Ambientación
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.
Últimos temas
» Estoy de vuelta!
Hoy a las 1:13 pm por Ariel

»  Descripción de Reinos
Mar Oct 10, 2017 7:37 pm por Bruja del Tiempo

» No todo es lo que parece {Privado; Bailarina de Papel}
Miér Sep 27, 2017 10:19 am por Peter Pan

» Personajes de Cuentos
Vie Sep 08, 2017 2:52 pm por Bruja del Tiempo

» Registro de reino y rango
Vie Sep 08, 2017 11:22 am por Bruja del Tiempo

» Registro de cuentos
Vie Sep 08, 2017 10:56 am por Bruja del Tiempo

» Registro de avatares
Miér Sep 06, 2017 12:51 pm por Bruja del Tiempo

» Reglamento
Miér Ago 30, 2017 7:57 am por Bruja del Tiempo

» Pasos delicados sobre madera bruta (Balbina + otros users)
Lun Ene 25, 2016 9:27 am por Babette

» Who's afraid of the big bad wolf? +18
Jue Ene 14, 2016 7:55 pm por Red

Novedades
00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Premios
Nombre apellido
Mejor héroe
Nombre apellido
Mejor Villano
Nombre apellido
PJ más activo
Compañeros

Élite 0/40
Creditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Mar Mayo 13, 2014 11:40 am

La cola del vestido de Morrigan susurraba a medida que ella caminaba, aventurándose en el interior de la habitación con paso sereno y comedido. La curiosidad otorgaba un brillo antinatural a sus ojos de amatista, que bebía con avidez todo lo que alcanzaban a vislumbrar, ahora con la amplia perspectiva de hallarse dentro del mismo, evitando centrar su atención en demasía sobre esa maltrecha criatura que permanecía prisionera. Sus balbuceos quedaban ahogados por sus pisadas, deliberadamente lentas, mientras se acercaba hasta él sin perder detalle de todo y nada a la vez.

-Bonito laboratorio secreto-Dijo en voz baja, para después soltar una risita ladina y desdeñosa.

En realidad, el lugar en sí le parecía una pantomima… Una pantomima valiosa. Todo lo que se encontraba allí tenía una historia que contarle, el jugo de la buena información, más dulce y embriagante que cualquier vino de las mejores bodegas de Marshovia. Le gustaba oír el tacón contra el suelo, moviéndose resuelta meneando la cabeza, para pararse a su lado. Lo miró intensamente, como si fuese una criatura digna de ver, sacada de un estrambótico circo ambulante, y apretó los labios en una mueca de profundo asco. No es que sintiese lástima por ese desgraciado, ni mucho menos, aunque si tenía curiosidad por saber como había terminado en semejante situación. No, lo que capturaba su atención era el visible y grave deterioro que había sufrido su cuerpo, mutándolo con cambios que reflejaban un conocimiento exhaustivo del cuerpo humano, inversamente proporcional a sus escrúpulos. ¿Con que el Guardián del Bisturí, eh? Compuso una máscara que pretendía reflejar pena, mientras se reía perversamente para sus adentros. A decir verdad, era un verdadero desperdicio, si señor. Ella siempre prefería conservar los cuerpos con el menor número de daños posibles, apagando su vida de forma certera para que su rendimiento en la muerte fuese muchísimo mayor. Eso, que tenía delante, era un despojo inservible a los ojos de la nigromante, quien de nuevo se sentía amenazada por semejantes conocimientos. No los compartía, pero igualmente los quería para sí.

Agarró el papel entre sus dedos y lo leyó repetidas veces. ¿Qué es un Hikari? El pobre desdichado del que hablaban debía ser el sujeto sin manos, tan maltrecho como estropeado. Suspiró, mientras doblaba el papel y lo guardaba en el interior de su, ahora amplio, escote. ¿Cleptómana? Por supuesto. Sacó entonces la daga, acariciando obscenamente el mango, para inclinarse sobre el, dejando que un rizo oscuro rozase su piel.

-Pobrecito-Dijo, empleando un tono infantil, apretando los labios-Debes estar pasándolo muy mal-Meneó la cabeza-No te preocupes, yo te ayudaré…-Alzó la daga, que brillaba a la luz mortecina.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Jue Mayo 15, 2014 8:58 am

Spoiler:
Off: ¡Que macabro! La descripción del villano de Hikari me dió escalofríos en ambos posts!  skull 
Espero con todo mi corazón que el "tatuaje" en mi seno sea lo único modificado de mi dulce cuerpo!

Asiento cuando él me ofrece comida, no por hambre, pero más por no llevarle la contra. Aunque pensándolo bien, Lady Hellberg no me ha dado nada de comer desde la mañana, cuando partimos desde el burdel... Le sonrío, feliz de tener suerte de que el dueño del castillo sea menos malvado que mi dueña.

Incluso... Los sentimientos de culpa por engañarlo me dejan el corazón pesado... Quiero alertarlo, sin embargo, no se me ocurre cómo sin traicionar a Lady Hellberg... Le sigo obediente, pensando en las palabras correctas:

- Es usted muy bueno... No se moleste con nada en especial, ya que una sopa caliente será suficiente para ambas. -digo con mis manos juntas, frotándolas para quitarles el adormecimiento.- No sé si tiene hambre, ya que come poco. Es un poco rara, no sé si me explico... -Miro a Lord Maléficus, tratando de transmitirle mi inquietud sólo con mis ojos- No la he elegido como mi sirvienta, sino que... me fue impuesta su presencia.

Entonces me callo, para evitar que mis labios se cierren, pero mis ojos celestes siguen observando los oscuros ojos del lord, aunque sin saber si él me comprende algo o no.



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Lun Mayo 19, 2014 12:16 pm

CUARTO DEL MAYORDOMO

Un siseo interrumpio el momento, no obstante no habia serpiente lust se movio incomoda, al parecer era ella quien siseaba por alguna razon a la puerta.
Fue entonces cuando un sonido aleteante se aproximo a ellos, una pequeña sombra entro veloz lanzando un chillido insesante, era tan rapido que era dificil seguirlo con la vista.
Lust correteo por el cuerpo de morrigan intentando defenderlo del asedio, pero a la vez intentando no ser un objetivo claro.
Morrigan pudo oir cerca de su oreja un chasquido de un mordisco fallido.
Finalmente el atacante dio por finalizado el ataque sorpresa que dio por fallido, fue entonces cuando morrigan pudo ver mejor al atacante.
atacante:

El ser se poso en una pared agarrado con sus alas, de hecho era minusculo, podria caber en una mano y seguramente sus huesos se romperian con facilidad.
Pero por alguna razon Lust mas grande y fuerte actuaba con mucho cuidado. Semiescondida en su hombro observando a la criatura.
Morrigan no podia saber que esa criatuta era Sloth, otra mascota del señor del castillo.
Sloth miraba con furia y rabia a Morrigan, sentimientos que no era propios de un animal normal, sobretodo por que ella no le habia hecho nada ¿o si?

El animal mostro los dientes dispuesto a volver a atacar, la daga de morrigan no serviria de nada, era un animal agil y esquivo, el corto alcanse del arma no serviria.

COMEDOR

El brujo desdeño el primer comentario
-No soy tan bueno, mi madre me enseño a ser amable cuando corresponde.
Luego ella comento algo sobre la criada
-¿rara?...comparada conmigo? Lo dudo.
Pero despues del comentario finak Noligma finalmente noto por donde iban los tiros
-Creeis que... ¿vuestra criada es una espia? O...
Noligma pronto se volvio paranoico con la idea
-¡No me jodas! Hay que apresarla inmediatamente!
Noligma empezo a andar de un lado a otro un segundo como si meditara, luego se dirigio a un sirviente
-He tu! Llama a alguien! A quien sea!
El sirviente se fue y volvio con un desagradable individuo
-Penuria a su servicio ¿en que puedo ser... he? ¡¿Quien es esa golfa?!
Noligma sacudio al sirviente
-Vete otra vez y traeme cualquier otra cosa... un ladrillo haria mejor el trabajo..
El diablillo penuria se agarro con ojillos de cachorrillo a los pies de Noligma
-¡Deme una oportunidad! Por favor amo! Lo hare bien esta vez lo prometo!
-Esya bien... lo lamentare, pero bueno... tengo una mision para ti.





inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Lun Mayo 19, 2014 4:29 pm

Iba a hundir la hoja en su carne para observar como la sangre borboteaba, cálida y espesa. Por algún motivo, deseaba convertir a ese tipo en su esclavo por el mero divertimento de hacerlo, sin más, ignorante del hecho de que provenía del mundo real y que su magia no tendría efecto alguno sobre él. ¿Cómo iba a saberlo?

