Últimos temas
» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Lun Ago 21, 2017 9:02 pm por Bailarina de papel

» Estoy de vuelta!
Mar Ago 08, 2017 8:20 pm por Bailarina de papel

» >.< Hola..??
Miér Ago 02, 2017 8:53 pm por Bailarina de papel

» Parodias y fotos chistosas
Miér Mar 16, 2016 9:26 am por Pequeño Pony

» Besarias al de arriba.
Miér Mar 16, 2016 9:22 am por Pequeño Pony

» Pasos delicados sobre madera bruta (Balbina + otros users)
Lun Ene 25, 2016 9:27 am por Babette

» Who's afraid of the big bad wolf? +18
Jue Ene 14, 2016 7:55 pm por Red

» Rain storming (una sugerenciazote)
Miér Ene 13, 2016 8:34 pm por Pequeño Pony

» La Pluma y la Ficción: Más promoción para tu foro
Lun Ene 11, 2016 8:27 pm por Invitado

» Superheroes World {Afiliación Elite}
Sáb Dic 26, 2015 8:02 pm por Invitado

afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 06 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

El gran deshielo [Kristoff + libre]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Anna el Dom Ago 24, 2014 10:29 am

Recuerdo del primer mensaje :

Arendelle... Estaba completamente congelado. Anna tomó aire mientras contemplaba desde el saliente la enorme tormenta que se arremolinaba en torno al reino que la había visto nacer. El hielo bañaba sus calles y aprisionaba el fiordo en una espesa capa de hielo, una cárcel para los barcos que habían quedado encallados en mitad de un infierno blanco. El viento perdía fuerza al llegar a su posición, pero aun así sentía el frío acuchillando sus mejillas, rosadas a causa de las bajas temperaturas, y todo en varios kilómetros a la redonda había pasado de ser el paisaje veraniego que recordaba, a convertirse en un páramo completamente blanco, en el cual la vida se congelaba ante el tacto glacial. El clima había empeorado notablemente desde que abandonase Arendelle, hacía ya varias semanas atrás, delegando responsabilidades en el príncipe de las Islas del Sur, Hans. Lo que había empezado siendo una tormenta, se había acabado convirtiendo en una maldición en su ausencia...

Sentía una presión en el pecho, un dolor sordo causado por la acusada amnesia inducida. Ahora ya lo sabía todo, y si lo hubiese sabido antes, nada de aquello habría sucedido. Tanto tiempo separadas a causa de un secreto que, literalmente, había congelado una relación que antaño fue de lo más cálida. Pero ni toda la magia del mundo lograría apartarla de su destino, y ahora sabía que estaba allí y no en otra parte. Más allá del reino, condenado por la maldición de la reina, se erigía la Montaña del Norte, donde estaba segura de que su hermana aguardaba recluida en su palacio. Sólo... Sólo debía reabastecerse de provisiones e iniciar el viaje, esta vez al lugar correcto. La esperanza henchía su corazón e impulsaba sus pasos con una determinación infranqueable. Debía explicar la situación en Arendelle antes de que fuese demasiado tarde, pues después de tanto tiempo la desesperación ya debería haber cundido. Hans seguro que lo entendería. Seguramente, su hermana también estaría muy asustada, por eso sobre ella recaía la misión de viajar hasta lo alto de la montaña. Llegaría hasta la cumbre y lograría convencerla para que volviese, para que acabasen juntas con esa maldición. Después de tanto tiempo, no habría ninguna puerta que detuviese a Anna de Arendelle.

Miró hacia atrás, acomodando la capa sobre los hombros de Hikari mientras sonreía decidida. Leanna se había quedado en Marshovia para después encaminarse hacia Lindert, y Anna no hizo nada para detenerla, pues sabía de buena tinta que deseaba encontrar también a su hermano. Aquel extraño suceso en la Montaña Prohibida la había trastocado y temía por el, algo que era completamente comprensible. Ahora, la princesa de Arendelle tenía sólo a la joven huérfana, a la que procuraría un lugar en el palacio una vez que lograse acabar con el invierno.

-Vamos Hikari-Dijo amablemente, asiéndola mientras descendía ladera abajo con cuidado, sintiendo que el gorrito rosa no era lo suficiente amplio como para evitar que el frío helase sus orejas. El palacio quedaba lejos y aún quedaba mucho por recorrer...



