Ambientación
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.
Últimos temas
» Estoy de vuelta!
Hoy a las 1:13 pm por Ariel

»  Descripción de Reinos
Mar Oct 10, 2017 7:37 pm por Bruja del Tiempo

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Miér Sep 27, 2017 10:19 am por Peter Pan

» Personajes de Cuentos
Vie Sep 08, 2017 2:52 pm por Bruja del Tiempo

» Registro de reino y rango
Vie Sep 08, 2017 11:22 am por Bruja del Tiempo

» Registro de cuentos
Vie Sep 08, 2017 10:56 am por Bruja del Tiempo

» Registro de avatares
Miér Sep 06, 2017 12:51 pm por Bruja del Tiempo

» Reglamento
Miér Ago 30, 2017 7:57 am por Bruja del Tiempo

» Pasos delicados sobre madera bruta (Balbina + otros users)
Lun Ene 25, 2016 9:27 am por Babette

» Who's afraid of the big bad wolf? +18
Jue Ene 14, 2016 7:55 pm por Red

Novedades
00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Premios
Nombre apellido
Mejor héroe
Nombre apellido
Mejor Villano
Nombre apellido
PJ más activo
Compañeros

Élite 0/40
Creditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Miér Abr 16, 2014 2:36 pm

Lugar: Palacio de hielo de Elsa; Montaña del Norte de Arendelle

Pesadilla:
-Ven conmigo-Suplicó la niña, caminando lenta pero segura hacia delante.

Sus mejillas estaban sonrosadas a causa del frío, mostrando un rubor evidente en su rostro y su nariz, a pesar de vestir ropas de abrigo rudimentarias, pero efectivas. El suelo bajo sus pies era liso, sin embargo ella se cuidaba de mantener el equilibrio para no resbalar, temiendo que la inestabilidad del mismo impidiese que sus botas de piel se adhiriesen correctamente. Su cabello caía en trenzas pelirrojas hasta la altura de su inexistente pecho, pero llevaba cubierta la cabeza por un acertado gorro de pelo que evitaba que el calor escapase de cu cuerpo, asediado por las intempestivas temperaturas de la montaña. Su rostro era infantil y redondo, con labios finos y nariz chata adornada por pecas dispersas, sobre la cual destacaban un par de ojos grandes del color del chocolate, capaz de derretir el corazón más helado de todos.

-No iré contigo a ninguna parte-Respondió el chico.

Estaba a una distancia prudencial de ella, como si temiese que pudiese contagiarle algo. Sin embargo su voz destilaba una prepotencia impropia de alguien de su edad, hablando como si fuese un adulto hastiado de la vida… A pesar de ello no habría sobrepasado la adolescencia. Su cabello era platino, tan pálido que casi parecía blanco, mientras que su piel mostraba un tono claro enfermizo. Sus ojos eran azules como el hielo que cubría las paredes de la sala, inexpresivos y opacos, carecedores de vida alguna. Parecía prácticamente una estatua.

-¿Por qué lloras? Estás muy fea cuando lloras.

-He viajado mucho para llegar hasta ti… He sufrido mucho-Replicó ella con voz quebrada, y de pronto pareció verse más pequeña en comparación, como si el trayecto tortuoso que la habían conducido a él hubiese minado su aspecto-Pero al fín estamos juntos-Avanzó otro paso, pero el retrocedió, confuso, como si la cercanía le resultase sumamente turbadora.

-Estás muy fea-Repitió-Tu cara está roja y tus ojos también. Tienes el pelo revuelto. No eres más que una niña tonta y una llorona.


Ella se frotó con fuerza los párpados, y dejó que una tímida sonrisa aflorase en sus labios.

-Está bien. Te prometo que no lloraré más, pero por favor, volvamos a casa…

El muchacho la miró confundido, como si comenzase a bajar la guardia sin querer. Obviamente no quería hacerlo, pero no retrocedió de nuevo, a medida que la niña volvía a tratar de acercarse hasta él. Estaba muy turbado, y en cierto modo, anhelaba su compañía, pero lo que veían sus ojos no era nada bueno, y sólo había logrado alcanzar la paz en el frío objeto de su deseo: El palacio en la montaña. El sosiego y la tranquilidad que reinaban en aquel desolado paraje no se podía comparar a los horrores que había en el mundo, tan tétrico y miserable. Y esa cría pretendía de nuevo arrastrarlo a la perdición.

¿De verdad el estaba pensando eso, o era alguien quien pretendía que lo hiciese?

-Buenas tardes, querida ¿Qué haces tu en mi montaña?-Una figura alta y esbelta, vestida de blanco y azul, brotó tras las sombras, colocándose con sensualidad innata detrás del muchacho. Sin duda su presencia imponía, y no sólo por su altura: Era una mujer de rasgos afilados como el marfil, pálida como un espectro, cuyos ojos astutos y fríos analizaban a la niña con peligrosidad. Una cascada de oro batido caía por sus hombros hasta su cintura, revestida en su totalidad por mullidas pieles blancas de algún desventurado animal que había pasado a formar parte de su atuendo.

-He venido a por él-Respondió, desprendiéndose de las lágrimas para mirar desafiante a la bruja de las nieves que había osado raptar a su amigo-Y no pienso marcharme.

-Pero si el ya no te quiere, no seas necia-Le replicó cantarina, acercándose por la espalda al cuello del muchacho y apoyándo su fría barbilla en su hombro. Acarició con la diestra su mentón hasta llegar a su mejilla; mientras que con la siniestra recorría su pecho para detenerse a la altura del corazón-No puedes derretir el cristal. Nadie puede hacerlo-Le sonrió, casi con dulzura, sin lamentarlo en absoluto-¿Quién eres tu para coaccionar su voluntad? ¿Acaso no ves que es más feliz conmigo?

-Eso no es cierto-Replicó la niña, dándose cuenta de que aquello se había convertido en algo entre la bruja y ella misma.

-Lo es-La reina no aceptaba réplica, sin abandonar su rostro sereno y engañosamente sereno-Él vino por propia voluntad, yo no lo obligué. ¿Quién se equivoca aquí entonces? ¿Quién acusa sin fundamentos? ¿Quién es egoista? Su mundo está aquí, conmigo-Cerró los ojos y aspiró el aroma que manaba de su cuello-Y no contigo.

-Eres un monstruo- La amenazó entonces, consciente de que la pérfida mujer tergiversaría sus palabras. El terrible viaje la había hecho madurar, pero lamentablemente no le había dado el poder suficiente para enfrentarse a una fuerza de la naturaleza como lo era la hechicera de hielo.

-Estoy hastiada de tanta cháchara-Dijo, sin soltarlo-Si de verdad lo quieres, ven tu misma y cógelo, no seré yo quien te lo impida.

Colocó sus manos en los hombros del muchacho y lo empujó hacia delante como si fuese un objeto sin vida. La jovencita corrió hacia delante, extendiendo sus brazos para entrelazarlos con su torso frío, congelado por el cristal que lo había apartado de ella, fundiéndose con el en un abrazo que por tanto tiempo había anhelado. Pero no hubo respuesta alguna por parte del chico, más que el terrible sonido de la carne al ser desgarrada por el cortante filo. Su cuerpo lucía ahora cubierto por estacas heladas que brotaban de él, clavándose e hiriendo de gravedad a la chica. La peor de ellas, la más grande, brotaba de su corazón y se hundía en su pecho con crueldad.

Aunque hubiese querido, no habría podido apartarse de su lado, pero por raro que pudiese parecer, aún herida de muerte, la chica se apretó aún más contra él, agrandando el daño y acelerando su final. El hielo se entremezclaba con la sangre caliente que brotaba de sus heridas, derritiéndolo y creando un efecto lacerante, cálido y gélido a la vez.

-T-te echaré de menos-Susurró entrecortadamente, acercándo sus labios húmedos y rojos por la sangre hasta su fría boca, que no parecía articular palabra alguna, aprovechándose de la poca vida que le quedaba para entregarle el poco calor que albergaba. Ante este gesto, los ojos sin vida del chico parecieron recuperar parte de su brillo. Bajó los párpados y dejó que una lágrima escapase, presa de la impotencia y el desasosiego, sintiendo como el frío carámbano desaparecía por completo dejando una terrible herida abierta, no sólo física en ella, sino emocional en él. Ya no había hielo en su corazón, pero el precio había sido demasiado alto.

-Y yo a ti…-Y la habitación empezó a arremolinarse con una tormenta invernal que azotaba sin piedad todo lo que tocaba, con a única y exclusiva intención de enterrarlo todo bajo la nieve y dejar atrás el pasado.


Torció el gesto mientras miraba la columna, cavilando sobre cómo debía proceder. Sus dedos sostenían la cabeza de un pico, llena de manchas anaranjadas, que indicaban que el paso del tiempo no tenía miramiento alguno con los objetos abandonados en las cumbres.
Tragó sonoramente saliva. No quería hacerlo, sería como asumir una derrota que en realidad ni siquiera existía fuera de su cabeza y de su orgullo, pero cerró los ojos y comenzó a tallar en el tronco congelado las muescas que correspondían con la fecha de ese día. No estaba siendo sumisa ni tampoco se estaba rindiendo, sólo para que constase. A pesar de que Elsa no entendía por qué seguía haciéndolo, había algo que la empujaba a no dejar en el olvido aquella imposición. Como si el hacerlo fuese a darle una conciencia mayor sobre sus poderes, y poco a poco, le proporcionase la respuesta para no volver a perder el control.

Ya no tenía tutela, por lo que podría decirse que su libertad era autentica. Nadie le daría órdenes ni le impondrían absurdas tareas, aunque esto último conllevaba pensamientos incómodos que Elsa prefería evitar, pues alteraban sus nervios más de lo debido. ¿Desde cuando la altiva reina se comportaba como una niñita adolescente?

No había miedo a ser ella misma, mientras estaba sola, podía mantenerse a raya… O eso quería creer, a pesar de ser consciente de que estaba muy lejos de corresponderse con su realidad. En cierto modo, nunca había estado tan asustada, hasta tal punto que había empezado a desarrollar una conducta más paranoide si cabe. Sus miedos habían aumentado en los últimos días y por eso había dos nuevas fechas talladas en la columna, señal inequívoca de las veces que había desatado su magia de forma accidental.