Pero no lo hizo, el chirriante alarido la disuadió de hacerlo. No por temor, por supuesto, sino por lo repentino del mismo, cortando sin piedad el silencio reinante. Las cosquillas de las patas peludas de la araña sobre su piel suponían una peligrosa distracción, que la bruja trató de paliar intentando seguir con la mirada y el oído el causante de semejante alboroto, que revoloteaba como una mosca de sangre a su alrededor.

-Endemoniado insecto-Bramó enfurecida, tras dar varios manotazos fallidos al aire. Ladeó la testa, sacudiendo los rizos oscuros mientras centraba su atención en aquel punto pequeño, descubriendo que lejos de un miriápodo vulgar era un pequeño roedor alado-Mejor me lo pones-Siseó, entrecerrando los ojos.

Nunca le habían gustado ese tipo de seres, de nariz aplastada y orejas grandes capaces de oír cualquier cosa que se les antojase. Guardó la daga en su funda, y después esta en el lugar que le correspondía dentro de su escote. El tiempo apremiaba y ese condenado mayordomo había desaparecido sin dejar rastro alguno, enervando sus ya crispados nervios. Sus pensamientos volaron hacia la ingenua Cenicienta, y deseó que estuviese haciendo bien su trabajo. Si sus cálculos no erraban, en ese momento ya habría logrado la misión impuesta y habría sacado a la luz sus delicadas armas de seducción. Aquello la enfurecía, pensando que se había dejado enredar y por ello ahora perdía el tiempo en vez de hurgar directamente en los aposentos de Maléfica. Tendría que tomar cartas en el asunto y buscar la alternativa más plausible, a fin de cuentas, no le gustaba tener que ir dependiendo de aquel trasto perverso que había osado destrozar su vestimenta. Sólo confiaba en que Danielle pudiese seguir con su papel de noble el tiempo suficiente. Morrigan agarró los extremos de su capa oscura, llevándoselos hasta los hombros para volver a desaparecer en un frufú de tela negra, dando paso de nuevo al cuervo graznante. Pasó fugaz cerca del pequeño murciélago a modo de advertencia, dirigiéndose al umbral para volver a entrar en la sala de marionetas.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Vie Mayo 23, 2014 6:49 pm

Mis celestes ojos se abren como platos al oír la palabra "espía":

- ¡Yo no he dicho nada! -exclamo alarmada, levantándome y caminando hacia el sr. Maléficus, para tomarle las manos, sin embargo él hace un gesto hacia el lado y empieza a caminar de un lado a otro.

Cuando llama a otro sirviente, finalmente logro alcanzarlo:

- Quizás ella se ha perdido, ya que su castillo es muy grande y majestuoso... -sin embargo, antes que me conteste, llega el sirviente con otra criatura horrible:

- Penuria a su servicio ¿en que puedo ser... he? ¡¿Quien es esa golfa?!

- ¡Yo no soy una golfa! -digo indignada, puesto que el vestido está demasiado hermoso y noble para que lo vista una golfa... Sin embargo, la "dignidad" se evapora cuando recuerdo que "golfa" significa "mujer fácil" y... ahora soy una de ellas...

Me siento, con lágrimas corriendo nuevamente por mi rostro, ya que más encima estoy en cinta, en manos de una bruja pérfida.

Entonces el dueño del castillo le da una misión a la criatura. Al oír sus palabras, me encojo en la silla, con ganas de desaparecer de allí. Si Lady Hellberg descubre que yo la he delatado... ¡me matará!

- No digáis que yo os he advertido, por favor. Ella es poder... -mis labios se cierran de nuevo, ¡impidiendo que hable de nuevo!



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Lun Mayo 26, 2014 8:04 am

Cuarto de las marionetas

Justamente en ese momento la puerta se abrio y dejo escuchar parte de una conversacion.

- de acuerdo, si es una orden ...intentare decircelo amigablemente, si es que la veo.
El mayordomo entro en la sala y se giro para despedir a un tipo bajito y feo de piel roja cual tomate, con cuernos retorcidos y nariz como una berenjena maltrecha.
-El amo quiere conocerla... pero a mi me da que es una asesina... o otro puton berberecho.
El mayordomo asintio mientras cerro la puerta en sus narices.
Se volvio a el cuarto y empezo a decir
-creo que tenemos problemas... el amo te invita a ir a su presencia... no se por que, pero huele mal para nuestro plan... debes ir ya. Hay una habitacion entablonada en lo alto de esta torre.
El mayordomo denotaba cierto nerviosismo con tantas prisas.
-Ninguno de los habitantes de este lugar podemos entrar... asi que tu deverias poder... mi llave y lo que buscas estan dentro... yo intentare entretenerlos de alguna forma.
El mayordomo rapidamente empezo a pensar en mil posibilidades para hallar la mejor forma de entretener a su amo el tiempo estimado.


COMEDOR NEGRO

Noligma miro a la mujer sollosante que estaba a su lado, intento sonreir gentilmente
-tranquila, ya se de que va todo esto... no te preocupes... lo he comprendido.
Noligma acaricio el rostro de la mujer
-Ella es poderosa, pero no temais yo no desvelare lo que me habeis revelado... la princesa se pondria hecha yna furia... la verdad es que no se como no lo vi venir... sin duda la princesa querria asegurarse de que mi leyenda era cierta, por eso vino dizfrasada de sirvienta y a su sirbienta de princesa.
Noligma asintio para si.
-Un plan brillante, envia a la sirbienta a ver si soy tan bueno en la cama como din duda estan contando... mientras ella investiga preguntando a mis leales sirbientes...
El brujo hacerco su rostro al de ella
-Un plan casi perfecto... ¿me equivoco?... si es asi debes cumplir tu objetivo ¿no crees?...

Off: morrigan, edita el titulo para dejar entrar a hikari


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Lun Mayo 26, 2014 3:24 pm

Le sonrío, ya que él promete que no dirá que yo la delaté:

- No sé como agradeceros, gentil sr. Maléficus. -digo tomando sus manos y besándolas.

- Un plan brillante, envia a la sirvienta a ver si soy tan bueno en la cama como sin duda están contando... mientras ella investiga preguntando a mis leales sirvientes... -Mi sonrisa se congela un poco, ya que empiezo a compreender que el dueño del castillo no lo ha compreendido correctamente, sin embargo, no seré yo quién le corrija.- Un plan casi perfecto... ¿me equivoco?... si es asi debes cumplir tu objetivo ¿no crees?... -El gentil sr. Maléficus ahora está demasiado cerca mío. Su mirada me hace compreender totalmente el significado de sus palabras, y trago saliva.

Me había acostumbrado a que él me tratara bien, y ahora, pues, debo dejar que haga uso de mi cuerpo, como era el plan original de Lady Hellberg.

- De acuerdo, pero... ¿lo haremos aquí, en el comedor? -pregunto para ganar tiempo de nuevo.



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Mar Mayo 27, 2014 8:21 am

Off:
¡Editado! Hikari dice que no la esperemos, que entrará cuando pueda ^^.

Sophie/Morrigan en marcha, buscando la llave para el corazón de Calcifer/Mayordomo.



El cuervo se posó sobre la cabeza de Arawn, intentando clavarle las uñas afiladas, sin embargo era tarea inútil, haciendo que este se balancease lentamente ante su sutil contacto. Bonita metáfora, ¿Verdad? Si tan sólo algún día lo lograse, podría ensañarse a gusto y experimentar una dulce venganza. Pero ahora mismo Arawn no era importante, ni lo iba a ser en mucho tiempo. La puerta se abrió, e inocentemente, el cuervo movió el cuello mirándo a su alrededor con aquella efusividad que caracterizaba a las aves.

Observaba con los ojos negros al autómata que parecía traer compañía. De tener labios, los habría fruncido al sospechar que, efectivamente, se trataba de una trampa, lamentablemente se contentó con chasquear su pico grisáceo. Morrigan parpadeó y picoteó la cabeza de la marioneta-Arawn con ensañamiento, cuando escuchó las insinuaciones del acompañante del mayordomo, una criatura horrible y pequeñaja, de aspecto mezquino. No le importaba realmente, en cierto modo, la habían llamado cosas peores, pero tenía ganas de desquitarse con algo.

-Creo que tenemos problemas... el amo te invita a ir a su presencia... no se por que, pero huele mal para nuestro plan... debes ir ya. Hay una habitación entablonada en lo alto de esta torre. Ninguno de los habitantes de este lugar podemos entrar... asi que tu deberias poder... mi llave y lo que buscas estan dentro... yo intentare entretenerlos de alguna forma.

