tendrás que jugar tu sola-Esa amenaza carecía de fundamentos algunos, pero se sentía más mayor y madura mientras la formulaba-Y tu no le hables así a mi hermana-Le espetó al pelirrojo.

Analizando bien la situación, tenía que encontrar un modo de declinar la sugerencia de su hermana menor: Los tres niños juntos eran todos mayores que ellas, y le preocupaba que no tuviesen el mismo concepto de juego: Ya se sabía que los chicos tendían a ser más violentos por naturaleza. Volvió a reírse ante la insinuación directa de la morena.

-Hans no sabe jugar-Estuvo de acuerdo.

Pero, ¿Qué era eso? ¿Una confabulación directa contra ellas? Entornó los ojos con exasperación al comprender que eso iba a ser una mala idea. MUY mala idea. Hans le hablaba a sus hermanos con visibles intenciones de traición, aprovechándose de que les doblaban la edad. Elsa se cruzó de brazos molesta, consciente de que la superioridad numérica que habían tenido momentos antes Blanca Nieves y ella se había esfumado con la presencia de Stunki1 y Stunki2.

-¡Eso es trampa!-Protestó -¡Sois más mayores que nosotros!-Lo cual los convertía en matones. Se colocó delante de las otras dos niñas.

***

Kai se secó con un pañuelo el sudor que perlaba su frente, y volvió a guardarlo en la solapa de su uniforme, sin variar en ningún momento sus andares apresurados. Aún no había cumplido el cometido encargado por la reina, a pesar de haber realizado exitosamente gran parte del trabajo: Los doce príncipes sureños habían sido puestos a buen recaudo, a pesar de que no había sido tarea fácil, ni grata. Más que príncipes, la mayoría de ellos parecían animales. El mayor de ellos, el heredero, un tal Klaus, había aparecido dentro de una de las alcobas intimando demasiado con la doncella de cámara de la reina Idunn. Los tres que iban por debajo de este en la línea de la sucesión, tampoco podía decirse que fuesen mejores, pues los había encontrado divirtiéndose a costa del mozo de cuadras, burlándose de él cruelmente. A otro de ellos, lo había pillado orinando obscenidades en la nieve que cubría el patio, y los demás… Bueno, más de lo mismo.

Encontrarlos a todos había sido trabajoso, y mucho más convencerlos de que corrían peligro. Aún recordaba como había tenido que ordenar a los guardias que se llevasen a uno de ellos a rastras, que había sacado su espadita de adorno y pretendía “mantener su honor”, atacando a la bruja que se hallaba en el salón con su padre.

Pero por suerte las aguas volvían a su cauce, y aquel grupo de inciviles estaría a salvo, tal y como se había dictado. El problema no era ese. Aún le quedaban cuatro más por encontrar: El menor de todos ellos, la princesa heredera de M´Apple y las infantas reales de Arendelle.

Con la respiración agitada, el mayordomo siguió caminando por el largo pasillo, en busca de aquel reducido grupo para ponerlos a salvo… A costa de su propia vida si era necesario.

***

El rey de Southerns Isles no dijo ni una palabra, pues se dedicó unos instantes de silencio para desafiar con la mirada a Carl de M´Apple, irritado por ser el blanco de las mofas delante de una perversa bruja. Lo estaban humillando, ¡A él!. Casi podía decirse que el sonido de sus dientes al rechinar se oía en mitad de la nada, sin embargo se contuvo de mostrar uno de sus achaques de violencia, como buen mandatario que era.

-Mientras se pague lo estipulado-Empezó a decir de forma tajante y falta de humildad-Podéis disminuir el tamaño de vuestro pedido cuanto gustéis. Tampoco yo estoy escaso en compradores-Dijo con arrogancia, tratando de usar sus propias palabras en su contra. La lengua le perdía, desde luego, pero era tarde para detractarse pues esa herida había sido en su propio orgullo, ¿Tendría que renunciar a la posibilidad de convencerle para casar a Blanca Nieves con Derek? Eso era una encerrona en toda regla, pues a lo largo del día no había sufrido más que humillaciones que se aprovechaban de su imposibilidad para rebatir. Sabía que el objetivo de su invitación, en concreto, se debía de una estrategia por parte de los otros reyes para evitar que su amenaza de invadir Corona se hiciese efectiva… Y él, que había traido tres intenciones, iba a irse de vacío.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 493
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por seiyu el Lun Mayo 26, 2014 12:58 am