Awards:



avatar
Princesa de Arendelle
Ver perfil de usuario
Mensajes :
268

Volver arriba Ir abajo


Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Kristoff Bjormann el Miér Mayo 06, 2015 1:51 pm

Los nervios se le estaban crispando cada vez más, y si hubiera tenido todavía sus armas... No, quería deshacerse del tipo aquel, pero tampoco era cosa de hacerlo frente a Anna y muy probablemente traumatizarla de más de una manera, algo que no le convenía en lo absoluto y especialmente si es que tenía en cuenta que lo conocía y parecía tener algún tipo de lazo de amistad con él. Aunque claro, a medida que el individuo continuaba hablando más tenía ganas de pedirle a la pelirroja que se diese la vuelta o simplemente se tapase los oídos y cerrase los ojos. Especialmente cuando empezó a mencionar cosas de las que poco entendía, pero de las que fácilmente podía extraer un tono de amenaza implícita, uno que se daba un montón de vueltas para llegar al mismo lugar, el querer algo de Anna y estar dispuesto a amenazar a quien se le diese la gana para lograr lo que quería.

La manera en que la princesa reaccionaba lograba ennervarlo aún más, como si hubiera en sus gestos algún tipo de recuerdo que no debería estar ahí, porque aquella iteración se estaba saliendo por completo de su cauce natural, y estaba de lo más seguro que aquel brujo tenía algo que ver con eso. Lo de decirle que se sacrificase por el bienestar del resto del reino, algo que, conociendo a Anna, bien podía llegar a considerar realizar si es que tenía la seguridad de que eso funcionaría. Y con lo ingenua que podía ser, el creer en algo era cosa de apenas un par de segundos en aquella cabecita cuyo funcionamiento conocía tan bien. Cuando ella retrocedió hasta quedar a su lado, él dio un paso hacia adelante, en actitud defensiva hacia ella y agresiva hacia el tipo, poniéndose un poco por delante de ella.

-Tú estás demente, deja de molestar a la princesa-
masculló hacia el brujo, decidido a que si era necesario tomaría el mismo tablero de juego y le daría en la cabeza con él al individuo hasta que se le pasase cualquier intención estúpida que pudiese tener con su princesa. O hasta que quedase inconsciente, que en realidad no le hacía gran diferencia. Sabía que era arriesgado, pero fuera del amor que le tenía a ella, era Guardián de aquella línea, así que tenía la autoridad de hacer lo que fuese necesario para mantener la continuidad de la manera que viese adecuada. La Bruja seguramente vería las razones que tuviese para ello, incluso podía hacer que Anna olvidase cualquier momento desagradable que pudiese darse frente a sus ojos. Claro que tendría que sobrepasar a su oponente, cosa que no dudaba que pudiese hacer físicamente, pero no sabía qué otras habilidades pudiese tener aparte de jugar con ilusiones y juegos de mesa.

Antes de que cualquier cosa pudiese ser hecha o dicha, un carraspeo y una exclamación le hicieron girarse hacia la puerta, donde se encontraba nada menos que Elsa. Pero había algo raro para aquellas alturas. -Su Majestad...- dijo, haciendo una pequeña reverencia, para a continuación ver anonadado al gemelo del hombre que estaba en la celda con ellos. ¿Un doppleganger? Esto se ponía cada vez peor.


Who marries a man
Really...
she just met?
avatar
Aldeano de Arendelle
Ver perfil de usuario
Mensajes :
13

Volver arriba Ir abajo

Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Elsa de Arendelle el Sáb Mayo 16, 2015 2:31 am

Elsa juntó kas manos sobre su pecho, asustada, cuando aquella chica que se hallaba en las celdas trató de tocarla. Se sentía abrumada por el miedo, y la zona en la que había recibido el golpe empezaba a dolerle.  En su mente se mezclaba un cúmulo de imágenes inconexas, y aunque supo que conocía a la joven pelirroja de algo, no fue capaz de ponerle un nombre ni una identidad. Por lo que a ella respectaba, podía ser su enemiga. Aún así, le había hablado con bastante cercanía, como si la conociera. Ese pensamiento la enfureció, pues últimamente todos parecían conocerla demasiado bien, mientras que Elsa se sentía perdida en el mundo. Tras la joven, cuyo semblante reflejaba cierto deje de tristeza y resignación, apareció un muchacho de hombros anchos y pelo rubio. ¿También le conocía él? No, estaba segura de que no lo había visto nunca.