¿Invitar? Eso era un terrible descuido, imperdonable, por supuesto. La bruja inclinó el cuello y empezó a atusarse distraídamente las plumas, como si se acicalase coquetamente, cuando lo que en realidad hacía era pensar… Cenicienta, cómo no, ¿Acaso no le había dado órdenes concretas? ¿Tan difícil era hacer el trabajo? Si cumplía con su deber, nadie tenía por qué saber que Morrigan estaba allí... Pero era evidente que algo había fallado. El cuervo entornó los orbes con exasperación. Chiquilla estúpida… La había elegido porque la creía la más adecuada. Los habituales clientes del burdel solían dejarse llevar por su inocencia, tanto física como espiritual, sin embargo debería haber contado con que eso podía ser tanto una ventaja como una desventaja. Tendría que pagar las consecuencias, sin duda, pero era tarde para volverse atrás.

Miró intensamente al autómata. Seguía temiendo de una trampa, por supuesto, pero tenía harto confianza en sus propias posibilidades. Nunca las precauciones eran suficientes. Cenicienta tendría que apañarselas sóla hasta que ella encontrase la llave… Porque la encontraría, y con ellas los secretos.

Agitó las alas, primero lentamente, y después más rápido mientras tomaba carrerilla y saltaba, planeando en un semicírculo antes de emprender de nuevo altura. Velozmente, atravesó el umbral con un ligero vuelo liviano, pasando por encima de la criatura roja mientras se dirigía hacia las estancias superiores buscando dicha habitación entablonada. ¿O no? Tendría que inspeccionar antes con precisión los alrededores, quien sabía que cosas le aguardaban allí dentro, ¿Tal vez una muerte segura? Tan fácil…

Pero estaba desierto, demasiado desierto. Posándose sobre una roca, la bruja recuperó con parsimonia su forma, acercando sus manos a la tabla de madera podrida. La golpeó suavemente tres veces, para después llevarse las manos a la barbilla.

-Poder...-Susurró con ansias-Lo quiero todo.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Jue Jun 05, 2014 5:22 pm

skull CUARTO PROHIBIDO skull 

¿las tablas saltaron casi por si solas... seria que estaban ya muy viejas... o alguien las quitaba con regularidad?

En cualquier caso la puerta se abrió y dio a un pequeño pasillo, parecía mas bien un túnel, sin ventanas, ni decoración o mobiliario de cualquier tipo.

Exceptuando... aquella armadura.

Una armadura vieja y empolvada con muchos años encima, la decorada armadura hablaba de tiempos muy lejanos igual que el poder que emanaba

http://img2.wikia.nocookie.net/__cb20101217043935/es.pokemon/images/3/3d/EP674_Armadura_poseida.jpg

Es mas, Morrigan sintió algo que no esperaba encontrar allí, un poder divino y a la vez magico, magia de luz, un juramento de lealtad, deber y honor.

"Nadie puede pasar este umbral sin el consentimiento del rey o de dios"

ahora Morrigan caía por que nadie había entrado en aquel lugar, estaba protegido por alguien a quien no le intimidaban los poderes oscuros o la muerte, estaba custodiado por un guardián mas antiguo que las criaturas, era antiguo como los muros del castillo construidos por algún reino olvidado en el tiempo.
No era de extrañar que maléfica hubiera preservado aquel guardián, era muy útil.
Y era tan viejo que incluso consiguio reconocerla

"noto una esencia maligna que ya creía olvidada... ¿puede ser posible? el caldero negro ha vuelto a resurgir?"

La armadura saco una espada en cuya hoja se notaba el poder sagrado

"¡fuiste sellado por sublevarte a los dioses! vuelve a tu castigo eterno, tu cárcel de metal negro... de donde no debiste salir"

no obstante el ser se detuvo y volvió a guardar su espalda

"a quien intento engañar... soy un fracaso, le falle a mi señor hace siglos, y ahora que su morada esta sembrada por el mal... no tengo mas que guardar la puerta del mismo modo, aunque deteste a mi nuevo amo..."
se volvio nuevamente a dirigir a Morrigan

"no puedo hacerte daño, a no ser que intentes cruzar el umbral ... si lo haces, estaré encantado de devolverte a tu caldero..."

Morrigan debía idear como engañar o sortear a esa criatura, estaba claro que el que ahora usara ese cuarto lo sorteaba de algún modo, y estaba claro que estaba siendo usado, la puerta no tenia polvo encima, ademas el había hablado de su "nuevo amo" extrañamente no hablo de maléfica.

en cuanto a como sortear al guardián, no había mobiliario ni nada que pudiera usarse.

En la armadura en si no había gran cosa a destacar, exceptuando el casco, del cual podía verse que no habían ojos tras la visera, podías ver el fondo del casco, donde había un símbolo escrito en sangre.

"decidid mi señora.... cruzáis o volvéis por donde habéis venido?"

COMEDOR

Noligma bufo como si comentara algo innecesario

-¿acaso importa donde lo haga? puedo hacer lo que quiera en mis propios salones... y si quiero hacerlo aquí o en el jardín es cosa mía ¿no?...
Noligma no le dejo responder por que de repente, con una mano alzo la barbilla mientras con la otra acercaba su cintura la suya

Penuria finalmente llego algo escandalizada ante la cercania entre ambos exclamo
-¡pero bueno! ¡¿ya estamos con las frescas mi señor?!
Noligma pareció molesto por la interrupción, pero lo cierto es que no se detuvo, pues la mano en la barbilla empezó a bajar a la base del cuello, mientras la mano de la cintura bajaba a los glúteos lentamente, sin importar quien miraba
-¿quieres algo o solo interrumpes para enfadarme?
lo cierto es que penuria había sido mas rápida de lo esperado
-la invitada no aparece... creo a sido comida por algún...
-no, sin duda esta escondida o mas bien se esta dando prisa...
penuria pestañeo ante tan rápida resolución
-¡¿como sabéis eso?!
-es como actuaria yo si entro en el castillo de otro brujo y me descubrieran...
penuria tardo en cogerlo
-decís que la invitada....¡¿es una bruja?!
noligma la miro atravezado
-si ... y te acabo de hacer enviarle un mensaje "se que estas hay"
penuria parecia alarmada
-llamare a la guardia y a...!
-callate!... no seas necia, es una bruja no la vas a encontrar si no quiere ser encontrada... ademas me ha dejado un regalo para mi...
fue entonces cuando Noligma se lanzo sobre cenicienta poniéndose sobre ella
-de hecho lo se gracias a ti... esa vacilación de antes...

Cenicienta escribió:
- No digáis que yo os he advertido, por favor. Ella es poder...

-fue en ese momento cuando me di cuenta... admito que soy un confiado y un necio... por un momento me lo creí todo...
Noligma agarro un cordel del escote y tiro suavemente de el mientras el nudo se desanudaba suavemente, pero sin llegar a hacer mucho, solo como un gato que se divierte con su nuevo juguete.

-pero sabes que?... ningún brujo o bruja puede superarme haciendo contratos... es mas los detecto a la legua... y sospecho que el tuyo es de los gordos... supongo que es uno de Clase A, de esos que lamentas haberlos firmado durante el resto de tu vida...

Noligma fue tirando de la falda hacia arriba
-supongo que lo de insinuarte fue cosa suya verdad? seguro que te usa para esas cosas... ¿con cuantos hombres lo has hecho?

Noligma sonrió siniestramente

-aunque admito que me tenias mosqueado desde hace rato, nunca había conocido una princesa tan complaciente... cualquier cosa que te dijera decías que si... demasiado complaciente, supongo que complacer es tu trabajo... ¿o es que realmente estas embarazada? si no es así avísame no vallas a tener un bastardo mio... o bueno

Noligma se detuvo su manoseo meditando siniestramente

-aunque ya que tu gentil ama te ha "regalado" podría usarte para tener a mis bastardos, que podría entrenar como soldados... como una fabrica de soldados escupe fuego... me gusta...

Noligma  dejando ver la ropa interior, pero noligma no estba satisfecho por alguna razon que se lo veia furibundo, se hirguio sobre cenicienta apollandose sobre sus muslos y se giro a Penuria que estba colorada y embobada

-¡¿TE QUIERES IR DE UNA PUTA VEZ?!

Penuria desapareció en el acto dando un portazo y noligma volvió a centrarse en ella
-¿por cual de mis locos planes iba? bueno da igual... a todo me diras que si ¿verdad?... eres tan... complaciente


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Jue Jun 05, 2014 10:39 pm

- Si, tenéis razón, por supuesto. -me apuro en contestar, mientras él acerca mi cuerpo al suyo.

- ¡Pero bueno! ¡¿Ya estamos con las frescas mi señor?! -dice una mujer pequeña, creo que es una mujer, con las manos en la cinturita. Claro que arrugo mi frente, ya que no me gusta que me llame de "fresca", sin embargo, el sr. Maléficus no sólo no me suelta, sino que su mano empieza a explorar mi cuerpo.