Elsa sentía vergüenza al tener que reconocer esa faceta, y aunque no había nadie que pudiese ver sus errores ni observar su falsa prepotencia de reina, los reparos no la abandonaban. ¿Qué pasaría sí…? No, mejor no pensar en ello.


-“Todo está bien, Elsa. No volverá a suceder”-Pero temía equivocarse de nuevo. A fin de cuentas, no sería la primera vez que errase, ni la última. Sus inseguridades estaban a flor de piel, y la joven no era capaz de hallar métodos fiables para que la calma fuese legítima.

Lo peor de todo era que las veces en las que no había podido mantenerse a raya habían sido en mitad de sueños… O más bien pesadillas. Apenas si recordaba detalles exactos de las mismas, más allá de un par de rostros, pero tenía miedo de que si se recreaba en ellos pudiese llegar a reconocerlos. Tenía miedo de que la chica fuese Anna… Tenía miedo de que el chico fuese cualquier otra persona conocida… Pero sobre todo tenía miedo del último. El más nítido de todos era el de una mujer de cabello rubio y mirada hostil, que siempre aparecía en su mente cada vez que cerraba los ojos. No quería ni pensar que esa fuera ella, pero la incomodidad que sentía al verla no era precisamente halagueña. Claro que, como todo, esas inquietudes permanecerían escondidas dentro de un arcón, en el rincón más oscuro de su alma, para que no pudiesen atormentarla.

Esa, concretamente, era la segunda vez que se despertaba a media noche, nerviosa y rodeada de carámbanos que habían estado a punto de matarla, y en esta última ocasión, el dormitorio que usaba había quedado completamente inutilizado. Tendría que trasladarse a otros aposentos, lo cual en realidad no era un problema pero si un fastidio. Elsa todavía notaba el temblor en las piernas y la sensación de pánico anclada en su interior, a pesar de estar despierta y saber que nada era real… Por eso había bajado a la planta inferior, para tallar la fecha en ella y así zanjar el incidente. Pero no podía. Se sentía ridícula de tener terrores noctunos a aquellas alturas, pues era ya bastante mayorcita para no poder dormir tranquila. Hacía ya mucho tiempo que se había acostumbrado a la oscuridad, pero ahora las sombras del palacio la inquietaban y la hacían sentir insegura y vulnerable en sus propios dominios. ¿Qué le estaba pasando?

-Nadie me hará daño-Dijo en voz alta, intentando convencerse vanamente.


Miró hacia un lado y observó la abertura en el muro, un arco tallado en la propia nieve que conducía a un lúgubre corredor, el cual se perdía hasta llegar al circulo de piedra. Parecía una boca oscura y amenazadora, que hizo que Elsa frunciese el ceño, irritada, como si de sus entrañas fuesen a brotar manos oscuras hechas de sombra para atormentarla. En el exterior, las estrellas permanecían escondidas por un manto tormentoso de nubes que azotaban la estructura del palacio, como una muestra de su ánimo sombrío; mientras que dentro de su propio hogar se sentía sumamente insegura y expuesta.
Se acercó renqueante hacia ella. Aún cojeaba pero el dolor y la hinchazón habían remitido notablemente, y posiblemente dentro de poco pudiese volver a caminar con normalidad. Levantó la mano con toda la intención de hacer lo que hasta entonces no se había atrevido, y sellar sus miedos detrás de una pared de hielo, pero nuevamente fue incapaz de hacerlo. Bajó la palma lentamente, cansada de tener miedo, evitando que la luz azul se mitigase, mientras se armaba de un impulso desconocido y bajaba de nuevo en dirección a la controvertida sala. Pues a fin de cuentas, la oscuridad solo es ausencia de luz.


Última edición por Elsa de Arendelle el Lun Jul 21, 2014 6:42 am, editado 1 vez



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Jue Abr 17, 2014 7:24 am

Tiriteo levemente cuando un copo de nieve se le colo por la camisa.

Noligma no era frágil al frió, de hecho estaba en medio de una zona escarpada de una ladera de una fría montaña, sin mas abrigo que sus típicos ropajes en versión blanco, para camuflarse con la falda de la montaña.

Pero el contacto del hielo en su piel ardiente, le hacia estremecer sin poder evitarlo.

Aun así no se quejo pues eso le había despertado del sueño, era muy tarde ¿y que hacia allí? sin duda la petaca negra tenia la respuesta.
la encontró a un lado, menos mal que el liquido de su interior no puede congelarse... si no a saber.
Noligma dio otro trago aun sintiendo la culpa, le había prometido a hikari que no bebería mas, pero... por que confiar en la promesa de un brujo... menos en la de un brujo alcohólico.

pero hikari no comprendía que la bebida, aunque lo cambiara, le permitía ser el mismo... sin ella, no sabría quien era de las miles de vidas de las miles de formas que su mente creaba a saber de donde... ¿que eran? ecos de otra vida? ¿otras dimensiones? quien sabe.

en cualquier caso, Yer Noligma era demasiado orgulloso para dejar perder su identidad... prefería ser un borracho a un loco.

pero nada de eso explicaba que hacia allí, así que miro su anotaciones con caligrafía extraña.
-parece que me preocupa bastante el animo de elsa...
No lo comprendía mucho, pero básicamente elsa no dormía bien, cosa que no era nueva, sus ultimas anotaciones habían concordado que Elsa no dormía siempre en la misma habitación.

-hum... que debo hacer...

no se atrevía a acercarse a elsa, solo borracho encontraba el valor de acecharla desde la montaña.

en sus pensamientos se quedo observando el castillo, que no estaba muy lejos de donde el estaba observando

-elsa...

¿acaso era su asunto? elsa era mayorcita para enfrentarse a sus miedos, si no quería era cosa suya, y en cualquier caso ¿que podía hacer el? lo único que hacia era complicarle la vida a la joven... tenia que curarse primero, tenia que dejar atrás la locura y el caos que embargaban su vida.

-creo que me estoy enamorando...

a diferencia de cualquier joven que enamorado dijera eso, su tono era desganado y algo frio, como si lo que sintiera no fuera suyo, como si creyera que el destino jugaba con sus corazones para hacerlos sufrir.
y así lo creía, elsa temía acercarse a todos, y el nunca había estado con nadie ¿como iba a salir una relación estable entre ellos dos?

tal vez lo mejor seria ... olvidarse de todo, y internarse en la oscuridad, la mas profunda oscuridad de sus castillo, allá donde no haya luz que le desvele la realidad.

¿que es la oscuridad sino la ausencia de luz? la oscuridad es el miedo , nuestras dudas, nos ocultamos en ellas para no ver la realidad cuyo brillo puede quemarnos la vista, o desvelar que lo que creíamos bello no lo es.

la oscuridad es mas fácil, no quema, nos esconde, nos arrulla en su oscura esencia, y nos permite seguir conservar en nuestros parpados una imagen que nos dio la luz y seguir viéndola bella aunque en realidad no lo sea.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Jue Abr 17, 2014 2:52 pm

Rozaba con los dedos de la mano izquierda la pared, rugosa al tacto. Al hacerlo sentía una falsa sensación de seguridad, mientras que el destello azulado de su diestra alzaba su sombra hasta perderla más allá de donde su vista alcanzaba, mostrándo imponente y regia la figura de la chica, que tan pequeña se sentía. Al menos no podía perderse en su propio palacio, ¿Verdad?

Estaba sola. Su única compañía era Marshmallow, y en ese momento debía estar fuera, custodiando silenciosamente la estructura. Últimamente el muñeco de nieve se había descuidado bastante, aventurándose demasiado bajo para cazar, y Elsa temía que alguien hubiera podido llegar a verlo. Pero por suerte la calma sosegada persistía, aunque fuese extraña y tediosa.

El pasillo terminó de forma abrupta para que la luz crease nuevas formas al acariciar las rocas, generando movimiento en las tenebrosas figuras que no eran más que la cara oscura de las mismas. Ella suspiró hondo, mordiéndose el labio inferior, tentada de dar media vuelta, como si algo peligroso se escondiese detrás de cada piedra rúnica. No sería la primera vez que recibía un ataque fortuito en sus propios dominios, pero el recuerdo era tan turbador que la trastornaba solo de pensar en él. De todos modos no pensaba desandar sus pasos, no al menos de momento, pues había perdido todo rastro de sueño aquella noche, ya que temía que si trataba de conciliarlo de nuevo volviese a verse asediada por las pesadillas. Lo mejor era mantenerse bien despierta, como fuese, hasta que el cansancio hiciese su parte y le fuese imposible volver a sumirse en una inconciencia con inquietudes.

Elsa había estado evitando ese sitio a propósito, y no sabía que era lo que iba a encontrar en su interior. Bueno, en realidad sí que lo sabía. Nada y a la vez todo, aunque sobre todo…

-Una puerta-Formuló en voz baja.

¿Sería cierto? Los conceptos se arremolinaban inconexos en su cabeza, cuestionando de nuevo la existencia de semejante lugar en el sitio exacto en el que había erigido su nuevo hogar. En su infinita ingenuidad, quería creer que se trataba de una coincidencia y nada más. Se acercó a una de las piedras mas bajas, evitando entrar en el interior del círculo como si fuese algo peligroso, y se agachó para observar las runas a la luz azulada, arrugando la frente mientras intentaba inútilmente leerlas. Durante su niñez, recordaba haber aprendido algunas lenguas muertas, pues su padre tenía en sus aposentos un montón de libros que habían pasado a ser de su propiedad después de su muerte. Pero ahora mismo esos conocimientos no le servían aparentemente de nada… Y tampoco tenía a sus padres, que habían terminado siendo rocas como esas.

La culpabilidad fue como un aguijón, pensando que jamás se había atrevido a salir del palacio para contemplar por última vez a sus progenitores, y el sabor que dejó en su boca amargo. Era Anna quien los había enterrado con todo su dolor, revelando una fuerza y entereza que la rubia jamás poseería, mientras la propia Elsa se autocompadecía de sí misma y su terrible desdicha encerrada y miserable. No había sido una digna reina entonces, y posiblemente escapar había sido lo más acertado. Pero descubrió que no le gustaba del todo, había una pieza que no terminaba de encajar en aquel puzzle, una tempestad que azotaba su interior.