Las palabras de la pelirroja la hicieron girarse por puro instinto, y pudo comprobar que había un hombre tras ella. ¡Un soldado! Seguramente pretendía atacarla, tal y como había dicho Hans que harían si la encontraban fuera de sus aposentos. Elsa trató de defenderse, alzando las manos y erigiendo un pesado muro de hielo entre ambos, tropezando con la falta y chocando contra la puerta de la celda. Su mano se posó encima de la cerradura, congelando sin querer el mecanismo.

-¡NO DES UN PASO MÁS! No permitiré que me hagas daño.

En el interior de la celda, Anna observó la reacción extraña de su hermana. A decir verdad no lo era tanto, pues había actuado como era normal en ella.

-Espera, Elsa...-Trató de decirle, antes de que atacase a Seiyu. Se apartó automáticamente de la puerta al ver como esta se congelaba, tornando blanco el metal oscurecido y la madera enmohecida, algo que en otro momento la habría alarmado, pero que ahora ya poseía la ventaja de conocer el alcance de esa magia. Kristoff se adelantó un paso. ¡La conocía! Claro, que tonta, era un colector de hielo de Arendelle, aunque lo cierto era que pocos habían visto a la reina desde hacía años, cuando esta dejó de hacer vida social, siendo aún una princesa. Se acercó hasta los barrotes y empezó a empujar, pero aunque tenía fuerza bruta, no dejaba de ser una chiquilla-¡SILENCIO! Centrémonos-Exigió-Kristoff, cálmate. ¿Podrías abrir la puerta?. Elsa, no te vuelvas a ir, corres peligro. Y tu...-Se giró hacia el tio raro-¿Quien eres? Contesta o tendrás que responder ante mis puños-Puso las manos en posición. Ese energúmeno la había hecho creer que Elsa estaba en peligro, más ahora que estaba allí con ella, Anna no pensaba ceder ante ninguna amenaza. Se bastaba ella sola para hacer frente, y no toleraría ninguna amenaza del brujo loco de la montaña, además, tenía al rubio de su lado, algo que la hacía sentir mucho más tranquila y sosegada, como si no fuese la primera ve que enfrentaban un problema similar. ¡Que locura! Era la primera vez que se veían, pero a Anna le encantaban las locuras...



❅ Beware the frozen heart ❅


Spoiler:


avatar
Reina de Arendelle
Ver perfil de usuario
Mensajes :
523

Volver arriba Ir abajo

Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Yer Noligma el Lun Jun 01, 2015 2:53 am

Seiyu miro extrañado y sorprendido, a la vez que furioso y nervioso la sorprendente aparicion de Elsa allí resultó inquietante
¿que pintaba allí? aquello estaba fuera de lugar, por lo que sabía Elsa debería seguir en su castillo, ya que nadie sabía que estaba allí.
A no ser... que los Guardianes hubieran movido ficha.
Fue entonces cuando apareció El, de todos los reinos de fantasía, de todos los cuentos infantiles y de todas las celdas, El tenía que aparecer allí.
Ya no hacían falta las máscaras, era totalmente inservible.
Seiyu se llevó la mano a su rostro, y se lo arrancó.