- La invitada no aparece... creo ha sido comida por algún... -Mi cuerpo se tensa al oír tal noticia. ¿Lady Hellberg muerta? Primero me asusto... luego quedo feliz, ¡tan feliz de ser libre!

- No, sin duda está escondida o más bien se está dando prisa... -Miro directamente a los ojos al hombre que está tan cerca. ¿Lo dice de veras? Pierdo un poco la compostura, o más bien la fuerza en mis piernas, ya que la decepción luego de una alegria me conmociona.

Pero no hay tiempo para sensiblerías, ya que las palabras del Sr. Maléficus me asustan:

- De hecho lo sé gracias a ti... esa vacilación de antes... Fue en ese momento cuando me di cuenta... admito que soy un confiado y un necio... por un momento me lo creí todo...

- ¡No se lo digas, se lo imploro! -digo mientras él se divierte desabrochándome el vestido. Pronto siento el aire frío sobre mis senos, ya que por lo menos la marca de la quemadura queda bien visible a sus ojos.

- ¿Puedes deshacer mi contrato? -pregunto llena de esperanza, cuando el pensamiento de salir de un problema para caer en otro me viene fuerte en la cabeza.- De seguro me cobrarás más caro que ella...

Asiento a su afirmación, ya que no tengo por qué mentir más. Ahora que sabe que soy un juguete para su uso, empieza a subir mi falda y me hace una pregunta que me sonroja:

- Pues... ya van 5... -digo muy bajito, mientras su mano avanza por mi cuerpo.

- ¡Y no sé si estoy embarazada! Porque... basta que un hombre se meta y ya puede ser, ¿verdad? -pregunto mientras escucho sus palabras, de las cuales no comprendo todo. O no quiero comprender...

- ¿Soldados escupe fuego? -digo ya definitivamente asustada, sin embargo, el vestido ya está casi cayéndose y, como él dice, ¡debo complacerlo en todo lo que pida!

- Tu gusano... ¿es como los de los demás hombres, verdad? -pregunto asustada al sentir la presión contra mi cuerpo. Todas sus palabras, antes tan gentiles, ahora me hacen rogar porque Lady Hellberg acabe luego lo que vino a hacer, ¡porque ya no estoy tan cómoda con el caballero!



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Vie Jun 06, 2014 11:15 am

La galería parecía excavada en la roca por algún enorme anélido, volviéndose oscura allá donde la luz que recortaba la silueta de Morrigan iba perdiendo intensidad. A pesar de la facilidad con la que habían cedido las maderas de bloqueo, olía a cerrado, a humedad y a muerte. Sonrió como una niña pequeña en una tienda de muñecas, sintiendo aquella presión deliciosa en su pecho, mientras la adrenalina aceleraba su pulso y sus pupilas se dilataban.

-Si...-Murmuró.

¿Había algo mejor acaso? Conseguiría desentrañar los secretos oscuros de la bruja más temida de todos los tiempos, y haría suyo su poder. Nadie volvería a menospreciarla ni a usarla, pues ella no era un peón... O si... Si que lo era: Un peón que atraviesa el tablero, eliminando a sus enemigos y convirtiéndose en reina. Una reina poderosa y temida. Arawn temblaría bajo el resurgir más vigoroso del Caldero Negro, y todos en general. No era una cuestión de reconocimiento ajeno, ni mucho menos, pues todos los demás eran necios o idiotas, sino un reto personal del que dependía su orgullo y capacidades.
Pero mientras se embriagaba de los delirios que contravenían a su forma de ser más metódica, se dio cuenta del único elemento que bloqueaba su inevitable ascenso a la preponderancia. Era una armadura, cuyo fulgor que recubría su superficie le impedía discernir con exactitud el color del metal del cual estaban hechas las placas que componían su fisionomía.

-Nadie puede pasar este umbral sin el consentimiento del rey o de dios-Informó con solemnidad su voz cavernosa, cual guardián del pasillo. Tal vez lo era.

Sin embargo a la bruja eso no le interesaba, lo realmente interesante era que el mayordomo le había tendido una trampa, pues a ella no le constataba que le hubiese informado de la presencia de semejante armatoste, puesto a posta para entorpecer sus planes. Maldito ser... Sólo por eso, no pensaba devolverle la llave en cuanto la tuviese en sus dedos...

En realidad no pensaba hacerlo de todos modos: Lo quería como su esclavo.

-Un trozo inútil de latón-Musitó despectiva, juntando las cejas y buscando una salida a semejante encrucijada a traición-Pero que inoportuno...

-Noto una esencia maligna que ya creía olvidada... ¿Puede ser posible? ¿El caldero negro ha vuelto a resurgir?

Quiso alzar la mano para lanzar cualquier hechizo distractorio de su repertorio cuando se percató de lo evidente. Bajó la mano lentamente y enarcó una ceja todo lo alto que pudo, denotando escepticismo. ¿Cómo lo...? Oh, no importaba en realidad. Había vivido tanto tiempo siendo Morrigan que le sorprendió que la reconociera, pues salvo Orddu, Orwen y Orgoch (y por supuesto el rey de la yerma Annuvin), sabían de su verdadera esencia.

Apretó los labios carnosos fuertemente y los separó para morderse el carrillo interior. Esa vida ya estaba olvidada, sin embargo la hería en el ego verse descubierta, pero a su vez le proporcionaba otro tipo de satisfacción: La leyenda del Caldero flotaba en el aire, distorsionada tal vez por el boca a boca. No tenía sentido mentir a alguien capaz de ver entre los hechizos, ¿No?

-La maldad es un término tan ambiguo-Soltó en mitad de un suspiro-Pues depende claramente de a lo que queráis aludir con ella, ya que lo que usted considera maligno puede ser entendido por otro como benévolo. No obstante, ¿Quien afirma o desmiente que el Caldero sea yo?-Inquirió-¿O que sea siquiera verídico que existió semejante objeto?-Lo miró durante un largo minuto-Yo misma puedo hacerlo. Black Crochan-Hizo una escueta reverencia, presentandose formalmente por primera vez en su vida desde hacía mucho-Creada por las brujas del pantano de Morva.

Odiaba su verdadero nombre por todo lo que conllevaba y nunca había vuelto a usarlo, hasta ahora. A partir de su huida, se apoderó de demasiadas identidades robadas y nombres falsos en un intento por pasar desapercibida: Morrigan, Archren, Espelth, Yennefer, Melissandre y, como no, Lady Hellberg.

-¡Fuiste sellado por sublevarte a los dioses! vuelve a tu castigo eterno, tu cárcel de metal negro... de donde no debiste salir-Amenazó mientras desenfundaba una espada vigorosa y de grandes proporciones, obligando a la bruja a retroceder un paso hacia atrás, cuidadosa de no tropezar con sus propias telas, volviendo a sacar la daga. Era consciente de que poco podía hacer contra alguien protegido por tanto metal, pero ningún hueco podía estar lo suficientemente cubierto, ni ella iba tan desprotegida como parecía.

-Sellada-Lo corrigió con cierto fastidio, sin abandonar la guardia, ¿Acaso no veía que era una mujer? ¿Estaba ciego? Se mordió el labio de forma provocadora, aunque empezaba ciertamente a cansarse-No me venga con monsergas. Yo no creo en más dioses que en mí misma, por lo que eso que dice carece de sentido para mí. No volveré para sucumbir ante un porquero inepto que se sacrifica por valores oxidados como la bondad y el amor-Hizo una mueca de asco, haciendo especial énfasis despreciativo en los dos últimos conceptos-O como usted. No creo en los cuentos de hadas-Atajó sin dejarse amedrentar.

Había llegado ya tan lejos que sólo quería quitarse a aquel paladín enlatado de en medio cuanto antes. No le apetecía seguir jugando, para eso ya había traído a Ceni consigo.

-A quien intento engañar... soy un fracaso, le falle a mi señor hace siglos, y ahora que su morada esta sembrada por el mal... no tengo mas que guardar la puerta del mismo modo, aunque deteste a mi nuevo amo...-Replicó de pronto.

Eso despertó el interés de Morrigan, quien no dejaba de percatarse que el nuevo orden imperante en la Montaña Prohibida no era del agrado de muchos. ¿Sería una estratagema? ¿Quién habla tan mal de su amo con desconocidos? Si las piezas del puzzle empezaban a encajar, sin duda se estaba enfrentando a una especie de régimen en un declive demasiado evidente, que tenía como protagonista al actual señor del castillo, pero, ¿Cuales eran las razones? De Maléfica se habían dicho muchas cosas que elogiaban su grandeza, pero entre ellas no destacaba ninguna que alabase su trato condescendiente con su servidumbre, ¿Entonces? ¿Cual era la diferencia? Estaba ansiosa por averiguarlo, ya que el Mayordomo no había soltado prenda fácilmente.