Resopló, incorporándose y conteniendo una mueca.

-¿Una puerta a donde?-Acarició una de las runas, visiblemente contrariada. Se sorprendió pensando demasiado y se llevó una mano a la mejilla para mitigar el calor ascendente, meneando la cabeza avergonzada-¿Qué es el mundo real?-Se preguntó, recordando las palabras de Noligma, ¿Sería eso el causante de sus alteraciones nocturnas? Lo dudaba, algo le decía que se debía a otra cosa...



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Vie Abr 25, 2014 6:28 pm

Noligma despertó de sus ensoñaciones cuando de repente sintió un poco de nieve moverse al mirar lo primero que descubrió es que elsa no estaba en la habitación-se ha largado mientras no miraba... ¿a estas horas? tendrá de nuevo pesadillas...
"pobresilla... debería plantearme usar polvos del sueño para dormirla, asi dormiría tranquila..."
pero entonces vendría la tentación de aprovechar ese dulce sueño.
Noligma tembló pero no de frio, ante uno de sus viejos y mas aguerridos miedos, el de destruir, pervertir y sembrar el mal allí donde iba... si se acercaba a elsa pasaría lo mismo, ya intento ser bueno con blanca y no funciono...
"no eras tu mismo"
Se dijo, pero eso no cambiaba la oscuridad que cubría su vid y...
mas nieve empezó a moverse a su alrededor, y cuando miro hacia arriba vio la pequeña avalancha que lo empujo al precipicio ... o mejor dicho contra el castillo.
el gol`pe fue mas tonto que fuerte, pero igualmente dolió, el hielo ni se fracturo, otra de las maravillas estructurales del castillo de elsa, aunque sin duda el golpe habría creado eco en el cristal helado.
tenia que salir de allí antes de ser detectado.

Y mas valía que esos muros no fueran transparentes... por que si no elsa vería claramente a un noligma aplastando contra el hielo, con gesto de dolor mientras se deslizaba por el hielo.
bueno, al menos no se había ensartado con ninguna de las miles de agujas de hielo ¿no?
Noligm separo su rostro para mirar su mano que lo mantenía pegado a la pared, atravesado por una de dichas puntas.
-seré bocazas...
Noligma sabia que se daría otro golpe, pero no podía quedarse hay colgando.
saco su mano del pico helado que quedo de un color rosado y su deslizamiento se volvió mas acelerado... al oscuro vacío, como su día a día.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Sáb Abr 26, 2014 9:04 am

Nada, el mundo real no era nada. No sabía por qué seguía dándole vueltas en la cabeza, a fin de cuentas podían no ser más que delirios del propio Noligma, en un intento por confundirla. Elsa temía ser considerada por el resto como vulnerable y maleable a caprichos ajenos, pues era consciente de sus propias carencias emocionales, que sumadas a su inexperiencia en el mundo hacían de ella un blanco demasiado fácil, ¿Qué había sido de la recta e inflexible reina? Ahora no había nadie que detuviese su tormenta ni la obligase a esconderse. El pasado estaba enterrado en la nieve y así debía ser, mientras abrazaba su nueva identidad. Se terminó de incorporar firme, sin soltar la pequeña luz azulada que lo hacía todo más etéreo y siniestro a la vez, cuando el repentino movimiento le produjo mareos. Se apoyó en una de las rocas, llevándose una mano a la frente mientras cerraba los ojos en un intento por estabilizarse por culpa del pie lastimado… Y entonces la vio. Sabía que había bajado sus párpados, pero en vez de la oscuridad, podía verla sentada sobre una de aquellas piedras, envuelta en blanco y escarcha con su melena plateada cayendo líquida sobre sus hombros, y sus ojos azules mirándola con enigma que acompañaba a sus labios. Era hermosa, de una forma que su corazón se encogía sobre su pecho, helada ante la soberbia y elegancia que transmitía, casi tanto como el peligro que podía intuirse en su piel de hielo. Tragó saliva, notando la imposibilidad de volver a la consciencia durante aquellos breves segundos, y la imagen permaneció ahí, nítida y pálida como las luces del norte.

-Atraviesa su corazón-Susurró-Conviértelo el hielo.

Elsa gritó en el preciso instante en que su propio alarido le permitió abrir los ojos, dejando caer su propia estrella helada cuyo fulgor desapareció extendiéndose por el suelo, helándolo y sumiendo en la oscuridad el pequeño reducto. Sólo era una alucinación, no había nada que debiese temer allí abajo, como siempre.

Pero aún así temblaba y su respiración estaba entrecortada, inconsciente de que su propia inestabilidad bullía en el exterior como una tormenta inclemente.

-Sólo es una alucinación por la falta de sueño-Dijo en voz alta, pero en su voz se percibía el matiz del miedo y la indecisión. Miedo a dormir de nuevo y encontrarse con ella… O peor, miedo a volver a ver a Anna en mitad de sus pesadillas. Juntó las manos a la altura de su pecho, notando el frenesí de su propio corazón, inhalando aire hasta que le doliese, llamando así a la calma. Pero los instantes de solitaria oscuridad y sosiego no duraron demasiado. Un sordo ruido hizo temblar el palacio, sobresaltándola. ¿Y si sus temores se confirmaban y su paradero había sido encontrado? El destello tenue en la pared le indicó la ubicación del pasadizo, por el cual subió a toda prisa aún cojeando, presa del pánico ante la posibilidad de recibir un ataque del exterior. La iluminación natural de la propia sala la cegó por momentos hasta que fue capaz de adaptarse a ella, dirigiéndose a trompicones hasta el vestíbulo, preparándose para lo que fuese que les hubiese atacado.

***

Marshmallow rugió, él también lo había oído. Su superficie lisa se mostraba llena de afilados carámbanos que lo hacían parecer un puercoespín, aunque al contrario que Elsa, él si que tenía motivos para estar alerta, más de lo que pudiese llegar a parecer siendo como era un muñeco de nieve gigante. La ventisca se arremolinaba en torno a la construcción como una advertencia, aunque a él no podía afectarle, sabía que lo más sensato en ese momento era acabar con el peligro, pero… ¿De donde venía? No era especialmente listo, aunque si eficaz, pues hasta ese momento había mantenido a raya a todos los visitantes inesperados. Un nuevo ruido, algo amortiguado por el siseo agresivo del viento, lo hizo centrar su atención en otro punto, alzando las garras en pos de la amenaza que se hubiese atrevido a llegar hasta su reina, con sus pasos grandes e imponentes. ¡Ahí estaba! Una mancha negra sobresalía entre tanto blanco, teñido de cierto tono rosado que él había tenido la oportunidad de contemplar en otro momento de su vida, y que se extendía con deliberada lentitud. Debía echar a los intrusos, y aún así… Se rascó su enorme cabeza, mientras las estacas desaparecían lentamente a medida que su confusión crecía. Era capaz de reconocer las facciones pálidas del fisgón, vacilando sobre cómo reaccionaría ella, ¿Debía avisar a Elsa?

Hundió las garras en la nieve y lo alzó, sacudiéndolo mientras decidía qué hacer con él. La última vez se había mostrado contrariada, así que tal vez lo más sensato era arrojarlo colina abajo, sólo para advertirle de que no debía acercarse más de la cuenta. Además, a Elsa no le gustaba la sangre...

Pero un prisionero era un prisionero a fin de cuentas. Se lo cargó al hombro como si fuese un fardo, mientras subía pesadamente las escaleras de cristal en dirección al palacio. Seguro que su reina lo felicitaría por su eficiente trabajo.


Off:
¿Estás inconsciente o algo? Si ves que deba editar algo sólo avísame~



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Mayo 13, 2014 8:00 am

Noligma pestañeo levemente mientras sentia la sangre subiendole a la cabeza.
Por un momento penso que estaba en una de sus locuras cabalgando una montaña de nieve, pero un intenso dolor le señalo la realidad del asunto.
Su mano agujereada dolia, pero no tanto como el hombro ¿se lo habra dislocado o roto? Ademas le dolia mucho una rodilla y la cabeza le daba muchas vueltas, no tardaria en desvanecerse otra vez, no sabia que tenia, pero como minimo tenia una contucion cerebral.

Noligma se resistio al sueño, podria ser la ultima vez que veia el mundo, era un temor mas irracional que otra cosa, a veces las heridas empeoran, y en su caso su "medicina" no ayudaria en la curacion.

"¿Voy... a morir aqui?"
Se alarmo a si mismo de que aquella idea no lo alarmara tanto como deviera.
Nadie se comeria su cadaver, se quedaria enterrado en la nieve, sin hoyo o lapida, ni se preocuparian por el, nadie lo queria lo suficiente como para eso.

El zarandeo finalmente le permitio pensar un poco
"Esta montaña se mueve de verdad... es marshallow"
Eso le recordo a elsa y lo que el creia sentir por ella.

"Elsa, ¿ella me... hecharia de menos?"

Penso finalmente vencido por ese cansancio mientras era zarandeado como un peso muerto.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Mar Mayo 13, 2014 10:26 am

Sus pasos la llevaron hasta el gran salón, desierto y anodino, con la alarma trasluciendo en su rostro esculpido en hielo. No entendía el porqué de semejantes temores, pero las punzadas en la base de su espalda la instaban a permanecer alerta… Tal vez se estaba volviendo paranoica. No había nada allí que despertase sus miedos, únicamente el resplandor azulado de la construcción, etéreo y brillante, y el eco de sus propios pies descalzos contra el suelo. Estaba a salvo…

La joven caminaba de un lado a otro, contando a conciencia sus pisadas asegurándose de no dar una de más ni una de menos cada vez que volteaba, buscando tranquilizar sus nervios, pero avivándolos aún más como si fuesen de fuego, haciendo gala de una actitud obsesiva-compulsiva que recién descubría que poseía. Elsa apretaba las manos contra su pecho a la altura de su boca, repitiendo mentalmente plegarias a la nada, anhelando que la causa de los golpes no fuese más que alguna rama de árbol suelta que se hubiese estrellado contra los muros. La silueta de su Golem se recortó contra el umbral en toda su envergadura, y este lo atravesó sin problemas, mitigando la ansiedad de Elsa al verlo aparecer bajó la guardia, a pesar del silbido agresivo del viento sobre las torres del palacio. Su presencia la tranquilizaba, la hacía sentir más segura y menos expuesta ante el mundo, una anestesia frente a los miedos que se agolpaban en su mente como un torbellino incansable.