((Off:Mil perdones por tardar una eternidad))

El soldado lo dejo en un cuarto, donde encontro a su hermano que lo miro raro.
Pero dentro del cuarto... niñas y niños parecian divertirse con algo blanco que salia del suelo, por un momento algo le hiso pensar que era una nuve, o un monton de algodon.
Naturalmente esto daño seriamente su oscuridad.
Por un momento, su neutro rostro sonrio.
Un breve momento antes que su hermano le diera un ultimatun para entrar.
Entro con un rostro petreo y serio.
En cuanto entro noto el ambiente Frio y humedo, cogio nieve yclo miro con curiosidad abandonando su seriedad nuevamente
-Es fria...
De repente se escucho ese nombre, Stunky, y alarmado se volvio a su hermano.
-Dijiste que no lo traerias!!! Veras como nos mete en un lio.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
Ver perfil de usuario
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Lun Mayo 26, 2014 3:02 am

El joven miro y examino a cada uno de los que estaban en aquella habitacion.
El unico chico le propuso hacer equipo para aplastar al equipo femenino que solamente una niña, la mas alta y mona se opuso.
Mientras Su hermano parecio asustarse cuando mencionaron a Stunky
-yo no ordeno a Stunky, el hace lo que quiere...
Eso era cierto, stunky hace lo que quiere cuando quiere, nadie le puede ordenar, tal vez por que los dos hermanos eran los unicos que podian verlo.
Finalmente noligma contexto al desconocido.
-me parece bien... pero ¿bolas de nieve? De verdad vas a jugar recogiendo esa cosa sucia del suelo?... Es asqueroso...
El joven pateo la nieve con desprecio.
-seguro que algun animal ha dejado alguna sorpresa en ella...
No obstante su hermano ya tenia nieve en las manos.
Bueno lanza tu por mi
Su hermano habia sido siempre mejor en el aspecto fisico, el mejor corriendo, luchando, levantando peso, incluso superaba a los soldados en ese aspecto.
En cambio el se agotaba enseguida y hiperventilaba con facilidad.
-acribillalas, yo te indico donde debes lanzar
Por que aunque no tenia musculo, tenia cerebro.
.................

Malefica sonrio mirando el interesante debate entre reinos, se veia interesante para interferir.
No es que sintiera lastima del rey de las islas del verano, ni le gustaban las causas perdidas.
Lo que buscaba era un reto, tener control de la situacion y divertirse con ello.
-Pues si Arendelle no le interesa el vino de calidad, la montaña prohibida estara interesada en comprar el resto de la cosecha.
Saborear el mejor vino de las islas no tenia parangon con ese momento de duda y desconcierto.
Malefica no solo compraba vino, en cierto modo estaba apoyando a un rey ante el resto, normalmente la noblesa pocas veces tenia poca importancia... pero el apoyo de una bruja era otro cantar.
Se retractarian los reyes para no ganarse la enemistad del rey que estaba apoyado por la brujeria?
Y mas interesante aun ¿como se lo tomaria el rey de las islas ese apoyo del que sin duda ni contaba ni le gustaba?


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Anna el Lun Mayo 26, 2014 10:17 am

Anna hizo caso omiso y dada la falta de colaboración de los presentes, corrió hacia uno de los arcones del que sacó varios objetos de interés para ella: las muñecas, un lazo de raso rosa fucsia, coronas de papel, flores algo mustias del jardín y un collar de perlas. Corrió con ellos y los dejó caer en el centro de la sala, alegremente, como si fuese un grandioso tesoro sacado de las profundidades del mar, valiosas reliquias en su poder. Colocó las manos en su cintura y miró a los chicos y las chicas en busca de atención, o algún elogio hacia sus juguetes.

Sin embargo nadie le hizo caso, cada uno parecía estar con su tema, y la pequeña niña se sentía ignorada. No estaba acostumbrada a no salirse con la suya. Blanca Nieves y Elsa se metían con Hans, que a su vez intentaba crear una alianza con Stunki, al cual el niño clon estaba recriminando cosas mientras hablaban de sorpresas en la nieve.

¡A Anna le encantaban las sorpresas!

Ingenuamente, la princesita abrió los ojos de par en par, alegre mientras se agachaba y empezaba a escarbar en uno de los montículos blancos, buscando algún regalo oculto de los mencionados por Stunki. Por desgracia no había nada, ni anillos, ni pasteles, ni ardillas. Anna estaba muy enojada. Hizo un mohín con los labios preparando su particular desquitamiento. Sus ojos empezaron a brillar cristalinos, tornando su visión borrosa, mientras sorbía por la nariz con fuerza. Tomó aire muy hondamente, temblando de pies a cabeza, poniéndose colorada como un tomate con insolación y entonces…

Empezó a llorar como una condenada.