-Decidid mi señora.... ¿Cruzáis o volvéis por donde habéis venido?-Bla, bla, bla. Con lo fácil que sería emprender el vuelo. Morrigan calculó que con el batir poderoso de sus alas alcanzaría el final en menos de lo que graznaba un cuervo, pero tenía el inconveniente de no querer ser perseguida por un armatoste ruidoso. Había algo en esa cosa que no le gustaba ni un ápice.

-Decidme usted, caballero, ¿Por que guardáis este lugar con tanto ahínco?-Preguntó, eludiendo la pregunta con otra pregunta. Era obvio que pensaba cruzar, no iba a detenerse a esas alturas. Nunca le habían gustado los caballeros, que no las armaduras, tal vez por alguna mala pasada de su experiencia como caldero. El metal siempre llama al metal, pero había encontrado otra fuente de información que pensaba explotar al máximo, aunque debía darse prisa, estaba cansada de tanta charla insulsa y la impaciencia, por una vez, empezaba a alterar su carácter frío y calculador.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Miér Jun 11, 2014 2:16 pm

skull EL CUARTO PROHIBIDO skull
 

El caballero parecía bastante animado de darte conversación, algo te decía que hacia mucho que no hablaba con nadie.
-la maldad para mi es aquel poder que se opone a mi dios... y el caldero negro se opone a los dioses

naturalmente el "caballero" dejo a Morrigan expresarse sin responder mas a sus palabras, no hasta que le pregunto, en ese momento algo en su reacción lo delato.
Por un momento se señalo con el dedo a si mismo y dijo

-¿eso es a mi? hace siglos que nadie me pregunta nada...

Eso plantaba unas dudas razonables, sobre si el estaba vivo, o si era una especie como la del mayordomo un ser artificialmente vivo, pero si era así ¿por que le iban a dar voz si nadie le preguntaba nada? la voz del mayordomo era la de una joven (OFF: la de ariel) lo que significa que una voz es un bien escaso como para desperdiciarlo en seres que luego no la usan.

el finalmente respondió la pregunta
-ni idea... no tengo ni idea de que es lo que guardo ni nada... de hecho, sois la primera que intenta entrar, creo que hay un hechizo en la otra puerta o algo... en cualquier caso, no puedo dejaros pasar, mi palabra me lo impide...

De repente el soldado se ilumino y saco nuevamente la espada.
esta vez el brillo de su espada revelo algo.
la luz que surgía de esta no aclaraba las sombras, la oscuridad de la habitación era tupida, pero no se disipaba ante la luz.

Aquello alerto a Morrigan de que se hallaba ante alguna clase de truco, alguien estaba jugando con ella a un juego bastante pésimo...

Normalmente esos juegos eran inútiles, pero Morrigan no tenia tiempo que perder, o bien se enfrentaba a lo que hubiera en realidad detrás de la ilusión, o bien la desasía antes para ver que había, pero podía perder energías y tiempo en hacerlo.

Era un dilema que debía afrontar.

COMEDOR


La mujer delataba la verdad en cada reacción en cada palabra y en cada mirada de cordero degollado.
Naturalmente su primer instinto fue salvarse, y le pregunto la tipica pregunta de los esclavos.

-lamentablemente los contratos siguen las leyes de la magia... para obtener algo debes pagar algo de igual valor a cambio... -era un concepto que surgia en realidad de la alquimia, pero era igual de aplicable- puedes pagar de mas por obtener algo, como tu que ofreciste... engañada supongo, tu libertad... pero nunca menos, si quieres tu libertad debes pagar algo del mismo valor o mayor que el de tu libertad...

Naturalmente Noligma intento morderse la lengua después de aquello, habían muchas mas cosas sobre los contratos, como clausulas para ruptura de contrato, o demás... pero hablar del mundo de los contratos llevaría mucho tiempo, y noligma estaba dispuesto a concederle mucho tiempo... aunque ella probablemente estaría a 4 patas o debajo de el... probablemente un poco de cada una.
No obstante sus fantasías se esfumaron de golpe.

- Pues... ya van 5...

Noligma no oculto lo que aquella información le disgustaba, ya se había hecho a la idea de que no era virgen, aunque le habría gustado, pero no se había preparado para semejante cifra... en realidad no era muy alta... pero le dejaba en 6º lugar.
si fuera un 2 o 3, incluso un 4º se lo habría tomado mejor.

Pero se contento con que ella supiera la cifra, era mejor que una puta que no puede ni contar con cuantos miles de hombres ha estado...

De sus pensamientos se alejo cuando una curiosa pregunta le hizo pestañear.

- Tu gusano... ¿es como los de los demás hombres, verdad?

Noligma se le ocurrió entonces una idea.

-depende...
respondió mientras sonreía siniestramente mientras movía sus dedos sobre sus pantalones
-¿Que forma te gustaría que tuviera? puedo darle cualquier forma...- algo bajo el pantalón se movía o crecía como si estuviera vivo.
-¿te gustan grandes, de color, gruesas, con escamas gustan mucho, de tacto liso o rugoso, con forma de animal o te va mas lo tradicional?
Noligma se divirtió viendo su cara ante sus locuras y viendo que tardaba empezó a desabrocharse
-decídete rápido, para que puedas probarla... por cierto ¿algún sabor en especial? el sabor natural es el recomendado...
Noligma podía llegar a ser muy mezquino a veces cuando cree que le han traicionado de alguna manera, aun tenia ese "6º" puesto metido en la cabeza.


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Hikari. el Jue Jun 12, 2014 12:05 pm

Pido disculpas.:
Lo siento mucho, me hubiera metido antes, pero he estado con exámenes.

Llevaba ya mas de una hora recorriendo el castillo, ya no sabía ni en donde se encontraba, así que siguió un camino sin rumbo ''Estas perdida'' *No lo estoy* ''Entonces dime... ¿donde nos encontramos?'' buena pregunta, teniendo en cuenta el lago camino recorrido sin rumbo, por no saber no sabía si ya había pasado por ese sitio, todo era confuso, así que empecé ah abrir puertas, las abría un poco y miraba por si había alguien, y así pasé un buen rato.

''No has respondido'' *Esa puerta es nuestro cuarto* ''No...'' No dejé que hablase mas, aunque mas que yo, fue la voz que provenía de el, se escuchaba a gente hablar, la voz que estaba escuchando era claramente reconocible, ¡¡PADRE!! *Lo ves, no estamos perdida* ''Antes de encontrarlo si, así que calla'' *Pero... ya...* ''Calla''.

Iba a entrar cuando empecé a escuchar a mi padre hablar de algo -¿Que forma te gustaría que tuviera? puedo darle cualquier forma...- Sonaba a que estaba haciendo algo, ¿una escultura quizás?. Seguí escuchando atentamente -¿te gustan grandes, de color, gruesas, con escamas gustan mucho, de tacto liso o rugoso, con forma de animal o te va mas lo tradicional?- Mmmm... no sabía de que hablaban, pero sonaba divertido e intrigante, entraba ganas de entrar y ver que hacían, pero esperé un poco mas -decídete rápido, para que puedas probarla... por cierto ¿algún sabor en especial? el sabor natural es el recomendado...- ¡¡Woooooo!! ya sabía de que hablaban, estaba bien claro, era imposible no saber de que hablaban.

Entre en el lugar de una forma muy brusca -¡¡Yo también quiero!!- Dije gritando -Mitad de vainilla, mitad de menta y mitad de chocolate- dije antes de abrazar a papi y refregar mi cara en su barriga. Ya conocía eso, eran eado o algo así se llamaban, se suponen que están fríos y tiene diferentes sabores, diferentes tamaños y formas, seguramente estaría muy bueno. Los sabores que dije ni los había probado, pero ya los había escuchado.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 64
Para más información
Ver perfil de usuario
Huérfana de India

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Jue Jun 12, 2014 3:57 pm

Suspiro al oír las palabras que dicen que las leyes de la magia, dar algo de igual valor a cambio... ¿Qué puedo dar? Ya ni siquiera tengo mi virginidad como moneda de cambio... Seré esclava por siempre...

Sin embargo, ¡dejo de respirar cuando me pregunta por la forma del gusano!

- Depende... ¿Que forma te gustaría que tuviera? Puedo darle cualquier forma... ¿Te gustan grandes, de color, gruesas, con escamas gustan mucho, de tacto liso o rugoso, con forma de animal o te va mas lo tradicional?

- ¿Qué? -Trato de empujarlo, asustada, pero él no cede ni un milímetro:

- Decídete rápido, para que puedas probarla... por cierto ¿algún sabor en especial? el sabor natural es el recomendado...