Pero si pensaba que hallaría la paz, estaba completamente equivocada. Había una anomalía en él, algo que no era habitual… Su muñeco portaba consigo un fardo inmóvil, y en el suelo las gotas carmesíes caían, dejando un reguero de rubíes que le resultó perturbador.

-¿Quién es este? ¿Por qué lo has traído?- Preguntó aterrada, percibiendo la mancha oscura que componía su melena azabache. Por un momento, temió que se tratase de algún cazador extraviado que se hubiese acercado demasiado. El muñeco se encogió de hombros, alegando su inocencia en el asunto e hizo el amago de depositarlo en el suelo, pero ella lo detuvo con una mano, acercándose a una distancia prudencial para ver la silueta que permanecía entre sus garras inconsciente. Una grieta apareció en uno de los pilares maestros cuando la reina abrió los ojos de par en par, reconociendo aquellas facciones afiladas en una mezcla de anhelo y súbito miedo, mientras empalidecía varios tonos de piel de golpe hasta tornarse pálida como un espectro-No…No…No…-Susurró, tambaleándose un par de pasos hacia atrás-¡¿Qué le ha pasado?!-Marshmallow no respondió, simplemente se rascó la cabeza con la mano libre, y la chica volvió a alternar su mirada desde el golem hasta el brujo.

Se sentía confusa, presa de una vorágine incontrolable que hacía crujir el suelo, como si no hubiese escarmentado de sus pesadillas y ahora quisiese convertir el palacio en una sala de agujas.

Los ojos le escocían y sentía unas manos invisibles en torno al cuello. Por un momento, había pensado que no volvería a verle nunca... Desde que se conocían ya habían perecido dos de sus preciadas mascotas, y parecía ser que Elsa llevaba la estela de la mala suerte que había acabado con sus vidas. Resignándose a su reclusión como la bendición que a veces trataba de asimilar que era, Elsa no concebía otra forma de no terminar dañando a sus seres queridos... Pero le preocupaba ese apego, demasiado, como una estela de vulnerabilidad.

Recordaba claramente la caligrafía del brujo y sus palabras, una a una: Había dicho que volvería cambiado y que tal vez ella no lo reconocería, pero la reina no estaba preparada para eso ni de lejos. No quería verlo así.

-Está herido…-Susurró horrorizada observando la mano mutilada y el ángulo antinatural de su hombro... En cualquier otra situación, habría clamado a gritos por un médico, pero parecía haber olvidado que no había nadie más allí salvo ellos. Alargó las manos para intentar tocarle, pero las detuvo a medio camino, y de nuevo, revivió aquel episodio en el que casi había perecido a causa de los afilados colmillos de la sierpe. Su efigie dormida acudió a su mente, tal que ahora, tan inofensiva que casi no parecía él, abocándola a aquel vértigo que le costaba identificar y la hacía sentir vulnerable.

Contuvo el impulso de esconderse y dejar que todo pasase, como hacía siempre... Pero le fue imposible. No podía dejarlo en semejante estado.

-S-sígueme-Ordenó con voz temblorosa a su muñeco, desandando sus pasos de nuevo hacia la habitación.

Lo último que le apetecía era bajar de nuevo al circulo de piedras, temía encontrarse de nuevo con la visión de aquella bruja asesina, pero la herida tenía una pinta espantosa. Elsa era una negada para los primeros auxilios, nunca había tenido necesidad de aprender algo semejante, aún así sabía que ante las bajas temperaturas podría gangrenarse o algo peor. Sus manos temblaron así como su paso. Odiaba la sangre, pero no tenía más remedio que hacer de tripas corazón, mientras apresuradamente bajaba de nuevo por el corredor con el pecho bombeando sangre a un ritmo que casi la dejaba sin habla.

La habitación seguía exactamente igual, aunque ella tuvo la impresión de que se volvía más pequeña en comparación, pero definitivamente la temperatura del ambiente no era tan inclemente como en las partes superiores del palacio. El golem, por orden de Elsa, depositó al brujo en el suelo, mientras ella se arrodillaba a su lado y trataba de examinar sus heridas.

Perdida y sola, no sabía como proceder. Tenía que hacer algo, pero ¿Qué? Vacilante, creó un pequeño puñal de hielo que empleó para rasgar parte del abrigo que este llevaba, con las manos titirando de miedo y con una falta de pulso impresionante que bien podrían granjearle un feo corte. Agarró la suya, notando el cosquilleo que ascendía allá donde mantenía el contacto, y vio que la herida era limpia. Cerrando los ojos, empezó a envolverla con el trozo de tela, presionándola con inseguridad en pos de detener la hemorragia. Sus yemas se habían impregnado de su sangre, pero curiosamente, seguía líquida ajena al frío que manaba de su cuerpo.

-Yo...-Ni siquiera podía estar segura de que la escuchase.

El reencuentro no era como había esperado o deseado, aunque de cualquier otro modo, seguramente su orgullo habría terminado interponiéndose. Ya había perdido dos partes de si mismo, Elsa no quería que la tercera supusiese la última, ¿Por qué su mera presencia tenía que ser un peligro para todos? Un mechón oscuro ocultaba sus ojos cerrados, y ella volvió a detenerse de tratar de apartarlo, preguntándose cómo se podía desear algo y temerlo al mismo tiempo... Porque era eso, ¿Verdad? La decepción se aposentaba en su interior al no haber sido menos inflexible en su momento. No quería apartarlos a todos... Suspiró pesadamente. Sí que eran iguales, en cierto modo. Bueno no, porque Elsa era y sería siempre una cobarde incapaz de asumir sus propias emociones...

¿Quién era ella para atreverse siquiera a pensar en términos amorosos? Parecía que estaba prohibido para Elsa, algo inalcanzable debido a su condicion, que solo podía soñar alcanzar. Nunca había dejado a nadie entrar, y ahora por ello, tendría que estar sola siempre... Era el doloroso precio a pagar. Se dejó llevar entonces y apartó su cabello, para después rozar sus mejillas, primero con el dorso de ambas manos y después con las palmas, notando la temperatura de Noligma bajo estas como un latido ausente. Le perturbaba descubrir que eso le gustaba, no deseaba soltarlo, y temía no poder hacerlo más. Era una sensación extraña y dolorosa, resistiendo el impulso de acortar aún más las distancias, cerro los ojos abatida, mientras encontraba más sangre pegajosa tras su cabeza, y trataba de bajar su temperatura para aliviarla.

-Dijiste que volverías-Recriminó en voz baja, con el timbre del llanto amenazando en quebrarla-Pues hazlo...Por favor...



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Mayo 13, 2014 4:06 pm

Noligma se revolvio de improvisto parecia que las palabras de Elsa lo habian atraido de vuelta... o eso parecia, su mano tomo la de Elsa y susurro con los ojos cerrados
-Hikari... no, te preocupes papi se pondra bien...
Un copo de nieve cayo en la frente del brujo y siseo al contacto, tenia una fiebre antinatural incluso para el, pero era impposible que sus heridas estuvieran infectadas, pocas enfermedades podian surgir en el frio glaciar, ecepto si ya la llevabas contigo... o fuera el propio frio quien te estuviera matando.
-Dile a tu madre... que tenga cuidado.
Era raro verlo hablar con toda logica de cosas que no pasaban..
-los que usamos magia, nos jactamos de ser quienes dominamos elmundo... el tiempo, los elementos... y al final somos tan vulnerables como cualquiera.... somos mortales.
Noligma gruño como dolorido y entreabrio un ojo, pero no miraba a ninguna parte.
-Vete Hikaru... el ojo llega... no me mires, no quiero que me veas asi...
Noligma se acurruco sobre el homvro dislocado sin sentir el dolor aparentemente.
-El ojo no... el ojo no... la oscuridad que precede a la llama... el ojo que observa y lo ve todo... ojo de fuego.
Al parecer noligma deliraba por la fiebre tan alta, lo mas sensato seria bajarsela ¿pero la logica funciona con un brujo que escupe fuego?
-El ojo... el ojo es la muerte... y yo su corcel.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Miér Mayo 14, 2014 10:31 am

El frío anidaba en sus propios huesos.

Elsa dio un respingo cuando fue consciente de la leve presión que ejercia la mano del brujo sobre la suya, coloreando sus orejas con un matiz rojizo, imperceptible debido a la penumbra imperante. Le devolvió el gesto, sintiendo la piel calida bajo el frío que templaba su cuerpo de escarcha, y por un momento estuvo tentada de sonreír... Pero no lo hizo, porque Elsa no sonreía casi nunca, y menos en una situación así.

-¿Hikari?-Repitió aturdida... Noligma estaba delirando y ella ni siquiera tenia medios para traerlo de vuelta a la lúcida conciencia- No voy a irme a ningún sitio...-La frustración le impedía pensar con claridad y coherencia.

Alargó la mano para apartar parte del abrigo, contemplando con gran miedo aquel ángulo difuso que mostraba su hombro dislocado. Estaba demasiado asustada como para tratar de recomponerlo manualmente, e ignoraba si su nula experiencia médica podrian ser peores que la propia aflicción, por lo que se abstuvo de tocarlo directamente. De todos modos, tenia la impresión de que acceder a esa parte de su cuerpo seria invasiva e indecorosa, sólo de pensarlo provocaba que algunos copos cayesen lentamente a su alrededor, en un reflejo de las emociones. Elsa rozó el hombro con sus dedos, dibujando formas geométricas en este con intención de bajar la inflamación, pero se llevó una sorpresa al ver como se derretian en el acto frente al contacto directo. Empezaba a desesperarse de ser completamente inútil... Su poder era bueno para nada.

-Por favor, no sigas...-Cerró los ojos de nuevo, momentáneamente. No controlaba su voz, la propia frustración la empujaria al llanto, mostrandola débil e inservible. Tragó saliva-Te podrás bien, tan sólo conserva las fuerzas...-Ni siquiera tenía claro que debía hacer.