***

Kai se paró para tomar aire, apoyándose contra el marco de una de las puertas. Medio palacio había recorrido ya... Y los dioses sabían que estaba viejo para ir persiguiendo a pequeños por los pasillos. Pero el deber estaba por encima de todo y eso lo sabía, por lo que continuó sus andanzas hasta que un berrido ensordecedor lo puso en sobre alerta, obligandolo a acelerar el paso hasta llegar al lugar del cual provenía el llanto. No le sorprendió en absoluto percatarse de que eran los aposentos reales, y sin vacilar un ápice, el orondo criado abrió la puerta con brusquedad, con el corazón latiendo a mil por hora a causa del pavor.

-¡Altezas!-Exclamó, temiendo encontrarse lo peor allí dentro a judgar por el llanto incontrolable de Anna.

Lamentablemente no andaba desencaminado en sus suposiciones: Allí dentro había una buena y una mala noticia. La buena era que había encontrado al príncipe y a las princesas, y que aparentemente estaban a salvo. La mala era toda la nieve que había allí, y la única explicación posible. Miró consternado la escena, comprendiendo lo sucedido, y carraspeó sonoramente mientras ejercitaba un exhaustivo sondeo visual: el pelirrojo, como los otros doce, era de las Islas del Sur; la pequeña niña de cabello ébano y traje azulado, no podía ser otra que Blanca Nieves; los otros dos niños no sabia quienes eran, lo cual lo desconcertó, tal vez pajes reales o primos de la infanta de M'Apple. No tenía constancia de su existencia, pero tenia ordenes concretas y debía poner a salvo a todos los niños de palacio. Miró desaprobatoriamente a Elsa.

Sin duda debería recurrir al protocolo de emergencia.

-Hace demasiado frío para jugar con nieve, sus excelencias-Dijo, dirigiéndose a todos y cada uno de los presentes. Lo mejor seria no preocuparlos con información sobre la visita de la peligrosa bruja, ya había tenido una mala experiencia con los hermanos de Hans, así que los tentaría con un juego-¿Seríais tan amable de seguirme? Hay una tarta recién hecha en las cocinas esperandoos. De manzana y chocolate-En honor a su invitada.



Awards:



avatar
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Blanca Nieves el Jue Mayo 29, 2014 1:11 pm

Miro alternadamente a Elsa, Anna, Hans y los hermanos Stunkies, sin comprender a qué vamos a jugar realmente:

- ¿Stunky os meterá en un lío? -pregunto asustándome, porque líos significan castigos... Casi nunca me castigan, sin embargo, ya sé la eternidad de pasar una tarde sola en mi habitación, o la prohibición de comer algo delicioso, todo por la misteriosa "buena educación".

- Yo no ordeno a Stunky, él hace lo que quiere... -dice el niño, y encuentro raro que hable así, como si no fuera él. Sin embargo, salto enojada cuando dice que la nieve es sucia:

- ¡Esta nieve está blanquísima, por lo que está super limpia! -¿Todos los niños son tan complicados? Recordar a mi primo quitándome manzanas hasta que me hacía llorar empiezan a confirmarme que así es...

Lo peor es ver a Anna, la hermana de Elsa, corriendo a buscar "sorpresas" en la nieve:

- No debiera haber nada allí... ¡Salvo que tú te hayas hecho! -digo enojada a Hans. Estoy segura que el salón estaba bien limpio cuando entramos, y cuando la hermosa y misteriosa nieve apareció, de seguro que siguió todo limpio, salvo que el niño que no sabe jugar haya hecho caca. Igual suspiro aliviada al ver que Anna no se ha ensuciado, sin embargo, cuando uno de los Stunkies dice que empiece a lanzar bolas, o eso entiendo por "acribíllalas", vaya palabra compleja, no pierdo el tiempo y empiezo a juntar mi munición también:

- ¡No lloréis Anna, que yo os vengaré! -digo y empiezo a lanzar bolas de nieve en los niños. Doy gritos de alegría al ver que una le llega al rostro del que manda, así como otra en el chico colorín, sin embargo, ¡mi alegría finaliza cuando una bola me hace perder el equilibrio y caigo de trasero!