- No, ¡no quiero grande! ¡Ya sé que me la meterás, así que no quiero que me hagas daño! -digo mientras mis ojos van hacia sus manos abriendo su pantalón. Mis pechitos suben y bajan mientras aguardo aterrada el tamaño, forma y color de su gusano- Por favor... ¡Ten piedad! -exclamo con un hilo de voz, casi susurrando.

- ¡¡Yo también quiero!! Mitad de vainilla, mitad de menta y mitad de chocolate! -veo unos brazos sujetar a sobre la cintura del Sr. Maléficus. ¿Brazos? Le faltan... ¡Le faltan las manos!

- ¿También metes el gusano en niñas? -pregunto horrorizada. En realidad, ya había oído que hay clientes que gustan de hacer cosas en grupo, pero con una niña me toma totalmente desprevenida.



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Vie Jun 13, 2014 2:12 am

Y dale con la cantinela... ¿Acaso el óxido de sus oidos le impedía escuchar con claridad? ¿O simplemente era estúpido?

-Ya te he dicho-Repitió lentamente, como si le hablase a un niño pequeño corto de entendederas-Que no creo en más deidades que en mí misma-Eso era muy ególatra por su parte, por supuesto, pero Morrigan no se caracterizaba precisamente por haber sido bendecida con el don de la humildad, que había pasado de largo en ella, eclipsado por su maldad-Si, por supuesto que es a vos-Enarcó una ceja, interrogante e irritada, cuestionando la presencia de patanes en vez de sirvientes. Aunque desde luego, el armatoste estaba cumpliendo si objetivo: Entretenerla-¿Acaso hay alguien más?-Se masajeó las sienes.

A pesar de ser una mujer paciente, la falta de resultados hasta ahora empezaban a irritarla y hacerla perder los estribos, pensando que la mareaban a posta para burlarse de ella... El amo del castillo debia ser muy estúpido... O demasiado listo.

Aquello ya había ido demasiado lejos y Morrigan empezaba a encontrar ese juego cansino.

-La palabra es efímera, deberíais saberlo, caballero. ¿Que os ata a cumplir una tarea olvidada en el tiempo? ¿Quien va a enterarse, si vuestra lealtad hacia este lugar pende de un hilo? Vuestro señor no sabrá de vuestra "traición", pues no hay señor al que traicionar...-Y quería apartarlo de su camino ya.

Puede que obtener la respuesta fuese más fácil de lo esperado, cuando el destello de luces creó un efecto interesante... O más bien inexistente. ¿Se estaba enfrentando a una ilusión óptica? Parecía irreal, aunque interactuaba con ella pero... ¿Acaso alguien era capaz de conocer todos los entresijos de la magia? En cualquier caso,  sentía que insultaban su inteligencia. La bruja frunció el ceño, rozando su codo con el brazo derecho bajo su pecho,  mientras que con la mano izquierda se palpaba el mentón en pose pensativa.

-¿Sabéis que? Voy a pasar, y en ningún caso vais a poder impedirmelo-Curvó sus labios con perfidia-Ya me he cansado de vuestros trucos mentales. Cualquier intento de amedrentarme es en vano, pues no pienso dar media vuelta.  Ahora... Si me disculpaís... Tengo prisa por descubrir aquello que ignorais que guardaís-Empezó a caminar, segura de sí misma con la intención de atravesarlo, con la arrogancia propia de su persona. La impaciencia la volvía imprudente, pero Morrigan no toleraría más obstáculos en su camino, mientras se preguntaba que sería lo que encontraría detrás de este, que tipo de conjuros debería afrontar.

Off: He puesto que Morrigan atraviesa la ilusión,  pero como no se que hay al otro lado lo he dejado así.  Se tengo que cambiar algo avisadme Wink.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Mar Jun 17, 2014 2:29 pm

OFF:
tranquila hikari, has entrado en el momento justo en el que esperaba que entrases ... ku ku ku....

 cyclops TRAS LA ILUSIÓN  cyclops 

Morrigan vio como la armadura se esfumaba como si fuera polvo en sus ojos.
Sin duda una ilusión muy real y lograda, pero irreal en todos los sentidos, no obstante... una ilusión no hablaba, ni sabia cosas...

-o .... valla, no solo eres la primera en entrar, sino que ademas a sorteado el "enigma"... ¿fui muy confiado o es que ya no me importa mi causa?

la voz seguía estando hay, y no había aparentemente nadie en la habitación, de hecho solo había un añadido, una especie de placa decorativa en la puerta.
Tenia un extraño símbolo, una cruz templaria y algo escrito en una lengua antigua, probablemente latín, pero demasiado borroso para leerlo.
-por si te lo preguntas, estoy en la puerta... o mas bien, soy la puerta.
obviamente una puerta no podía hacerle daño, pero si retrasar su avance... y no iba bien de tiempo precisamente.
- veamos ... tenemos un dilema, tu quieres pasar, y yo se supone que no debo dejarte... un juramento ya sabes de que va, en cualquier caso, yo no soporto esta existencia.... que me ata a esta placa conmemorativa

Lo que parecía proponerlo sin decirlo es que si lo liberaba de su existencia ella podría pasar... no obstante eso seria hacer algo bueno, y si algo había demostrado la ilusión es que en ese castillo había trampa y cartón... sin duda habría alguna otra forma de entrar o abrir la puerta.

la decisión sobre como actuar era solo de ella.

*********************************************

 bread  COMEDOR

Noligma se vio sorprendido por una voz infantil, por lo que chasqueo los dedos para que las ropas desatadas se ataran y se colocaran en el acto.

-Hikari, ¿ya estas despierta?

- ¡¡Yo también quiero!! Mitad de vainilla, mitad de menta y mitad de chocolate!
dijo la voz inocente de hikari, era extraño encontrar esa inocencia en ella, sobretodo después de lo que había sufrido, de todo cuanto le habían hecho y quitado.
Noligma le sonrió con una sonrisa sincera y amigable
- ¿También metes el gusano en niñas?
Noligma se le congelo la sonrisa simpática que había tenido hasta ahora y cuando hikari tuvo su rostro en su pecho, el la rodeo con la manos izquierda acariciándole el pelo.
Pero en realidad le ocultaba lo que estaba sucediendo.
Con su otra mano cerro el puño y mientras lo hacia del mismo modo se cerro la garganta de la joven rubia.

-jejeje... no hables así, ¿gusanos? que asquito... a hikari le van mas con forma de gato ¿verdad pequeña? ahora te preparo uno tal y como quieres

Cuando hikari finalmente se separo de el, el abrio su mano permitiendo respirar a su "invitada" que naturalmente se puso a respirar forzosamente

-no deberías hacer muchos esfuerzos, se te ve... asfixiada... tranquila te haré tu "gusanito" ... ya me inventare lo sabores.

Noligma se dirigió a una bandeja donde empezaron a surgir una especie de bollos, uno con forma de gato (o parecido) y otro que parecia un churro mal hecho y se dirigió a ambas

-aquí tienes... tu gatito de chocolate, menta y vainilla

luego se volvio a la "invitada" con un gesto sonriente, pero que podria cortar el aire, y su mirada traslucia malicia
-su "gusanito" especialidad de la casa...
se volvió a hikari y dijo
-veras a ella le encanta mi "gusanito" es de sabor curry y salmon... veras como le va a gustar


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Miér Jun 18, 2014 8:01 am

¡De pronto, la mano del sr. Maléficus se cierra en mi cuello! Estiro los brazos para tratar de librarme, sin embargo, su mano es mucho más fuerte de lo que pensaba. Estoy a punto de desesperarme sin aire, cuando él me suelta y me doy vuelta, curvándome y tosiendo.

Cuando vuelvo a mirarlo, mis ojos están muy abiertos y llenos de miedo. ¿Acaso me mataría tan fácil por nada?

- No deberías hacer muchos esfuerzos, se te ve... asfixiada... tranquila te haré tu "gusanito" ... ya me inventaré lo sabores.

Al ver que él está vestido, de inmediato empiezo a abrocharme el vestido, en la duda de si la niña me ha visto o no los senos. Pero lo más raro es el cambio de actitud de él, todo paternal con la niña. ¿Es que acaso la protege ahora para "desposarla" cuando crezca?

O quizás... son parientes. Podría ser su sobrina o su hija... Sin embargo, ¡eso no quita que hace unos instantes casi me estranguló!

- Su "gusanito" especialidad de la casa... -dice y estiro las manos para recibirlo. Lo miro, pero no tengo ganas de comer nada. Se me ha quitado todo el hambre, toda la gratitud. Sólo me queda el frío y los deseos de irme de allí.