Mientras Noligma hablaba, Elsa acercó la mano a su frente para dejarla al completo descubierto, echando a un lado el flequillo azabache. El calor ascendió allá donde lo había tocado. Estaba ardiendo... La reina del hielo la sentía más caliente a causa de su naturaleza opuesta, pero la sala empezaba a caldearse más de lo debido, compitiendo con el remolino helado que traducian los miedos de Elsa. Mordiendose el labio inferior, volvió a posar la palma sobre la frente, esta vez tomando la precaución de dejar al hielo salir. No era difícil... Sus palabras sobre la muerte lograban alterar el nulo equilibrio y dejar que escapase poco a poco, buscando estabilizar su temperatura corporal. Solo una fina ebra de autocontrol impedía que lo desatase todo... O tal vez era la existencia de ese enclave mágico bajo el palacio.

- Deja de decir eso-Protestó en voz baja. No le gustaban las palabras que salian de su boca,  y posó la otra mano sobre esta para impedir que siguiese hablando.

-¿Por qué no lo congelas?-Elsa alzó la vista y su corazón volvió a encogerse de la impresión al ver a la Dama de armiño. Ahora las pesadillas no la dejaban tranquila ni despierta,  añadiendo un temblor extra a sus manos inseguras que se detuvieron en el acto. La reina de las nieves estaba de nuevo, sentada en una roca, mirando curiosa la escena, mientras se retocaba su corona de hielo sobre el cabello plateado-Así no volverá a marcharse nunca más...

-Cállate-Apretó los parpados, pero la imagen seguía en su cabeza, y su voz aturdia sus sentidos-"Controlalo... Controlalo..."

La bruja hizo un mohin.

-¿Te avergüenzan tus poderes? ¿Tu naturaleza? ¿Por qué te resistes? Eres demasiado necia-Dijo casi enfadada, perdiendo la paciencia. No era esa su voluntad para con Elsa.

-¡He dicho que te calles!-Bramó, y su eco retumbó en las paredes hasta deshacerse lentamente.

La imagen cambió de pronto,  ya no era la bruja blanca, sino su propio reflejo... Pero no era ella del todo. Su cabello era negro como la noche, corto y desgreñado, y sus ojos eran inusualmente fríos y duros, coronados por largas pestañas. Sobre su cabeza descansaba una tiara de hielo, y en su escote una estrella de cristal. Vestía un atuendo similar, hecho de escarcha, pero el orgullo se reflejaba en su lenguaje corporal.

-No vas a echarme-Advirtió-Volveré. Yo soy tu.

Y desapareció de su mente. Las alucinaciones la perturbaban pero pasarian pronto, tal vez eran las consecuencias de vivir sola. Elsa suspiró con el poco alivio que podía albergar y volvió a concentrarse en imbuir el frio que luchaba contra el fragor de la fiebre.


Última edición por Elsa de Arendelle el Miér Mayo 14, 2014 4:12 pm, editado 1 vez



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Miér Mayo 14, 2014 3:55 pm


Noligma se revolvía en sueños intentando algo inútil y fruto de alguna locura, no obstante el roce de la piel de Elsa hizo que los temblores acabaran, aun hablaba pero cambio a un balbuceo ininteligible hasta que finalmente pareció dormirse.
Por ahora el contacto parecía suficiente para tranquilizarlo... pero ¿por cuanto tiempo?
Elsa no lo sabia pero aunque ahora estaba tranquilo, Noligma estaba enzarzado en una lucha interior que decidiría el dominio y el poder que se libraba en su alma fragmentada.

mente oscura:


en la parte mas oscura de su mente, allí donde ninguna luz era capaz de traspasar las tinieblas que enturbiaban esos pensamientos, ninguna esperanza, ninguna alegría, ningún placer.

Era una habitación mental en la mas completa inmensidad oscura, de hecho no habían paredes ni suelo, parecías flotar en la mas inmensa oscuridad, pero si tenían muebles, un armario y una cama... eso era todo aparte de los muchos muñecos que poblaban la oscuridad.

El joven niño estaba escondido bajo la cama, acurrucado en las sombras esperando no ser descubierto, en silencio, inmóvil, ni siquiera pensaba con tal de permanecer invisible.
Pero todo era inútil, nada escapaba de su vista, el ojo que todo lo ve y que todo lo sabe.

“¿en serio crees que no se donde estas?... sal de hay... tenemos un asunto que zanjar...”

el niño apretó su muñeca rubia contra su pecho y negó con la cabeza.

“veo que no comprendes la situación... intentare ser amable y explicártelo a ver si comprendes”

El joven escondido sabia que el estaba hay, sentía su presencia rodeándolo como un tiburón que nada alrededor de su presa antes de atacar.

"No solo te has recibido una grave herida, no solo estas sufriendo y necesitas una cura... una que yo puedo darte... no solo es eso”

Un breve silencio previno lo que se le venia encima
“¡CASI NOS MATAS! ¡¿Como puedes estar tan tranquilo después de saber que casi pierdes la vida por una estúpida e insulsa humana?”
-NO TE METAS CON ELLA!
cometió el error de dejarse llevar, pero ya era tarde, la cama voló como si un fuerte tornado tirara de ella, o algo con una fuerza devastadora la golpeara, en cualquier caso esta voló y se perdió en la oscuridad

“EL” estaba allí mirándolo, con una rabia inusitada

“¿TE PARECE BONITO? JUGARTE MI VIDA POR TU CAPRICHO.... maldita sea... eres idiota... te lo explicare de nuevo.”
el ojo no parto su mirada de el ni un segundo, ni pestañeaba
“¿recuerdas a las mujeres que han pasado por tu vida? Blancanieves por ejemplo? ¿cuantas veces pensaste que seria distito nesa vez? ¡sigues sin comprender!”
el niño aun permanecio acurrucado como si aun hubiera una cama que lo protegiera
“No puedes amar Noligma, no tienes corazón, no tienes alma suficiente para compartir, y si lo tienes... no permitirías que tu amada pasara por esa oscuridad... si ESTA oscuridad que nos envuelve”
-callate! Ella es diferen...
“NI SE TE OCURRA! ¿no dijiste lo mismo de blancanieves? ¿que era distinto? Y no lo fue.. no importa cuanto enredes Noligma, yo tengo la razón”
noligma no pudo rebatir aquello
“lo vez? No es tan dificil... y por una vez, voy atomar cartas en el asunto...”
-NO!!! ni se te ocurra!
“no puedes usar magia... y esa no puede curarte... ¿que esperabas que me quede aquí hasta nuestra muerte? ¡Puedo curarnos y lo sabes!”
-pero entonces... ella podría... podría...
“si, podría herirla... o morir ¿y sabes que? Correré ese riesgo con mucho gusto, si evito la muerte”
-¡No lo permitiré! No voy a permitirte que...
”veamos como vas a impedírmelo...”


Noligma nuevamente se revolvió, pero esta vez no emitía palabras sino gemidos, y ... esta vez había un cambio radical en su rostro, sus ojos eran completamente negros y un extraño ojo simbólico estaba dibujado en su frente.

Fue entonces cuando algo cayo de la chaqueta que reboto en el suelo, una especie de petaca de hierro negro.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Jue Mayo 15, 2014 12:37 pm

Los estertores cesaron y ella suspiró tranquila, deshaciendo lentamente la corriente helada que escapaba entre sus yemas, a medida que su respiración recuperaba el ritmo normal. Soltó un hondo suspiro de cansancio, empezando a acusar la somnolencia que la reclamaba en el mundo de Morfeo, haciéndole recordar el motivo por el cual no podía dormir. Aunque quisiera, ahora no podría, pero nuevamente temía que sus pesados párpados la obligasen a tener alucinaciones desagradables, por lo que se mantendría en vela hasta decir basta… No obstante apartó, incomoda, la mirada del cuerpo inconsciente. Sus ojos fueron a parar al agarre de sus dedos, y después, trató de concentrarse en la mano que le quedaba libre, como si pudiese tener una fuga de un momento a otro. La sombra de Marshmallow le tapó la poca luz que se colaba por el pasillo, y volvió a recuperarla cuando este se hizo a un lado, visiblemente nervioso. Obviamente no tenía motivos para estarlo, ¿Verdad?

Pronto descubrió que se equivocaba, al notar la agitación a su lado. Elsa contrajo su rostro en una desagradable mueca de pavor al verlo revolverse en un sonido que indicaba que claramente estaba sufriendo, ¿Acaso no había logrado bajar la fiebre? Intentó de nuevo dar paso libre a la corriente, tan torpemente que el suelo bajo sus pies empezó a helarse con una fina capa de hielo, fruto de la impotencia que sentía al saberse inútil. Soltó un grito cuando vió aparecer aquel extraño símbolo en su frente, y los ojos de Noligma mostraron una negrura tan insondable como la de la propia noche.

Sin quererlo, se soltó, cayendo hacia atrás y sintiendo el rugoso tacto de una de las piedras rúnicas contra su espalda, que inmediatamente se cubrió de escarcha en la zona del impacto. Miedo, de nuevo miedo, que involuntaria e inconscientemente alteraba el clima. La cellisca que cubría Arendelle aumentaba hasta convertirse en un poderoso temporal, que enterraba bajo capas de blanco las calles del reino, varios kilómetros abajo en la montaña.

-¿Qué es lo que está pasando?-Susurró atemorizada.

Tenía escalofríos a pesar de todo. Algo le decía que no era buena idea tocar aquel tercer ojo que acababa de aparecer en su frente despejada, y de nuevo se vio sacudida por una intensa oleada de frustración. Fue entonces cuando la rubia se percató de aquel objeto que tintineó al rodar por la tierra, percatándose de que se trataba de algún tipo de recipiente. Había visto objetos similares, en la repisa intacta de su señor padre, en la cual también se hallaban distintas botellas repletas de líquidos ambarinos traídos de otros reinos. "Para pasar los largos inviernos", decía el rey. Soltó sus dedos y lo cogió, desenroscándolo con cuidado, pensando que si la llevaba encima sería por algo, aunque a judgar por su temperatura corporal, lo último que Noligma necesitaría sería un trago de abrasador alcohol...