Me quito la nieve de la cabeza y empiezo a hacer más municiones, apuntándole ahora al Stunkie acribillador, sin embargo, él es ágil y la evita, terminando la bola en la guata (estómago) de un caballero que abre la puerta:

- ¡Altezas!

- Perdón... -digo tirando el resto de las bolas al piso, roja por la verguenza...

- Hace demasiado frío para jugar con nieve, sus excelencias. ¿Seríais tan amable de seguirme? Hay una tarta recién hecha en las cocinas esperandoos. De manzana y chocolate.

- ¿Yo también? -pregunto con miedo de perderme la tarta de manzana y chocolate por culpa de la bola de nieve. ¡Ése sí sería un castigo gigantesco para mí! u.u

***

Miro serio al monarca de Southern Isles, pues sé que debajo de su rostro indiferente está bullendo de rabia. ¿Podrá percibir que la sonrisa que mi también rostro serio oculta? Sólo la diplomacia, y el pensar en lo mejor para mis súbditos me impide de darle una respuesta más a la altura. Es cierto que su vino es de altísima calidad, sin embargo, la que me regaló mi hermano también me agradó mucho.

- Pues si Arendelle no le interesa el vino de calidad, la montaña prohibida estará interesada en comprar el resto de la cosecha.

No puedo evitar voltear mi rostro y encarar a Maléfica, asombrado por su propuesta, pues no sabía que ella se interesara por vinos y licores. Sin embargo, percibo el brillo en sus ojos, y comprendo que su intención es justamente intensificar nuestras diferencias... "Separa y conquista" me enseñó mi tutor, y al parecer la bruja estaba con la misma idea.

Sin embargo, no tener al reino de Southern Isles como aliado no es algo tan grave. Por distancia, sus flotas navales no pueden atacarnos, aunque sí que lo pueden hacer al reino de Arendelle. Por otra parte, la Montaña Prohibida tiene fama de contar con un dragón, y una criatura de ese tipo puede atacar en cualquier lugar de las tierras encantadas...

Trato de ocultar mi nerviosismo, sin embargo, no veo nada bueno saliendo de esta reunión. La dama negra no es buen augurio de nada, y sabe Dios cómo nos libraremos de ella ahora. Lanzo una mirada hacia el portón de la derecha, impaciente pues aún no tengo noticias de mi pequeña hija.
avatar
Sobre mí
Mensajes : 682
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/fichas-f8/ficha-de-blanca-nieves-t76.htm#363
Princesa de M'apple

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Hans C. Andersen el Mar Jun 03, 2014 4:34 am

- ¡Yo no hago esas cosas!-Le replicó a Blanca Nieves, algo enojado.

Uno de los gemelos parecía no muy interesado en entrar en el juego, detalle que a Hans le resultó en cierto modo un poco molesto. ¿Acabaría teniendo que enfrentarse solo a aquellas tres? No era que les tuviera miedo, tampoco que se creyera incapaz de ello... en verdad, debía importarle bien poco que no participara, él solo se las arreglaría contra ellas. Pero no, no pudo ser como había imaginado, pues empezó a darle ordenes a su gemelo el cual parecía mas interesado en participar.

- "Podrá servirme como escudo humano." -

Pensó el joven mostrando una mueca de pura maldad. Sus hermanos mayores le habían utilizado a él mismo en contadas ocasiones con ese mismo propósito, ya fuera en una guerra con bolas de nieve, con bolas de barro... y hasta con piedras.  - "Malditos bastardos" - Pensó recordando aquella piedra que casi le hizo perder un diente, suelte que apartó la cabeza justo a tiempo, regalándole dicho destino a uno de sus hermanos.
La bola de Blanca Nieves le dio en el hombro, llenandole la chaqueta de nieve. Agarró una bola, mirando a la princesa morena, que parecía la mas peleona y le lanzó su proyectil.

Pero tampoco parecía que fuera a ocurrir de tal forma, pues la improvista llegada del mayordomo despertó el interés del príncipe. ¿Había dicho tarta, de chocolate? No hacían falta más preguntas ni mas palabras, accedería a acompañarle de buen grado e hincarle el diente a dicho manjar. Aunque solo se comería la masa y el chocolate, la manzana la apartaría a un lado pues aún no le había cogido el gusto a las verduras.