La figura cambio, su ropa su altura, todo su ser, como si en un pestañea Seiyu se hubiera cambiado por Máster.
Un ser ataviado con una mortaja que cubre la mayor parte de su cuerpo, menos sus esqueleticas extremidades, y el rostro pero que estaba oculto en parte por una máscara huesuda.
-siento el engaño, pero... era necesario.
Pero tal vez lo mejor que podría hacer era eliminar a ambas hermanas y a Seiyu de un plumazo, tenía poder para ello, siempre que Elsa muriera del primer ataque no se convertiría en una batalla.
pudo encerrar a Maléfica con menos recursos, esto era un juego de niños.
Naturalmente el Rubiales también, no debían quedar testigos, luego volvería a la montaña prohibida, con terribles noticias, Hans de Arendelle se había enterado de todo, sacrificó a Elsa y a su hermana...
En cólera Noligma destruiría Arendelle en un ataque de dolor y irá... el resto vendría sólo, Noligma nunca pararía de destruir.
¿quien necesita pura maldad cuando hay un corazón roto?
Era perfecto.
-sinceramente esperaba que todo esto no fuese necesario, pero no se me dejó otra posibilidad.
por suerte, Master siempre había sido un ser muy precavido, requería de esa faceta para montar toda esa farsa.
Por eso la duda se adueñó de el, cuando Elsa, aunque con miedo no pareció reconocerlo.
¿le había olvidado? ¿así sin mas?
Máster y Elsa apenas se habían visto una vez, pero el aspecto de Master no es del que uno se olvida.
Máster se puso en la peor posibilidad
¿habrían vuelto atrás? otra vez?
no parecía posible, era algo imposiblea Estás alturas, no podía ¿o si?
la otra opción es que aquella mujer... simplemente, no fuera Elsa, no sería la primera ni la última vez que la bruja sustituía a un personaje por un impostor, en cuyo caso Elsa estará viva en su Palacio de hielo, tal y como el mismo creía minutos atrás.
También era posible que Elsa no le recordará por razones que Máster no supiera, pero su carácter metódico y precavido en esta ocasión jugaron en contra, su instinto dictaba retirarse y trazar un nuevo plan.
Pero no se iría con las manos vacías.
-chicas, traedmelo.
de repente mini Elsa y Mini Anna se abalanzaron sobre una de las trenzas de Anna y arrancaron algunos pequeños mechones que usaron para saltar en parapente hasta el suelo.
-chicos, distraed.
Mini Kristoff y Mini Olaf saltaron sobre Kristoff para molestarlo, correteando por su cuerpo, haciendo cosquillas, o tirandole del pelo.
Para que este no pudiera ayudar a Anna con las minis.
Una vez terminan el trabajo Master se agacha para recogerlos.
Mini yer se apunta mientras dejan un mechoncito naranja en su mano, al que miniOlaf añade uno rubio.
Máster no conocía a Olaf, pero ya le caía mal, tal vez por eso cerró las manos con fuerza, y al separarlas lentamente llovió una pequeña cascada de fichas de Ajedrez, pero ni rastro del mechón de pelo.
-dicho esto me voy, pero no duden que volveré... esto no ha acabado.
y así sin más Máster se empezó a disolver cómo si estuviera echo de Brea, el líquido oscuro y untuoso emitía unos extraños ruidos inhumanos y repito por el suelo, entre tablas, patas de silla pies, bordeando sin tocar ninguno.
el líquido aunque en apariencia era viscosa, se movía con fluidez, pasó entre las baldosas, ranuras y formó pequeños ríos, como si fuera vino derramado pero este no se detenía en los agujeros ni en los Llanos, avanzaba como un Ejército de hormigas.
Sin duda fue un fastidio para quien quisiera detenerlo, no había forma de detenerlo o de impedir su avance.
Pronto cruzó la celda y pasó a través de la rejas sin problemas.
Incluso al bordear a Elsa que estaba pegada a esta, y surcar su miro de hielo, y atravesar los pequeños huecos entre los pinchos helados y afilados.
Seiyu lanzó ataques apresurados con la espada ¿un líquido puede cortarse acaso?, pronto dejó atrás al guerrero que prefirió pelearse con en muro de hielo que perseguir una mancha viviente, que se deslizó como una sombra bajo la puerta de los calabozos y desapareció en la oscuridad.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Heredero de la Montaña Prohibida
Ver perfil de usuario
Mensajes :
585

Volver arriba Ir abajo

Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por seiyu el Dom Jun 07, 2015 12:13 pm

Seiyu se acerco a la joven peliblanca, pero ella lo descubrio y erigio ante el un muro de hielo blanco azulado con peligrosas espinas.

Seiyu comprendió demasiado tarde su error, esa mujer... no era la reina Elsa ¡Era la asesina!
Una bruja, un monstruo del infierno convocado para cumplir el mal en nuestro mundo, un ser capaz de congelar lo todo, como la ciudad que los rodeaba.
Ella, era el mal. Y el mal debe ser eliminado.