-¡Ugh!-El potente olor penetró a través de sus fosas nasales, obligándola a cerrarlo.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Lun Mayo 19, 2014 12:43 pm

De repente Noligma siseo, literalmente y arrugo la nariz.
El joven se levanto, agarrandose el hombro un momento.
Los ojos seguian negros y el simbolo seguia brillando en su frente, miro a elsa y lo que tenia en su mano.
-Dame eso... escoria humana...
El tono de voz era parecido pero la forma de hablar y los terminos dejaban que desear.
-Es mio, damelo ya... no querras que me enfade...
Mientras decia eso se agarro la mano y se levanto con dificultad.
Se agarro con la mano herida a una estalactita de hielo gruesa, la sangre se pego al hielo, y se agarro con fuerza y de repente tiro con fuerza.
Un grito, el crugir de un hueso que se recoloca.
Es eso humano?


Última edición por Yer Noligma el Lun Mayo 19, 2014 5:13 pm, editado 1 vez


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Lun Mayo 19, 2014 4:32 pm

Elsa dio un respingo cuando Noligma se levantó de golpe, sobresaltándola repentinamente y obligándola a retroceder en el suelo de piedra como acto reflejo. ¿Pero cómo…? Lo que por un momento creyó que era algo positivo, no tardó en arrepentirse de sus suposiciones tan rápido como estas habían llegado. Sus facciones no habían variado ni un ápice, aquel símbolo siniestro perduraba en su frente como una herida abierta, un augurio fatídico que nada bueno podía traer consigo. Los ojos eran dos oscuros pozos de brea, tan negros como la noche más cerrada. La reina se encogió torpemente, sin atinar a reaccionar de forma coherente.

-¿Estás…?-La frase murió en sus labios cuando su verborrea la golpeó, no literalmente, como un mazazo.

Bajó los ojos cristalinos hacia el recipiente que aún sostenía en sus manos, mirándolo con creciente confusión, para después alzar la barbilla con expresión compungida, que se tornó desafío. ¿La había insultado? Bueno, en el fondo se convenció de que eso venía a ser normal, a fin de cuentas, nunca dejaría de ser la torpe y estúpida Elsa, incapaz de controlar sus poderes. No sería la primera vez que recibía una crítica destructiva por su parte, pero se dijo que había llegado demasiado lejos al tratarla de escoria. Elsa poseía su orgullo, bastante inflexible, por parte paterna arraigado tras años y años, y no pensaba dejar que lo rebasasen más. Lo miró con rencor y miedo a la vez, apretando contra su pecho la petaca de hierro, sintiéndola tibia bajo sus dedos.

-¡No!-Replicó con dureza-No voy a dártelo-¿Quién en su sano juicio querría semejante cosa repulsiva? Volvió a concentrarse en sus rasgos, ahora peligrosamente más oscuros que en cualquier otra ocasión, y se cuestionó que tal vez Noligma no se hallaba en sus cabales, pero… ¿Lo había estado alguna vez? Muchas preguntas se formulaban en su mente, confundiéndola más aún.

Definitivamente lo que estaba presenciando no era normal, y se confirmó cuando el crujir del hueso retumbó en sus propios oídos.  Por un momento, el escalofrío casi le hizo soltar la petaca, sin embargo la agarró a tiempo cuando esta estuvo a punto de resbalar de sus manos. Preveía el riesgo, como si estuviese tentando a la suerte de forma descarada, lamentablemente no sabía como detenerlo. Sentía la garganta seca y la lengua pastosa a causa del pánico, y quiso volver a retroceder pero se topó con una de las rocas del círculo. Se apoyó contra ella para incorporarse, y de pronto, sintió el vértigo en la base del estómago de sentir que se elevaba en el aire, mientras la habitación daba vueltas a su alrededor. Gritó algo ininteligible, dudando haber adquirido algún poder levitatorio a esas alturas, y se dio cuenta de que las garras de Marshmallow la habían agarrado y la protegían, subiéndola sobre sus hombros mientras emprendía la huida pasillo arriba a trompicones, buscando escapar de la sala.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Mayo 20, 2014 4:04 pm

El oscuro joven se volvio a Elsa, la cual era rescatada por un muñeco de nieve monstruoso.
El joven no se movio, no gruño ni siquiera grito, cuando Elsa desaparecio con el monstruo de nieve suspiro.
-¿Me quieres decir... que vez en ella?
Noligma normal respondio en su reflejo como una voz mental o ilusoria.
-Para empezar se a enfrentado a ti, eso merece mi amor eterno...
-Dejate de bromas... te ha dejado aqui herido... y sin ayuda de ninguna clase...
-Has sido grosero... y muy agresivo, hasta yo te dejaria plantado.
El maligno nego con la cabeza
-No tenia nesecidad de ser gentil y amable mientras me desangro y tengo un hombro dislocado.
-Pues aparte del hombro sigues igual...
-No me dio la medicina... ¿como espera que me recupere?
El maligno alzo su mano y observo el sangrante agujero, o lo habria hecho si no estuviera vendado.
-Y esto?!
-Elsa nos lo puso antes.
Los ojos negros no mostraban exprecion alguna pero el ojo de la frente miraba fijamente el bendaje.
.........................

Noligma cabeceo entre el sueño y la realidad, pero la luz de una vela lo hizo zarandearse.

Al abrir los ojos vio ante si un suculento manjar.
Una cesta de la que sobresalian panes, un bol con ensalada, una vandeja de con sandwiches y otro con fresas y uno pequeño con nata dulce.
Una urna con lo que parecia leche y otra con agua daban el banquete de picnic mas raro que habia visto noligma.
Un plato e pastelitos reposaba justo delante de Noligma, con una nota a su nombre.
"Es un pinic para vosotros tortolitos, a modo de disculpa, aprobechalo anda PIDE DISCULPAS ANTE TODO"
Y en vez de una firma habia dibujado un ojo raro.
Noligma rompio el papelito en trocitos, ya sabia quien habia preparado aquello... ¡Elsa! Estaba en su castillo de nieve al fin y al cabo.
El dolor en la mano recordo su caida
"Ha preparado esto para que me recupere!"
Noligma dio buena cuenta de los pastelitos solo para recuperar fuerzas, esperaria a la joven que habia preparado todo aquello
Noligma se extraño al rato de seguir sin verla ¿habra salido a preparar un aperitivo mas? O se hacia la dura? Tipico de elsa, siempre seria y fria, pero habia preparado un picnic con velas y todo.
Si es que en el fondo, elsa era todo corazon.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Jue Mayo 22, 2014 2:36 am

La noche era interminable pero a pesar de todo, ansiaba poder dormir. Necesitaba dormir. El insomnio empezaba a resultarle insoportable mientras daba vueltas sobre sí misma con los ojos cerrados, resguardada en la seguridad de una de las habitaciones superiores. Nunca dejaria de tener miedo. Miles de pensamientos se agolpaban en su mente, que divagaba entre el sueño y la vigilia, incoherentes e inconexos, atormentandola con una inconciencia incómoda.

Finalmente se dio por vencida y se acercó al saliente del balcón. La capa espesa de nubes impedía ver las tenues y verdosas luces del norte, que seguramente cortarían el firmamento como una herida sangrante a aquellas horas, con su ondulado movimiento. Elsa se apoyó contra la barandilla con visible cansancio, dejando que el viento le revolviese la trenza y meciese la cola del camisón. La caricia helada la empujaba al sueño. El destello verde se filtraba a duras penas a través del temporal, como el augurio de una magia antigua y poderosa que ella conocía en cierto modo. Sostuvo la petaca de hierro y contuvo las ganas de tirarla al vacío, mientras sus ojos viajaban hasta el Valle de las Rocas Vivientes, kilómetros abajo. Ya había estado allí antes, con ocho años. Tal vez los trolls tenian una respuesta o incluso una cura para la herida y aquella reacción tan intempestiva. Su magia era ancestral y hermosa, vinculada a la luz que teñia el cielo nocturno y a las enseñanzas arcanas de la propia tierra, pues no en vano eran pura roca. Sin embargo Elsa torció el gesto con enfado. Lo dudaba seriamente. Pabbie, el líder de los trolls, no había podido curar el hielo que ella puso accidentalmente en la cabeza de su hermana, y se había limitado a borrar su magia de los infantiles recuerdos, alterandolos a su voluntad para que los buenos momentos no se perdiesen. Pero el daño ya estaba hecho y ahora era Elsa la que no quería tener recuerdos que la atormentasen, ¿Acaso no sería más feliz si vivia en la ignorancia? Bajó la mirada hacia sus manos, sintiéndose mal y culpable. Inútil hasta el final. Se dio la vuelta, obviando el paisaje invernal y entrando en sus nuevos aposentos. Lo intentaría de nuevo, mientras se metía en la cama y se tapaba con nieve hasta la cabeza, como si los temores se quedasen fuera y ella estuviese protegida debajo de la manta, en un mundo tranquilo sin sueños ni pesadillas.

***

Se acurrucó aún más cuando los primeros rayos del sol de la mañana entraron por el balcón abierto, revelando un cielo despejado en el cual brillaba el astro rey, rodeado de nubes esponjosas, y volvió a taparse para huir de ellos. Aún estaba cansada y quería reposar un poco más... Lamentablemente era tarea inútil, por lo que terminó abandonado el amparo y la seguridad de la cama para atender sus inexistente rutina. Marshmallow correteaba inquieto por la sala, como un perro guardián, y sobre la mesita de noche, había un ramillete de violetas alpinas.

Off:
Creo que me he perdido en la acción un poco n.n0. Si tengo que editar avisame



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Jue Jun 05, 2014 4:23 pm

de repente una voz interrumpió sus pensamientos
-estamos malditos verdad?... haga lo que haga estoy condenado a alejarte de mi... y tu a alejarte de todos... tal vez no se pueda evitar...

Marshmallow estaba flotando en un punto fijo del aire, y lo único que conseguía al moverse era dar vueltas sobre si mismo.