- Por supuesto, quiero probar esa tarta.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 54
Para más información
Ver perfil de usuario
Príncipe de Southern Isles

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por seiyu el Mar Jun 03, 2014 7:07 am

El joven miraba la nieve encantado.
al contrario de su hermano que enseguida asqueaba el singular elemento, algo que no le extra;aba, el frió le era ajeno, como un ser virulento que se te cala a los huesos, pero a el no le disgustaba del todo.
Ese amor/odio por el frió le recordaba que estaba vivo, de alguna manera extraña e incomprensible para muchos.
Su hermano aunque no quería participar, si le dispuso a darle ordenes, después de jugar, dar ordenes era lo que mas le gustaba a su hermano.

Pero por suerte llego un hombre, un sirviente de la casa.
No sabia lo que era una “Tarta” aunque le sonaba el chocolate de un manjar que su madre usaba como premios cuando hacían algo bien.

Pero no fue eso lo que lo impulso a salir el primero.

Junto con el sirviente un ser entro flotando en la habitación como si colgara de una cuerda invisible.

Cuando sus cuencas vaciás y sanguinolentas lo observaron, el joven se pego a la pared y empezó a temblar, para el resto aparentaba ser un ataque de nervios ante la mención de los postres, pero estaba aterrado recordando las palabras de su hermano

“Stunky es un hada, las hadas son seres caprichosos que se llevan a los jóvenes para comérselos, o encerrarlos para siempre... no puedes huir de ellos, nadie mas que nosotros pueden verlos … nunca dejes que te lleve... o no volverán a verte nunca mas”

la figura semitransparente que se le asemejaba en casi todos los aspectos a el y su hermano, floto por la sala atravesó a la joven de pelo negro y se detuvo ante el montón de juguetes del suelo, aquello fue demasiado para el,  mirarlos con sus cuencas vaciás y su sonrisa totalmente inhumana.


El joven salio corriendo casi empujando al mayordomo y salio el primero de la sala.


Naturalmente todos lo miraron extra;ados, solamente su hermano se le escapo una risilla como de quien acaba de gastar una broma, pero por alguna razon miraba a los juguetes, donde no habia nadie como si compartiera algun secreto o una broma con alguien que no estaba presente.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 134
Para más información
Ver perfil de usuario
Soldado raso de la Bruja

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Mar Jun 03, 2014 11:43 am

Recordemos la infancia de Hans (?):

Los hermanos de Hans se parecen sospechosamente al príncipe Felipe, Ferdinand y Henry de La Bella durmiente, Blancanieves y Cenicienta, respectivamente.

Ni siquiera me extraña, son trece "príncipes" disney oficiales, incluido Hans xDDD







Elsa se sentía completamente indignada por las palabras de Stunky1, ¿Cómo podía insinuar que en su nieve habían hecho animales sus necesidades? ¡Si acababa de crearla! Aquello le dolió en el orgullo, tanto que no se molestó en ocultar su enfado de cara a los chicos. Estaba más que claro, los niños y las niñas eran enemigos naturales debido a la naturaleza mezquina del género masculino. La princesa rubia se cruzó de brazos, con cara de pocos amigos, mirando de todos modos las montañas de nieve para cerciorarse de que seguía limpia. Ese era uno de sus problemas que ya empezaba a despuntar desde pequeña, las opiniones ajenas tendían a influir demasiado en ella. No sabía por qué, pero se sentía vagamente deprimida.

- ¡Esta nieve está blanquísima, por lo que está super limpia!

Quiso replicar, sin embargo Blanca se le adelantó para defenderla, hecho que arrancó una leve sonrisa de las comisuras de Elsa, quien articuló un "gracias" silencioso con los labios, recuperando en cierto modo la autoestima.

- No debiera haber nada allí... ¡Salvo que tú te hayas hecho!- Miró a Hans y puso cara de asco y enfado al pensar que el hubiese podido ensuciar la nieve, sin embargo lo habían tenido bajo vigilancia desde que entraron en el dormitorio... Y hubiese sido repugnante de todos modos.

- ¡Yo no hago esas cosas!-Protestó a su vez el príncipe, justo antes de que Anna rompiese a llorar, del mismo modo que cuando rompió accidentalmente su propia bicicleta.

-Bueno lanza tu por mi. Acribillalas, yo te indico donde debes lanzar-Oyó que decía la voz mezquina de Stunky1, y la princesa interpretó que aquello había dejado de ser un juego. Malditos matones...