-¡Aléjate de Anna! Monstruo!
Sin dudar saco su pesada espada y arremetió contra el muro de hielo, corto afilados trozos de helada escarcha, trozos de un muro que no dejaba de crecer, pero no podía rendirse Anna lo necesitaba!
Un liquido negro surgio entonces de entre el hielo, Seiyu retrocedio y contraataco, pero el extraño mejunje no se detenia, es mas avanzo por el pasillo, por lo que Seiyu prosigui intentando abrirse camino, pero entonces notro que el hielo estaba manchado de sanggre, se habia clabado uno de los afilados dientes de hielo en uno de sus brazos, del que manaba sangre.
-Anna... me necesita!
Seiyu Aplico toda su fuerza, partiendo el muro Helado en 2


avatar
Soldado raso de la Bruja
Ver perfil de usuario
Mensajes :
134

Volver arriba Ir abajo

Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Kristoff Bjormann el Jue Jun 11, 2015 3:41 pm

Las cosas empezaron a sucederse rápidamente a continuación. Para haber podido realizar algo de consecuencia entre cada una de las cosas tendría que haber usado magia, algo que no estaba dentro de las habilidades o posibilidades del Guardián. Nunca había visto la necesidad de estar equipado de esa manera, pero es que nunca antes había enfrentado a alguien de la talla de aquel individuo en su línea temporal, su historia, y si alguna vez se sintió tentado a tener ese tipo de poder fue precisamente en aquella ocasión. Por cierto que lo más probable era que no hubiera hecho nada para abrir la puerta que la reina había bloqueado dentro de la tensión que claramente se estaba construyendo en su interior, y es que el dejar afuera a los soldados también implicaba mantener al brujo encerrado ahí, o al menos era una posibilidad que se le cerraba dentro de lo que podía adivinar de sus habilidades.

La petición de su princesa era difícil de ser realizada con los pocos recursos de los que disponía en ese momento, y si bien no se le daba mal trabajar con el hielo (que después de todo, era en lo que había trabajado por más tiempo del que podía recordar), tomaría un tiempo considerable, tiempo durante el que no estaba dispuesto a darle la espalda a aquel tipo que hacía que todos sus nervios saliesen a flor de piel. Mucho más preferencia tenía defender y proteger a Anna, que se estaba encarando con su ya no conocido, llegando a amenazarlo con violencia, algo que podría salir bastante mal para la pelirroja si es que el hombre era la mitad de peligroso de lo que Kristoff se llegaba a imaginar. Y es que siempre tenía que asumir la peor situación posible, para dirigir sus esfuerzos de manera consecuente. -Me parece que este tipo podría ponerse violento...- murmuró, sabiendo de todas maneras que eso no amedrentaría a la princesa ni mucho menos, pero tenía que decirlo de todas maneras.

Efectivamente, el tipo finalmente empezó a demostrar su verdadero poder al mudar su apariencia en un instante a una más que inquietante. Las manos de Bjormann le picaban por tener un arma con la cual defender a Anna y atacar a la amenaza, que empezó a orquestar a sus figurillas para llevar a cabo su voluntad. Dos de ellas empezaron a acosarlo, dando por su parte grandes manotazos, pero para el momento en que las atrapó en sus firmes puños, sin importarle haberse arrancado varios cabellos, el brujo ya estaba desapareciendo del lugar, marchándose de una manera en que nada podía hacer para detenerle, por más que lo intentó a pisotones y maldiciones. Se había escapado, y no tenía que fiarse de su amenaza para saber que no era algo bueno. Momentos después el muro de hielo se rompía, dejando ver al mismo tipo de antes, con una espada. Kristoff tomó el tablero de ajedrez en sus manos, mirándolo amenazante. ¿Un tablero contra una espada? Sabía lo poco probable que era ganar una pelea así, pero no dejaría de intentarlo.


Who marries a man
Really...
she just met?
avatar
Aldeano de Arendelle
Ver perfil de usuario
Mensajes :
13

Volver arriba Ir abajo

Re: El gran deshielo [Kristoff + libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.