-por cierto, no he visto a Frozen... ¿como va el endiablado bicho?-noligma pareció notar la tensión en el rostro de Elsa- siento haberte causado mas problemas aun... no sabia que era posible, pero Yer Noligma siempre hace lo imposible... aisss...
Noligma se apoyo en la barandilla con intención de aparentar profundidad mirando el paisaje, pero lo cierto es que no paraba de mirar su vendaje.
-vine a darte las gracias... supongo que es hora de que me valla, no hago mas que agobiarte...
su reencuentro con Elsa se había adelantado, aun no había "evolucionado" para dejar atrás la locura, ni tenia un medio eficaz de evadirla a no ser que fuera con el mejunje que casi lo mata por borracho.
nada había cambiado
¿por que iba a funcionar esta vez?
-gracias por todo Elsa... sin ti habría muerto...ha! tranquila ahora lo bajo, me daba la sensación de que iba a aplastarme


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Vie Jun 06, 2014 4:40 am

Estaba tan ensimismada acariciando los pétalos de las flores que cuando oyó su voz el sobresalto hizo que estas se helasen entre sus dedos, perdiendo todo su color y vida hasta convertirse en puro hielo cristalizado. El ramillete resbaló de sus manos y se hizo añicos contra el suelo, esparciendose por la habitación con su filo cortante. Elsa tragó saliva nerviosa, observando como su protector permanecía suspendido en el aire cual cometa, dando manotazos a la nada para poder regresar sus piernas a la tierra en vano. La magia del brujo le impedía retornar al suelo, y la chica tomó aire hondamente, sintiendo el nerviosismo que ascendía por sus extremidades.  

De todas las cosas que podría haber dicho en ese momento, sólo logró articular un simple y orgulloso:

-Bajalo ahora mismo-Su tono fue imperativo, mientras escrutaba a Noligma en pos de aquel símbolo siniestro de la noche anterior, buscando la oscuridad en sus ojos de color de azufre.

¿Intentaría atacarla? No obstante sus intenciones parecían ser pacíficas, sin rastro alguno de peligrosidad intrínseca, y ella lo imitó, mirando la venda impregnada de sangre que rodeaba su mano malherida. Elsa se sentó de nuevo en la cama y meneó la cabeza con irritación al sentirse expuesta, preguntándose en que momento de su vida había dejado de ser la reina estricta para convertirse en su hermana, tonta y atolondrada, incapaz de sostenerle la mirada a un chico. Tal vez siempre había sido asi y no lo sabia. O tal vez no. Se convenció a si misma de que era una adulta y debía actuar en consecuencia.

-Por favor-Agregó con cautela. Sentía de nuevo el miedo, pero no entendía concretamente hacia que-"Hace frío"-Se dijo, pero, ¿Cómo podía saber ella eso?-La gente a mi lado sufre. Todos sufren o mueren...Siempre-La aterraba ser sumamente predecible y facil de descifrar. Noligma tenía razón y eso no le resultaba, en absoluto, esperanzador. Su maldición era la soledad, hiciese lo que hiciese terminaría apartándose del mundo. Ya estando en Arendelle habia perdido a sus padres y por poco a Anna, pero lo peor era que le faltaban fuerzas psicológicas para hacer frente a sus pesadillas. No había escapatoria cuando veía sus propios demonios interiores por todas partes-Liberé a Frost justo... Justo después de que te marchases. No podía quedarse aquí y yo no podía cuidarlo-Cerró los ojos-"Ni siquiera puedo cuidar de mi misma"-Bajó los hombros con abatimiento.

Presuntamente debía de haberlo tenido a su cargo, pero la idea de responsabilizarse de otra negligencia era demasiado perturbadora. Al menos tenía a Marshmallow y a el no podía herirle con sus poderes.

-No tienes que agradecer nada-Se apoyó contra el cabecero, frotándose los brazos y rehuyendo del balcón.

Últimamente había pasado demasiado tiempo asomada por el, sin saber siquiera que esperaba encontrar. Las nubes impedian una visión nitida del reino, insignificante desde la distancia.

-No... No te aplastará si no intentas hacer nada raro-Aun recordaba su expresión homicida en el sótano.¿Habría venido a por la petaca? Elsa la deslizó con disimulo bajo la almohada, esperando que no se diese cuenta-De todos modos fue el quien te trajo hasta el interior del palacio-Torció el gesto. No iba a obligarlo a quedarse contra su voluntad, y menos cuando sus manos aun temblaban al recordar la sangre y el miedo. Aquello la alteraba, en realidad todo lo había aunque podía jurar sentirse algo más sosegada en ese instante-"Estoy hecha de una pasta muy débil "

El golem emitió un rugido por lo bajo, descontento, o puede que fuese el estomago de Elsa, quien enrojeció de inmediato.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Miér Jun 11, 2014 3:55 pm

Noligma hizo un gesto rápido y el golem aterrizo suavemente en el suelo.

-te encariñas demasiado por un montón de nieve... ¿sabes que no pueden sustituir a una persona verdad?... o espera ¿pueden? en todos los sentidos?

Noligma automáticamente se llevo la mano a la cintura y intento agarrar una botella que no llevaba.
-Oh no! No, no no no no no no!.... ¡mi medicina!
Noligma empezó a buscar la botella agachándose y andando a 4 patas por el suelo, presa del pánico, sin meditar que el no había estado en ese cuarto hasta ahora.

Noligma aterrado no usaba la lógica, pues el miedo a su locura le impedía pensar con claridad, el miedo a perder su identidad ... pero ahora agravado por el temor a perder la compostura ante Elsa,.
Al ver como ella le miraba comprendió que algo había hecho ya y levantándose dijo

-Elsa ¿has visto un bote negro? como de metal! sin esa medicina me comporto raro a veces... y no quisiera causarte mas molestias ¿no? ... maldición la he perdido... tendré que pedirla a penuria que haga mas...

noligma se paseo nervioso por el cuarto un momento antes de recordar la comida

-bueno... tranquilidad... lo primero es que debo agradecer tu generosidad, he hecho algo especial ¿vienes conmigo?


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Jue Jun 12, 2014 3:51 am

-No es un montón de nieve. Es mi guardián, el me protege y cuida del palacio-Replicó indignada, acariciando el antebrazo del golem cuando este logró posicionarse a su lado, después de haber sido depositado en el suelo. Era como... Bueno, como si fuese su "hijo" no oficial, por así decirlo. No en vano lo había creado ella misma.  

Sin embargo, Elsa cruzó los brazos sobre su busto, componiendo una expresión escandalizada al respecto, mientras un rubor insano contrastaba contra su piel, ligeramente violácea.

¿Que quería decir con eso de sustituir en todos los aspectos? No era capaz de encontrarle el sentido si pecaba de ingenua, o más bien no quería hacerlo, ya que viniendo de él podía ser casi cualquier cosa.

-Marshmallow me hace mucha compañía, si es eso a lo que te refieres-Se limitó a decir fríamente, en el momento en que este se removia, aparentemente buscando algo con bastante ahínco.

-Oh no! No, no no no no no no!.... ¡mi medicina!

-¿Medicina?-Preguntó, alzando una ceja para denostar suspicacia. Ignoraba que Noligma estuviese enfermo o siquiera que se medicase, aunque a fin de cuentas, eran muchas las cosas que ella no sabía. A judgar por su conducta exagerada, Elsa se preguntó si debía empezar a preocuparse.

-Elsa ¿Has visto un bote negro? ¡Como de metal! sin esa medicina me comporto raro a veces... y no quisiera causarte mas molestias ¿no? ... maldición la he perdido... tendré que pedirla a penuria que haga mas...

¿El recipiente oscuro? La reina sintió una punzada de culpabilidad al comprender con horror que se trataba de un objeto importante. Se mordió el labio inferior, procurando no mirar hacia su escondrijo, tentada de devolverselo... Pero no lo hizo. Recordaba bien el olor nauseabundo a huevos podridos que manó de la petaca al abrirla, así como vívidamente las amenazas de la noche anterior. Arrugó el ceño molesta, pensando en cómo la había llamado escoria humana.

Analizando la situación, ahora el brujo parecía estar "calmado" dentro de lo posible,  menos agresivo y más lúcido que unas horas atrás, por lo que la mantendría guardada un poco más, sólo hasta que decidiese que era sensato devolversela.

-No estoy segura... No recuerdo haberla visto-Mintió sin mucha determinación, mientras se frotaba las manos con nerviosismo.

-Bueno... tranquilidad... lo primero es que debo agradecer tu generosidad, he hecho algo especial, ¿Vienes conmigo?

Creando un arco inferior con sus cejas, Elsa entrecerró los ojos, preguntándose que querría decir con eso de algo especial. Estaba convencida de que los conceptos que ambos tenian diferirían el uno del otro. O quizás no. Aunque tenía sus serias reservas al respecto, si eliminaba momentáneamente la frustración de aquella "medicina" de su mente, tal vez ayudase un poco. Irónico, teniendo en cuenta que ella no era capaz de aplicarse el cuento cuando empezaba a perder el control.

-¿Donde es?-Preguntó insegura. Esperaba no tener que abandonar el castillo, pues sospechaba que empezaba a desarrollar cierta agorafobia. La reina bajó entonces sus ojos azules y miró disgustada su atuendo, un simple camisón de escarcha. Se revolvió con inquietud-Sólo sal de la habitación un momento-Pidió cortésmente, abochornada por estar de aquella guisa en presencia de un hombre-Te alcanzaré de inmediato.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Jun 17, 2014 1:36 pm

Noligma asintio y realizo una reverencia
-mis disculpas mi reina,... en donde siempre, en el circulo de piedra...

Noligma de repente ardió hasta convertirse en un pequeño has de luz que salio volando de la habitación... una salida al estilo malefica.

**************************

Noligma volvió a la sala donde aun estaba la comida, por suerte el ambiente frió preserva mucho mas los alimentos.
Aunque no estaban los bollitos, pues se los comió antes.
Noligma iso un amago con la mano y una botella apareció en sus manos, era de cristal y polvorienta.
-hay madre... había muchas cosas que criticarte... pero tu gusto por el vino era estupendo...
el vino de las islas del verano sera suculento y vitalicio, un buen acompañante para la comida.
menos mal que su madre años atrás había comprado bastante cantidad a el rey de dichas islas ¿por que lo haría? quien sabe...


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Miér Jun 18, 2014 7:12 am

La reina asintió y se dio la vuelta en el preciso instante en el que este desapareció, arrugando el ceño con reservas. Volvió a mirar hacia la almohada, bajo la cual seguía escondida la petaca de hierro, ante lo cual torció el gesto enfadada.

-No sé qué hacer-Dijo, tal vez para sí, o tal vez para Marshmallow-¿Tu que opinas?