-¡Anna!-Exclamó, corriendo hacia su hermanita, que yacía en el suelo como si hubiese recibido una terrible herida de guerra. Las palabras de la princesa de M´Apple, quien acababa de enzarzarse fieramente en una pelea sin cuartel, corroboraron su teoría-Anna, deja de llorar-Pidió, agachándose a su lado, preguntándose si le habrían alcanzado con algún proyectil y por eso no se callaba-Te haré un muñeco de nieve si quieres-Pero la pelirroja no tenía intenciones de cesar, sino que además pataleaba furiosamente para dar mas énfasis a su berrinche.

-¡Quiero mi regalo! ¡Quiero mi regalo!

Elsa resopló, apartando un mechón de flequillo de su frente, comprendiendo que sus intentos por acallar la llantina de la pequeña eran en vano. No servía de nada intentar explicarle nada. Arrugó el ceño furiosa, levantándose del suelo tras intentar secar en vano las lágrimas que bañaban las mejillas de la pequeña, y clavando en Stunky1 una expresión furiosa y estrictamente sobreprotectora.

-¡Has hecho llorar a mi hermanita!-En realidad no tenía pruebas de ello, pero de igual modo no iba a quedarse atrás en la guerra de bolas. Nadie se metía con Anna en su presencia.

Juntó ambas palmas mientras empezaba a generar una bola de nieve que pensaba lanzar directamente contra la cabeza del moreno.

Pero no lo hizo porque la puerta se abrió para dar paso a Kai, quien recibió de improvisto el golpe de una bola en su oronda barriga, fruto de un disparo accidental. El mayordomo se sacudió con delicadeza la nieve que había quedado impregnada sobre su chaqueta, y Elsa se apresuró a mitigar el destello azulado de sus dedos, como si no hubiese hecho nada malo. A Anna siempre le funcionaba... Lamentablemente dudaba que pudiese encontrar una excusa lo suficientemente buena como para librarse de una buena reprimenda del hombre.

-Lo siento, Kai-Se excusó.

Al oír la palabra "tarta", Anna se levantó del suelo, y las lágrimas habían desaparecido misteriosamente de su rostro, mirando intensamente la enorme nariz del mayordomo.

- Hace demasiado frío para jugar con nieve, sus excelencias. ¿Seríais tan amable de seguirme? Hay una tarta recién hecha en las cocinas esperandoos. De manzana y chocolate.

- ¿Yo también?-Inquirió Blanca.

-Desde luego que si, princesa. Hay tarta para todos vosotros. Si sois tan amables de seguirme-Repuso él con una cálida sonrisa. Se posicionó junto a la puerta, dando paso con su enorme manaza en una clara indicación para que saliesen, pretendiendo constatar con ello que ninguno de los infantes permanecía en la habitación, por no mencionar, que tampoco estaba de más que los contase.

- Por supuesto, quiero probar esa tarta-Manifestó Hans.

Un grito de terror se cernió en el dormitorio, y Elsa temió que de nuevo su hermana hubiese empezado a llorar de nuevo. Pero lejos de ser Anna, Stunky2 era el causante, quien empezó a correr como si se lo llevasen los demonios pasando rápidamente por el umbral de la puerta. Tanto Anna como su hermana mayor, miraron a su alrededor en busca de lo que había podido asustarle, mas no hallaron nada.

-"Igual es que no le gusta estar con gente"-Pensó Elsa.

Se encogió de hombros y encaminó sus pasos hacia el lugar por el cual había desaparecido el niño gritón, percatándose entonces de que la pelirroja corría en círculos a su alrededor como si fuese un satélite, riéndose a carcajada limpia, sin rastro alguno de su melancolía anterior. Elsa sonrió para sus adentros al comprender que ella no tenía remedio alguno, mientras la escuchaba gritar:

-¡Pastel! ¡Pastel! ¡Pastel!-Anna se giró hacia Blanca, Stunky, Hans y su hermana-¡Rápido! Seguro que quiede comerse todo el pastel el solo, por eso se ha ido corriendo-Se rió, y salió tras de él.

***

El rey de las Islas del Sur miró con honda desconfianza a Maléfica. Por un momento, pensó que había oído mal, por otro, que se trataba de una trampa. Ambas alternativas le parecían más que plausibles teniendo en cuenta la coyuntura complicada en la que se hallaba, pero prefirió que su rostro reflejase neutralidad antes de aventurarse a dar un paso en falso, pues no en vano se sentía asediado por todos los flancos. M´Apple, Corona e incluso Arendelle.