- Gracias. -digo educada, sentándome en la mesa, sin embargo, no probo siquiera un bocado.



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Jue Jun 19, 2014 1:03 am

Morrigan entornó los ojos con cansancio, y maldijo en voz alta a todas y cada una de las criaturas que moraban el castillo negro. Empezando por Diaval, por supuesto, aunque este último no viviese allí. Ese amasijo inútil de plumas era una de las principales causas de sus problemas, y de que se viese atorada ahí, en mitad de una encrucijada absurda, ya que fue su escasa información sobre el castillo la que la metió en el atolladero. Si tan sólo hubiese logrado que cantase más... Pero, ¿Cómo le vas a pedir a un cuervo que cante? El condenado sabía guardar bien sus secretos, o bien no era consciente de todo lo que rodeaba a ese antiguo y destartalado bastión. No, por supuesto debía de saberlo todo, pero había callado. Si volvían a verse las caras, Diaval lo lamentaría, y mucho.

Por otro lado también estaba ese condenado mayordomo, pero lo que tenía con el ya era algo más personal. Ese miserable juguete de latón había puesto a prueba su nervio y lo había rebasado Hacía tiempo que Morrigan no se sentía tan frustrada, lo cual sacababa lo peor de su carácter. La había enviado a un callejón sin salida, consciente de que su presencia en el palacio ya había sido declarada intrusión.

La bruja chasqueó la lengua.

-No juegues conmigo-Dijo a la voz invisible, sin ápice alguno de cortesía o buenos modales, sino con brusquedad-Si no soportas tu existencia, ¿Por qué no desapareces y me dejas pasar? El tiempo es oro, y se dice que la fortuna sólo sonríe a los pacientes. Pero empiezo a pensar que esto es sólo una táctica evasiva para tenerme quietecita mientras llegan esos engendros deformes a apresarme-Escupió con desprecio. Por supuesto, no iban a logarlo, pues de una atada los enviaría al inframundo y los traería de vuelta-Te lo diré por última vez-Ella era muy paciente, pero el castillo la había puesto a prueba y poca le quedaba ya-Voy a entrar por las buenas o por las malas.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Hikari. el Sáb Jun 21, 2014 9:51 am

Lo siento mucho.:
Pido disculpas por no haber posteado antes, es que con unas cosas y otras se me había pasado que se había respondido en este post.

*¿Gusanito?* ''Alabado sea tu poca comprensión de la lengua'' *¿A que se refiere con gusanito?* ''A nada querida one-chan'' *Eres cruel y malvada...* ''tu mas y nunca te lo digo'' *Nunca he hecho ningún mal a nadie...* y la conversacional acabo sin mas.

Cuando llega papa y me da mi helado el cual se me cae al no tener modo alguno de sujetarlo -Papi... esto... hay un inconveniete- ''Inconveniente no inconveniete'' *No soy tan lista como tu... así que déjame...* -No tengo manos para agarrar el helado... y se me ha caído...- Digo triste mirando el helado en el suelo con la cara de gatito derritiéndose poco a poco.

Miro a la chica que parecía algo mal y sin pensarlo me acerco a ella preocupada olvidando mi helado -¿T-te encuentras bien?- Digo preocupada y posando mi mano en su cadera para que supiera que estaba allí.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 64
Para más información
Ver perfil de usuario
Huérfana de India

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Sáb Jun 21, 2014 5:57 pm

PUERTA (MORRIGAN)

OFF: (es corto, pero sinceramente es todo lo que puedo decir o hacer, uses el método que uses entras directamente, únicamente la puerta se basa en dejar que el carácter de Morrigan tome forma)

-soy una puerta mi lady... ya sea por las buenas o por las malas... ¿esperáis que yo haga algo? ni que tuviera poderes o algo... solo soy un infeliz unido a una puerta, así que ahorraros las amenazas...no os servirán


COMEDOR (Cenicienta)


Noligma no toleraría que nadie osara dañar a hikari aunque fuera de forma psicológica, y tal vez por eso había sido Excesivamente duro.

pero la vena padrazo de noligma no daría su brazo a torcer, exceptuando cuando hikari le pidió ayuda

-ala!... te lo tengo mil veces dicho... ¡si necesitas algo! ¡ordena la ayuda! ¡no tengo criados para que se pasen el día holgazaneando mientras se te cae la comida... por cierto, tendré que darme prisa con eso por cierto... heee... nada

Noligma entonces se sentó mientras su mente ya dio con una solución, un nuevo giro de dedo y un nuevo gato surgió de la bandeja, podría haber devuelto el bollo anterior en perfecto estado, pero a veces era mejor dejar alguna sobra para las criaturas del castillo.

-mira, Lady Niiiicole?... de Lencra o algo así, va a ayudarte ¿de acuerdo?
noligma la miro malignamente
-ella te ayudara seguro... no le dice NO a nada...


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Cenicienta el Dom Jun 22, 2014 10:03 am

- ¡Oh! -exclamo al ver que el helado se le cae a la niña. Sus brazos sin manos son horribles, contrastando tanto con la delicadeza de la niña, aunque tristemente combinan con el gato deshecho en el piso.

- Papi... esto... hay un inconveniete... No tengo manos para agarrar el helado... y se me ha caído...

- ¡Ala!... te lo tengo mil veces dicho... ¡si necesitas algo! ¡ordena la ayuda! ¡no tengo criados para que se pasen el día holgazaneando mientras se te cae la comida... por cierto, tendré que darme prisa con eso por cierto... heee... nada. -miro desconcertada a la extraña situación que me rodea: el dueño de casa, que instantes atrás iba a tomarme en medio de la cocina se transformó en un padre regalón, pero luego pierde la paciencia gritando y retando a la niña. Sin olvidar su faceta asesina, donde sus dedos seguro dejarán marcas en mi cuello...

-¿T-te encuentras bien? -dice de pronto la niña, y se me hace un nudo en la garganta. ¡La criatura tan desvalida se preocupa por mí! Pero antes que abra la boca, Un nuevo helado surge sobre la bandeja, mientras el sr. Maléficus me da nuevas órdenes:

- Mira, Lady Niiiicole?... de Lencra o algo así, va a ayudarte ¿de acuerdo? Ella te ayudara seguro... no le dice NO a nada...

- ¡Por supuesto que la ayudaré! -exclamo enojada, ya que la ternura de la niña me ha ganado- Soy Nicole de Lancré y os ayudaré. ¿Cómo os llamáis? -digo dirigiéndome a la niña. Empujo mi helado lejos y tomo el nuevo "gatito". Espero que la niña se acomode en la silla antes de darle una cucharada.- ¿Os gusta?

Mientras tanto, nada de Lady Hellberg regresar... ¿Cuánto más tardará? En realidad, ahora que estoy cuidando a esta niña, el desespero por irme ha disminuído, sin embargo, la mirada de hielo con que el sr. Maléficus me observa me impide de estar enteramente a gusto. ¿Me matará una vez que la niña se vaya? No puedo usar la niña como escudo, ya que ella es una criatura inocente, pero vaya que me gustaría...



Picture from Dante, rpg-directory.com
Chibi & Premios:


avatar
Sobre mí
Mensajes : 157
Para más información
Ver perfil de usuario http://gothicprincess.superforo.net/t745-ficha-de-cenicienta-criminal-e-inocente#8807
Aldeana prófuga de la ley

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Lun Jun 23, 2014 3:52 am

Un bufido esquivo brotó de su garganta, mientras la mujer cambiada el peso de una pierna por otra, contemplado con oscura fascinación la puerta que finalmente tenía ante sí. Sentía que había tardado semanas en alcanzar tan ansiado objetivo, escurridizo como el agua entre las manos.

Alargó la mano hacia delante, pero la detuvo antes de que las yemas rozasen las inscripciones del picaporte, retrocediendo un tanto. ¿Podía ser una trampa? Claro, en ese castillo todo era posible.

Quien no arriesga, no gana. Eso lo tenía más que, y ya había aguardado demasiado.

Reanudó su camino, acercando la palma al pomo con determinación férrea, sin volver a vacilar nuevamente. Quería los secretos de Maléfica y quería ese castillo para sí. Con esos pensamientos imbuidos en sus manos, empujó la hoja, primero suavemente y luego con mayor ímpetu. Una rendija de luz escapó del interior mientras seguía haciendo fuerza hacia dentro.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Hikari. el Miér Jun 25, 2014 2:51 am

''Padre esta loco'' *Quizás... pero razón tiene* ''No tiene razón si grita, y le manda a la pobre mujer a trabajar'' *Perol...* ''Ni pelos ni nada... no sabes nada del mundo, y yo lo que sé es todo lo que el mundo oculta, tu lo sabes y lo ignoras'' *¿Que ignoro?* ''Ignoras hasta el significado de One-chan, ignoras lo que significa otosan, ignoras lo importantes, los recuerdos de donde bienes'' *No es cierto...* ''One-chan... si es cierto... desgraciadamente es cierto... y ya no te puedo culpar...'' *¿Porque no me dices que significa cada cosa y me hablas de donde procedo de verdad?* ''Porque te has olvidado de mi, por eso no te lo puedo decir, has de recordar...'' Y finalmente se acabó la conversacional con una lagrima en mi ojo...