No obtuvo respuesta, aunque tampoco la esperaba. Con un movimiento de sus dedos, un pequeño muro de hielo se erigió, y Elsa se ocultó tras el biombo improvisado a pesar de que su única compañía era el muñeco. La costumbre...

***

Finalmente el dolor había desaparecido por completo y su paso volvia a la normalidad. Elsa bajaba por el pasillo como la noche anterior, con los brazos cruzados sobre el pecho como si se sintiese ridícula, flanqueada por la enorme mole de hielo y nieve. Tampoco tenía por que actuar como una niña insegura,  a fin de cuentas estaba en su palacio. Pero Elsa siempre sería Elsa; por mucho que se vistiese de nieve y escarcha, hay cosas que nunca cambian.

Daba igual cuantas veces visitase el lugar, no dejaba de resultarle chocante con el resto del palacio, libre de su frialdad.

Fugazmente, mientras empezaba a vislumbrar las primeras piedras runicas, pensó en el Valle de las rocas vivientes. De nuevo los dichosos trolls. Se preguntó si acaso habría alguna vinculación.

-"No. No la hay"-Se dijo mientras atravesaba el umbral. Tal y como había dicho, Noligma estaba allí con una botella en la mano... Elsa lo miró con desconfianza, modulando su expresión, para después concentrarse en el festín que había a sus pies. 

El pequeño tentempié que se mostraba ante sus ojos, haciendo despertar de nuevo su apetito, como si llevase meses sin comer. No era cierto, al menos no del todo. Pero si que debía admitir que su alimentación, desde que vivía sola, dejaba mucho que desear. Elsa no sabía cocinar y los últimos días se había visto obligada a comer las escasas frutas silvestres que pervivian en la Montaña, y algún que otro pescado cuando logró encender un fuego que no duró mucho. De seguro habría perdido peso y estaría más desmejorada.

Elsa se sentía abochornada y hambrienta, ¿Tanto se notaba que era un desastre? Se ruborizó hasta las orejas y bajó la mirada conpungida.

-¿Es-esto es para comer?-De inmediato se arrepintió de haber hecho una pregunta tan estúpida y se reprendió mentalmente por ello-No hacia falta-Se apresuró a decir, intentando que el rugido de su estómago no fuese tan evidente. Las fuerzas empezaban a flaquear y notaba un ligero mareo ascendiendo por su vientre, pero aún así, las apariencias seguían siéndolo todo. Cambio el peso de una pierna por otra, en una mezcla de timidez, nerviosismo e impaciencia.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Miér Jun 18, 2014 7:39 am

Noligma sonrió, como siempre Elsa era compleja y simple a la vez.
como si fuera un cuadro que sabes lo que es, pero el trazo impidiera verlo con claridad, una obra esquiva pero imposible de dejar de mirar.
-no?... bueno, pensé que aquí arriba no habrían fresas... supuse que echas de menos las fresas, sobretodo con ¡nata!
Noligma señalo la nata, que ahora casi parecía granizado, aquella conversación intentaba esquivar algo que el brujo había intuido por si mismo la realidad, Elsa no podía haber cultivado fresas, ni podía haber sacado vajilla de la nada.
Por lo que aquella comida había sido obra suya, al parecer su tiempo inconsciente había bastado para sacar su locura... o algo peor.
Eso lo había deducido ademas, por que Elsa no se sorprendió de verlo despierto, por tanto... ya había estado despierto y temía preguntar si le había hecho algo a la joven reina que se la notaba algo distraída, así que intento hacer como siempre, evitando el problema.

-si no creo que hay pan... y ¡vino! cosecha añeja del exquisito vino de las islas del verano, en su tiempo uno de los mejores vinos y creo que aun sigue siéndolo, aunque hace mucho que no me informo.

Hacia tiempo que no tomaba nada de alcohol, aunque fuera en vino, pues eso servia para celebrar cosas y acontecimientos.
Noligma no había tenido nada que celebrar en años... pero con elsa se sentía con ganas de celebrar ¿el que? su compañía? no sabría decirlo.
su medicina no contaba, pues no tenia alcohol, sino azufre entre otros compuestos bastante desagradables...

-y ademas tenemos...
Noligma abrió la cesta... y la volvió a cerrar
-nada... no tenemos nada mas...

Noligma alejo la cesta y con apariencia normal sonrio mientras se sentaba

-¿comemos?


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Jue Jun 19, 2014 11:06 am

Elsa nunca había probado aquellas frutas, posiblemente porque el clima frío del norte no era el idóneo para su cultivo, y exportarlas habría sido demasiado caro, por lo que era toda una novedad. Su color intenso se asemejaba al rojo carmesí y apetitoso de las manzana de M'Apple. Asintió con torpeza, como si fuese una experta, para no resultar descortés.

-Si, eso he oido-Comentó, mirando la botella polvorienta de vino.

Aún se podían ver en la etiqueta las letras impresas con pan de oro, que reflejaban la fecha de una cosecha añeja. No le era desconocido el lugar, aunque jamás había puesto un pie en el. No obstante, su estricta educación la había llevado a cinocerse todas y cada una de las casas reales de los reinos vecinos, así como parte de sus principales exportaciones. Sin embargo, su padre no le tenía mucha estima al rey de las islas del sur, y había preferido comprarle a Marshovia su vino, de una calidad legendaria, antes que arraigar sus vínculos comerciales con el, creando tensiones económicas entre ambos reinos.

Esperó de pie a que Noligma tomase asiento y después, con cuidado, se dejó caer sobre una de las piedras de menor tamaño, recolocándose la falda pudorosamente con las piernas muy juntas.

-Si, por favor-Agregó timidamente. Eempezaba a darse cuenta de que no era muy buena conversadora a pesar de todo, ya que por alguna razón las palabras se negaban a salir. O simplemente era que no había ideas en su mente. Trató de buscar algún hilo de conversación adecuado, más sólo logró acordarse que la noche anterior, en ese mismo sitio, no había sido un escenario precisamente agradable. Se removió con incomodidad, mordiéndose el labio. Sacar a relucir un tema tan delicado no era una buena idea, ¿O sí?-¿Cómo está tu mano?-Preguntó, entonces, no estando segura de haber formulado dicha inquietud con anterioridad-¿Hay chocolate?-Agregó, arrepentida, intentando cambiar de tema. Aunque era cierto que hacía tiempo que no comía ese manjar, le pareció una excusa muy pobre. Frotó las yemas de sus dedos, mientras sendas copas de hielo tomaban forma entre estos, acercándoselas e invitándolo para que las llenase con el contenido de la botella de vino. En realidad, ahora que lo pensaba, si que le hacía falta un buen trago.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Yer Noligma el Vie Jun 20, 2014 9:07 am

Noligma medito un segundo, antes de abrir nuevamente la cesta y sacar una botella de cerámica la cual abrió y dio la vuelta, no se vertió ningún liquido.
Un pequeño papelucho advertida "¡cuidado chocolate caliente!"

-como vez no he estado muy fino con el chocolate... pero si me dejas un rato, a lo mejor lo derrito

Noligma sostuvo el bote mientras soplo fuego sobre una de las rocas que se puso candente debido a las llamas.
Finalmente paro y dejo el chocolate congelado encima de esta donde chirrió un poco.

-en cuanto a la mano... se ve perfectamente ¡eres una enfermera de primera!
Noligma se levanto un momento como para demostrar su buena salud.
-tengo el hombro algo dolorido y aun tengo frió, pero supongo que no puedo pedirte un abrazo...
Noligma volvió a sentarse y pregunto

-has avanzado algo?...


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Sáb Jun 21, 2014 10:57 am

El chocolate siempre la reconfortaba, era una especie de sustituto de la felicidad, por lo que asintió mientras este empezaba a calentar el frasco. Carraspeó, queriendo decir algo, pero se sentía incapaz de hacerlo, por lo que no dijo nada, ya que no se sentía capacitada para mejorar el silencio. Con timidez, se apartó un mechón de pelo de los ojos y lo colocó detrás de su oreja, para después mirarse las manos disgustada.

-En absoluto-Lo contradijo, después de soltar un largo suspiro y mirarlo durante unos breves momentos-Tuve que destruir parte de tu abrigo para poder vendarla-Apretó los labios y bajó las cejas-Lo siento-En realidad no estaba segura de sentirlo, pero sí que se sentía mal de algún modo que no era capaz de descifrar-Posiblemente otra persona habría hecho un trabajo mejor, has tenido... Suerte, supongo-Juntó los pulgares-"Suerte de no terminar con el cabello blanco..."-No le resultaba agradable pensar en el terrible efecto que podía tener su magia sobre otros seres, no después desde el incidente con Anna. Aunque, supuso, acabar con Noligma no podía ser tan fácil, por lo que intentó aferrarse a ese pensamiento más o menos tranquilizador.

-Tengo el hombro algo dolorido y aun tengo frió, pero supongo que no puedo pedirte un abrazo...

Elsa contrajo momentáneamente su rostro en un gesto de dolor.

-¿Frío?-Repitió alarmada. Se abrazó a si misma con visible incomodidad, el miedo afloraba dentro de sus iris de color azul turquesa-Yo...Bueno, yo no quería...-Tragó saliva, ladeando el rostro hacia un lado con enorme turbación-Yo...No suelo dar abrazos a la gente, desde hace mucho-Finalizó tras solar el aire de forma abrupta, dejando caer los hombros, frotándose los brazos como si el frío lo tuviese ella. En realidad no hacía tanto, en ese mismo lugar. Elsa sintió como la sangre subía hasta su rostro, por lo que bajó la mirada para evitar tener que cruzarla con él.

-¿Has avanzado algo?...-Inquirió entonces. Elsa habría agradecido el cambio de tema, si no fuese porque ahora tenía que lidiar con su propia incompetencia como alumna.

-No-Reconoció algo cohibida, agarrando el extremo de su trenza mientras lo manoseaba por el mero hecho de tener las manos entretenidas con algo-Pensaba que no volverías-Cogió la botella de vino y llenó ambas copas de hielo, tomando la suya con rapidez y nerviosismo.



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 527
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t693-elsa-de-arendelle
Reina de Arendelle

Volver arriba Ir abajo

Re: La oscuridad solo es ausencia de luz [Noligma]

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.