¿La bruja le prestaba "apoyo"? ¿Ella? ¿La llamada Emperatriz del Mal? La pregunta no era esa, sin duda, sino el porqué. Aunque era una figura de lo más siniestra y controvertida, a cuyo alrededor flotaban todo tipo de rumores retorcidos, sin duda rezumaba poder e inspiraba miedo, dos cualidades muy valoradas por el monarca sureño. Pudo ver la consternación que despertaba la proposición de la hechicera en los rostros ajenos, y eso le produjo regocijo... Claro que en ese caso la alianza de matrimonio quedaba descartada, pues dudaba que Maléfica tuviese hijas con las que enlazar a sus retoños, y de todos modos, la magia en su linaje era una ofensa. Pero los negocios estaban hechos de otra pasta, y cualquier coxa que le proporcionase el miedo de otros reinos era una baza digna de tener en cuenta.

-Por supuesto, mylady-Repuso el rey-Y yo estaré más que encantado de proporcionaros tanto vino como gustéis-Curvó sus labios en una sonrisa.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 493
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Jun 17, 2014 12:42 pm

el joven sonrió ante la idea de la niña, no, su hermano no era tan listo... ademas no sabia como llegar a donde estuviera esa "tarta" lo que pasaba era que su hermano era un miedica... y le gustaba atormentarlo por ello.

-pues vamos antes que se nos adelante...

pero era demasiado taimado para aclarar las sospechas... ademas ¿quien le iba a creer? stunki estaba hay mismo mirando los juguetes sonriente, y nadie lo veía, incluso esa chica, Anna atravesó su cuerpo mientras daba vueltas
No había nada que aclarar.... nada que comprendieran los insulsos mortales..

********************************************

Malefica sonrió ante el encanto con que se le dirigieron... pero no era mas que eso, en el fondo no era mas que encanto, una sutil imagen que mostrar para ocultar sus intenciones.
Estaba claro que en este caso era simplemente un negocio una transacción, una simple compra...
pero los humanos eran engañosos por naturaleza.
Mentían, engañaban, robaban y amputaban los sueños y esperanzas de los demás... entre otras cosas.

Esa era la lección que el rey Esteban le había enseñado.

-mientras vuestro vino sea tan prodigioso como se dice, no tendré problemas en seguir pagando...

naturalmente no dijo que pasaría al contrario, pero le gustaba dejar las cosas a la imaginación.
Ademas el vino debía ser bueno de verdad si tanto prestigio les daba a esas condenadas islas en medio de la nada.
Aunque el vino era el mas insignificante de sus tratos, siempre y cuando consiguiera estar con el rey a solas... algo difícil, estaban todos observándolos.

-pero ¿que me recomienda para acompañar el vino ¿tarta de manzana? -dijo mientras se volvía a los reyes de M´a Apple- o tal vez... con hielo sepa mas fresco
añadió por ultimo volviéndose a los señores del castillo, obviamente estaba claro que se volvía según la exportación de cada reino.
¿les asustaría la idea de hacer tratos con la bruja?
nadie estaba pensando en el rey Estefan que cortaría relación con cualquier reino que tuviera que ver con ella.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Anna el Miér Jun 18, 2014 5:19 am

Agthar de Arendelle se puso tenso repentinamente, crispando los dedos de su mano derecha sobre la mesa, pero se recompuso a duras penas. La reunión estaba siendo muy estresante para su gusto,  con demasiados contratiempos. Lo último que deseaba era importunar a sus huéspedes y no sabía como interceder para contentarlos a todos.

Como anfitrión debía estar a la altura, pero el comentario de la hechicera lo había cogido por sorpresa, provocando que dentro de su pecho el corazón bombease sangre con frenesí arrollador. ¿Cómo lo había sabido...? No, no era posible. Debia estar hablando de otra cosa. Si, por supuesto. Su esposa intercedio por el en ese momento.

Spoiler:

-El chocolate también es adecuado para acompañar-Opinó entonces la reina, cordial y educada-Es otra de nuestras materias primas y principales exportaciones, además del hielo. Tiene propiedades de todo tipo, desde culinarias hasta beneficiosas para la salud...-Aportó, aunque dudaba que eso pudiese interesar a Maléfica. Idunn respiró hondo, pensando que tal vez su intervención sirviese para calmar los humos. No esperaba que la bruja se congraciase con ella, pero a fin de cuentas era una mujer poderosa,  y los hombres tendían a dejarse llevar por el orgullo frente a personas así. Las mujeres siempre se entendían mejor entre ellas.