Comía algo triste el Helado que me daba la chica -Me llamo Hikari... O eso recuerdo- ''Te llamas Hikari... significa luz, eres la luz de nues...'' iba a decir algo pero de pronto se corrigió '' de tus padres'' *¿Nues?* ''No.... es que me he confundido'' *Me llamo luz...* ''Si... one-chan... te llamas luz... irónico ¿no?'' Me limpie la boca y los ojos con el muñón -Mi nombre es Hikari... y significa luz...- Repetí y termine de decir, hay tantas cosas que se me son ocultadas, por motivos que desconozco -¿Y tu como te llamas?-.

Miraba el suelo cuando de pronto se me ocurrio -Hay una duda que tengo que mi padre no me pudo contestar- Miro a la chica -¿Que significa one-chan y otosan? ¿si lo sabes me lo podrías decir?- Digo preocupada de que fueran cosas malas.


Última edición por Hikari. el Miér Jun 25, 2014 2:53 am, editado 1 vez


avatar
Sobre mí
Mensajes : 64
Para más información
Ver perfil de usuario
Huérfana de India

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Yer Noligma el Miér Jun 25, 2014 3:37 pm

 skull  spellbook CUARTO DE LA VERDAD  crystal baul
 

Finalmente la puerta se abrió ante ti, como si nada... no hubieron mas voces, ni ilusiones o algún tipo de amenaza.
Solo tu y tu destino.... ¿pero que destino era el que vas a descubrir? ¿Que hallarías? solo tu puedes descubrirlo.

a partir de este momento, tu decisión podría decidir lo todo



Ante ella la habitación que no había pisado ningún habitante del castillo se abrió, no obstante resulto ser algo que Morrigan no se esperaba.

Parecía un cuarto normal, pero no era normal, había rastro de magia por doquier, pero a la vez, era particular, simple.

El que viviera allí había dejado pulcra mente la habitación, todo ordenado y colocado, limpio, y meticulosamente colocado.
eso hacia mucho mas fácil el trabajo y a la vez lo complicaba ¿Alguien así dejaría ese cuarto abandonado demasiado tiempo?
Por otro lado no haría falta buscar demasiado

 skull 
-lo primero que te llama la atención es un gran ataúd que se haya en el fondo de la sala, sabes que sin duda hay algún tipo de magia en el, pero no parece magia de sellado.
¿seria prudente echar una ojeada? hay mucha habitación que husmear antes que algo tan tétrico.

  baul  

-Por otro lado, aparte del ataúd, lo siguiente que llama tu atención es un baúl hay magia dentro de el, posiblemente lo que buscaras se hallara en el
... Pero ¿y si estaba cerrado? perderías mucho tiempo en abrirlo, podrías perder un tiempo preciado solo con eso.

 spellbook 

-otro punto importante de tu vista se centra en un escritorio lleno de objetos de todas clases, vasos de formol, objetos raros, pero lo importante eran los cuadernos y libros de investigación que había desperdigados por la mesa, alguien se había entregado a un duro trabajo y había dejado todas sus experiencias gravadas en aquellos libros al alcance de sus ojos habidos de saber.
Pero ...siempre había un "pero", eran varios cuadernos, leerlos lleva su tiempo, y mas importante, nada le decía que fueran importantes para ella o le sirvieran en sus objetivos.

 crystal
 

-Por ultimo y lo que llamaba mas la atención, en medio de la sala se hallaba un pilar, solo llegaba hasta la cintura, la roca era tan antigua como el castillo, pero lo que llamaba la atención era el cristal luminoso que se hallaba en su parte superior, como una esfera de adivinación, dicho objeto despedía gran poder un poder que habías notado desde que pisaste el castillo, aquello parecía ser el corazón del castillo
Pero como todo objeto mágico ¿sabrías hacerlo funcionar? ¿lo dominarías o el te dominaría a ti? ¿realmente tiene el poder que ansias? desde luego no te lo podías llevar estaba hay anclado.



4 eran los caminos que podías escoger 4 senderos que desbocan en diferentes finales, diferentes futuros, diferentes formas de obtener lo que deseas, o no... a lo mejor uno de los 4 te lleva a una muerte segura... o a lo mejor solo uno te da lo que quieres, si no son todos caminos, senderos de la vida.
A lo mejor uno no lleva a ninguna parte y te da tiempo de escoger otro... o no tienes tiempo para nada.

Tu destino te aguarda, escojas lo que escojas... recuerda

En el camino de la oscuridad son devorados los incautos, y si vas a la luz mayor es tu sombra.



COMEDOR


Noligma miro a ambas y le dio una extraña sensación de incomodidad, de extrañeza y añoro que nunca habría creído sentir.

no podía estar en aquella habitación viendo como aquella desconocida mostraba afecto y maternidad, algo que nunca le habían dirigido a el.
Un par de marionetes-guardia se aproximaron sin que tuviera que decir nada y noligma les ordeno
-vigilad las, que no se metan en líos en mi ausencia...

Noligma se volvió a las hembras

-voy a atender un asunto que deje antes a medias, pueden proseguir, volveré en un rato...

Noligma abrio las puertas y las cerro tras de si.

luego se volvio a Penuria que se acercaba con una mala noticia

-nada, no aparece...
-probablemente, esa mujer no signifique nada para ella, no vendra a recogerla...
-entonces que...
-dobla la guardia en mis aposentos y en el tesoros... si quiere llevarse la basura, dejala... no voy a pelear por las migajas...


inclinaos ante mi poder:

YER NOLIGMA


EL MAYORDOMO- STUNKY


PENURIA


EL MAESTRO DE SINFONÍAS


FELURIAN



avatar
Sobre mí
Mensajes : 585
Para más información
Ver perfil de usuario
Heredero de la Montaña Prohibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Morrigan el Vie Jun 27, 2014 10:08 am

Bien, todo sale según lo planeado. O no. Durante un fugaz momento, a Morrigan le entró un ataque de coquetería, antes de atreverse a entrar en la habitación. Ella era una mujer soberbia y engreída, y si finalmente había llegado hasta el final, no se permitiría hacer una entrada vestida con harapos. No le importaba lo más mínimo que dentro hubiese nada o algún armatoste inútil.

-Las damas insinúan, no muestran-Dijo mientras acariciaba con el pulgar la rotura en su escote, guiándolo hacia arriba mientras esta iba desapareciendo, revelando de nuevo una visión menos provocativa que la que había generado el bisturí del mayordomo. Y de nuevo, sus ropas se mostraban impecablemente oscuras. Si bien seguía portando un atuendo menos elegante de lo que estaba acostumbrada, más propio de la sirvienta de una noble adinerada, no se permitiría ir por ahí con el traje roto ni un momento más.

Los pasos hicieron eco cuando el tacón golpeó la piedra del suelo, y Morrigan dio una vuelta sobre si misma para no perderse la panorámica que le ofrecía tan peculiar sala. Demasiadas cosas de interés y muy poco tiempo para recrearse en todas y cada una de ellas, eso lo sabía de sobra.

¿Qué estaría haciendo Cenicienta? Arrugó los labios, pensando que eso no era importante en un momento crucial como aquel. Se las apañaría, no le quedaría más remedio, o se vería obligada a dejarla atrás.

El primer impulso de la bruja fue dirigirse hacia el ataúd, como buena nigromante que era. Sin embargo, el baúl era bastante más llamativo. Se acercó hasta él pero se detuvo, girándose hacia el escritorio.

-Ummm-No estaba segura. La piedra. La piedra era lo más llamativo sin lugar a dudas. Sus ojos de amatista se perdieron en el brillo febril que emitía, y su codicia la empujaba a querer tocarla. Sin embargo, ya había tomado una decisión.

Morrigan dió un par de pasos hacia atrás y se agachó junto al cofre.

-Veamos que escondes-Dijo, al tiempo que se quitaba una horquilla del cabello, dejando caer hacia un lado parte del medio recogido que llevaba, dejando su cabellera completamente suelta, más que antes, e introduciendo el trozo de metal en la cerradura.


avatar
Sobre mí
Mensajes : 171
Para más información
Ver perfil de usuario
Noble de Marshovia y Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificando la doncella al dragón [Cenicienta, Noligma y Hikari]

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.