Lamentaba la presencia de Herbert de las Islas del Sur, quien parecía bastante divertido con el interés que habia puesto la bruja en él. Ella, la reina de Arendelle, no lo aprobaba en absoluto, y se cuestionó que pretendía. Lo fulminó de forma discreta con sus ojos azules, meneando la cucharilla dentro de la taza con infusión, la dejo a un lado cuando el azúcar se hubo disuelto y se la llevó a los labios.

-Mi vino sabe mejor a temperatura de ambiente-Refutó el rey sureño-No hay necesidad de contaminarlo con agua congelada, que diluida en el, afectaría a su esencia natural. En cambio, estoy de acuerdo con el asunto del pastel de manzanas - Agregó, vertiendo un leve elogio para recuperar parte del favor de Karl de M'Apple. El era un hombre orgulloso, pero no necio, y no desecharia el matrimonio tan fácilmente.

***
 

-Por aquí-Dijo el hombre, intentando que pasasen a la sala.

Anna se adelantó a los demás, y entró corriendo en la cocina, su sitio favorito del hogar despues del rincón de pelusas que había bajo su cama. Había tantas cosas brillantes que quería tocar... Pero esa vez se concentró en buscar el pastel, temerosa de que el clon de Stunki se lo hubiese comido todo y no dejase ni las migas. Si podía, se comeria ella la porción mas grande.

-¡Kai!¿Te has enterado de lo de...?-Empezó a decir una empleada de las cocinas, que calló al darse cuenta de la presencia de los niños.

-¿Donde está el pastel?-Quiso saber la niña, entrando delante de Kai y corriendo hacia una de las cocineras,  tirando con sus manitas del delantal-Pastel. Pastel. Pastel.

-La reina quiere que los ponga a salvo - Susurró a su oído-No quiere a ninguno de estos principes ni princesas cerca de Maléfica. Por lo que pueda suceder-Y no era para menos. La bruja ya tenía antecedentes-Debemos llevarlos por los pasadizos...-Se volvió hacia los niños-Seguidme, altezas. Olga os dará la dulces y podremos jugar al escondite.

Off:
Estoy bloqueadisima, perdón por lo cutre xD



Awards:



avatar
Sobre mí
Mensajes : 254
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t712-do-you-want-to-build-a-snowman-ficha-de-anna
Princesa de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Blanca Nieves el Jue Jun 19, 2014 12:54 pm

Off: Elsa, en las fotos, ¿justificas la mala actitud de Hans? o.ò

- ¿Qué le pasa a Stunky2? -pregunto asustada, acercándome un paso hacia Elsa, ya que el niño se ve tan asustado que es contagioso. Miro a Stunky1, quien sonríe de una forma... diferente, que me asusto más, llegando a punto de tomar la mano de Elsa.

Sin embargo, cuando Anna empieza a gritar "¡Pastel! ¡Pastel!" y "quiere comerse todo sólo", olvido los miedos y soy la tercera en salir corriendo!

Lástima que mis piernas no son muy grandes, ya que pronto los demás me pasan. Lo bueno es que no soy la última en entrar. Una vez en la cocina, doy una mirada rápida y una vez localizada Anna, me pongo a su lado, ya que eso me asegurará no perderme el pastel:

- Seguidme, altezas. Olga os dará la dulces y podremos jugar al escondite.

- ¡Sí! ¡Juguemos a los escondites luego del pastel! -grito muy contenta, contagiada de la alegría de Anna y olvidando las reglas del protocolo y diplomacia aprendidos.

***

Karl cierra su puño con fuerza, sintiendo como estira el tejido del guante. Al primer intento de amistad de una bruja, Herbert se entrega cual cachorrito... ¡Y más encima osa mencionar que también quiere tarta de manzanas! Le miro enojadísimo, olvidando el protocolo puesto que he decidido en este instante que mi hermosa niña nunca se casará con nadie que venga de las Islas del Sur:

- Pues yo prefiero tomar un poco de chocolate caliente si no es molestia, reina Agthar. Ahora es muy temprano para cualquier licor. -digo ocultando la rabia que me invade.

Off: A veces los posts no salen largos como quisiéramos, sin embargo, mientras aporten contenido a las historias, pues... ¡Se hacen así!
avatar
Sobre mí
Mensajes : 682
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/fichas-f8/ficha-de-blanca-nieves-t76.htm#363
Princesa de M'apple

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas de madera y muñecas de trapo [Flashback, Hans, Blanca, Seiyu y Noligma]

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.